e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
   
     

 
   Volver Menú Infonautic

2.013

 

 
 
 

     
 

Los tipos de fuegos

 

Intentar apagar un fuego con el extintor o el sistema equivocado, es como intentar cortar un cabo con un cuchillo de plástico. Del todo inútil...

....Estábamos navegando desde la costa peninsular hacia Baleares a bordo de un Yate con Fly de 50 pies cuando uno de los tripulantes bajó a buscar unas cervezas y subió corriendo alarmado para avisar a sus

amigos... "Eh, tenemos un problema, hay mucho humo en el barco" El capitán puso los motores a ralentí y uno de ellos intentó sofocar el incendio. Transcurridos 2 minutos el fuego estaba fuera de control y todos ellos tuvieron que salir de estampida, tras lanzar un rápido "May Day" por la VHF....

Las investigaciones posteriores dieron como resultado que el fuego se originó en el panel de instrumentos por un cortocircuito eléctrico de 12 voltios. A bordo y durante la navegación no hay a donde huir del fuego, las llamas y los humos asfixiantes y en ocasiones muy venenosos. Y por si fuera poco, en un fuego siempre estaremos agobiados por la posibilidad real de que este alcance los tanques de combustible y todo salte por los aires.

El tiempo es crucial en cualquier incendio, y por ello no hay lugar para equivocaciones o dudas. Hay que reaccionar a la primera y sin demora. No hay lugar para indecisiones o confusiones y por ello es importante haber leído y entender lo mejor posible el fuego a bordo (leer en este enlace).

Debemos recordar que los extintores son la última línea defensiva, y que lo importante es la prevención. Para ello debemos ser precavidos y metódicos, manteniendo los sistemas correctamente para cortar de raíz la enorme mayoría de causas que pueden finalizar en un trágico incendio.

 

Clasificar los tipos de fuegos

Cada tipo de fuego requiere un tratamiento diferente. Si el fuego o el humo proviene de una zona donde hay muchos cables eléctricos, debemos actuar en los interruptores de las baterías al instante. Si la causa era un cortocircuito, habremos detenido el causante del problema.

Si viene de la zona del motor, hay que apagar motores y lanzar el extintor por la tobera de incendios pero sin abrir la cámara para no meter más oxigeno. El agua no siempre es la mejor solución. En un fuego clase B, con grasa ardiendo, el agua producirá salpicaduras ardientes por toda la zona lo cual extenderá más el problema. En un fuego eléctrico el agua podría desembocar en electrocución aparte de las quemaduras.

  • Clase A (Sólidos):  Son fuegos originados por combustibles sólidos como son maderas, gomas, cartones, plásticos, o materiales en poliéster.

  • Clase B (Líquidos) : Fuegos en los que arden líquidos de todo tipo, incluyendo grasas, aceites, gasolinas, diesel, petróleos, alcoholes, pinturas, acetonas y disolventes, barnices, o también gases o vapores.

  • Clase C (Eléctricos): También llamados fuegos eléctricos generados por corto circuitos o sobre potencias inadecuadas a las secciones de los cables utilizados. Si hemos podido cortar la corriente, entonces el fuego “C” se convierte casi siempre en un fuego tipo “A”.

 

Los extintores

Los extintores son obligatorios por ley y con las revisiones actualizadas. En muchos casos los cambiamos por otros nuevos pues por poco dinero más compramos nuevos y no tenemos que llevar los antiguos a revisar o retimbrar. En estos casos guarde los antiguos pues en la inmensa mayoría siguen funcionando perfectamente y los puede distribuir por diferentes zonas del barco. Suelo poner uno en el compartimento de las botellas de gas, otro por ejemplo debajo de la mesa de cartas, otro a lado del compartimiento del motor,… Nunca están de más.

En el extintor, y dependiendo de su agente químico utilizado que en muchos casos es simple polvo de bicarbonato sódico, veremos marcado en una pegatina los tipos de fuegos para los que son válidos. Los extintores más normales son de tipo ABC multipropósito y valen para todo tipo de fuego. El polvo que tiran se deposita sobre los materiales ardiendo acumulando una película que evita la combustión, mientras que el gas propelente es CO2 que desplazará al oxigeno en la zona ardiente deteniendo la combustión.

En ocasiones podemos observar un número que precede a las letras del tipo de fuego. Por ejemplo un extintor tipo 10BC es el doble de efectivo que uno marcado como 5BC. O bien un extintos puede estar catalogado como 1A-10BC, indicando que aunque también vale para fuegos sólidos es diez veces más efectivo con fuegos líquidos o eléctricos.

 

El cubo de agua

Y sin embargo el cubo de agua es tan importante como el mejor extintor. En fuegos sólidos, por ejemplo una barbacoa en cubierta descontrolada que ha pegado fuego a la mesa de teka, lo más efectivo será pegar unos baldeos con agua de mar a toda velocidad y en abundancia. Si estamos al aire libre, el gas del extintor no sofocará gran cosa y el polvo será barrido por el viento. Lo mejor.... El agua de mar.

 

 

Bloquear el oxígeno en la sala de máquinas.

“…íbamos por la costa en nuestro 12 metros cuando detectamos un extraño olor que provenía de la zona del motor. El skipper vació un extintor químico por el agujero previsto a tal efecto. Al cabo de unos segundos de espera levantó la escalera pero el denso humo no dejaba ver de donde provenían las llamas. Ahora el humo invadía el salón y demás estancias del barco. Lo malo es que al abrir el compartimiento del motor el fuego se avivó rápidamente y al poco tiempo estaba fuera de control obligándonos a abandonar el barco….”

Si excluimos el 55% de los fuegos que tienen diversos orígenes eléctricos, la inmensa mayoría del restante 45% se producen en la sala de máquinas o el compartimiento del motor en los barcos pequeños. Y es que es allí donde confluyen y están instalados la mayoría de los sistemas susceptibles de dar problemas, estropearse por las vibraciones, recalentarse y acabar en un fuego. Es allí donde están los tubos de escape, donde llegan las líneas de alimentación de combustibles, donde están montados los filtros de combustible, donde están los reguladores de corriente, las bombas de refrigeración….

Airear un fuego es lo mismo que echar gasolina a una fogata. Cualquier fuego solo necesita dos cosas; Un combustible y oxigeno. Por este motivo debemos disparar el extintor por la apertura destinada para ello sin abrir el compartimiento lo cual ventilaría y ofrecería nuevo oxigeno a las llamas. Si el fuego proviene del compartimiento del motor debemos detener el motor inmediatamente, entre otras cosas, porque de esta manera apagamos los ventiladores que airean el compartimiento, lo cual ayudará a ahogar el fuego al interrumpir el suministro de aire fresco. Lo malo es que disparar el extintor “a ciegas” por la abertura sin ver muy bien a donde dirigimos el chorro no resulta demasiado efectivo a efectos de apagar el fuego.

Para este tipo de incendios lo mejor son los extintores de gas inerte que ahogan el fuego al desplazar el oxigeno de la zona de la combustión. Los extintores de polvo dejan todo el sistema inutilizado a diferencia de los de gas inerte con los que una vez apagado el incendio podremos reparar el problema de forma más sencilla.

 

Calcule su seguro (click)

 

    Artículos relacionados:

      - Luchar contra el fuego a bordo

      - Fuego a bordo

      - ¿Cómo contratar un buen Seguro Obligatorio para barcos?

      - Seguros Náuticos

      - Hacer un seguro náutico en tiempos de crisis

      - Trucos para obtener el mejor seguro náutico

      - Calcule su seguro

      - Situación de emergencia

      - Abandonar un barco

      - Llamadas de socorro

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2013   Fondear, S.L.