e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Abandonar el barco

Es lo último que se debe hacer, y salvo un incendio pavoroso que nos devore o una explosión completa de la embarcación, nuestro barco será siempre el sitio más seguro en el que permanecer esperando ayuda, incluso aunque ya esté medio hundido.

Lo básico sobre el abandono de una embarcación, es que no se debe abandonar, salvo en situaciones extremadamente adversas. En la mayoría de los casos es más seguro permanecer en un barco medio hundido que en una pequeña auxiliar. Una embarcación en muy mal estado nos ofrecerá más seguridad pues tendremos ocasión de utilizar todos los pertrechos aunque estuvieran en mal estado, tendremos agua potable en los depósitos, toldos y demás elementos del barco.

Si se trata de un incendio incontrolable o riegos de explosión es preferible largar un cabo lo más largo posible y preferiblemente que flote para alejarse en la auxiliar a la espera de acontecimientos. De esta manera quizás sea posible que pueda regresar a un casco quemado y a pesar de todo más acogedor que una simple balsa inflable. Lleve un cuchillo afilado para poder cortar la retenida en caso necesario. Muchos casos trágicos podrían haberse evitado permaneciendo en el barco en vez de lanzarse asustados a la auxiliar sin tener presente los siguientes pasos a seguir antes del abandono de la embarcación.

El caso más claro de abandono de la embarcación ocurre cuando es evidente que el barco se va a hundir en breves minutos de forma ineludible. Cuando chocamos con algún objeto desconocido y se origina como consecuencia del choque una vía de agua incontrolable que no puede ser contrarrestada por los sistemas de achique, está claro que el barco está condenado al hundimiento. A veces esto se produce en muy pocos minutos. Pero debemos ser conscientes que aunque la vía de agua sea escandalosa en ocasiones es posible contener la aportación principal para ir trabajando luego en reducir el caudal hasta que este sea inferior al agua bombeada por la bombas de achique.

Si la batalla está perdida, intente tranquilizarse y recoja del barco todo lo que considere que puede serle útil en la balsa salvavidas. Si la vía de agua producida es brutal puede que solo disponga de unos pocos minutos antes del hundimiento. En muchas ocasiones los barcos llevan muy a mano la embarcación auxiliar que además de poder ser utilizada como salvavidas, también puede valer como segunda salvavidas amarrada a la balsa de supervivencia.

 

 

Lo que debemos plantearnos antes de saltar a la balsa salvavidas

1) ¿Es ABSOLUTAMENTE necesario abandonar el barco?

  2) Debemos emitir mensajes de socorro y activar la radiobaliza en caso de existir esta. Utilizaremos las bengalas y todos los demás dispositivos para hacernos localizar. Si tiene tiempo busque y coja la caja de bengalas del barco.

  3) Detener al barco antes de lanzar la auxiliar, pues está se alejaría de nuestra amura, o aun estando amarrada haría peligroso y difícil saltar a ella.

  4) En caso de decidir saltar a la balsa salvavidas, debemos coger lo más básico, empezando por la radiobaliza y tomando los avituallamientos necesarios.

  5) Debemos llevar puesto el chaleco salvavidas y toda la ropa de abrigo que podamos ponernos.

  6) Distribuir pastillas contra el mareo. Afirmar todo el material. Achicar y secar el interior de la balsa.

  7) Organizar turnos de guardia, repartir bien los pesos en la basa para evitar un vuelco. Largar el ancla flotante.

 

 

La bolsa de supervivencia

Una pequeña mochila de supervivencia puede llegar a ser nuestro instrumento más útil en caso de abandono del barco. Preferiblemente dentro de una caja estanca. Muchos armadores llevan una bolsa de supervivencia con una serie de elementos muy necesarios en caso de tener que salir de estampida del barco.

- Botiquín de primeros auxilios.

- Ropa de abrigo.

- Cuchillo de bolsillo de acero inoxidable.

- Garrafa de agua.

- Alimentos secos.

- Linterna.

- Radio portátil VHF.

- Cordeles y cabos de diferentes longitudes.

- Material de pesca

 

 

Peligro de hipotermia

El cuerpo humano pierde temperatura por radiación, conducción, evaporación y convección, factores todos que se reúnen de forma notable en la mar y que se acentúan si estamos inmersos en ella, siendo en este caso mayor la pérdida de calor que la capacidad del cuerpo para generarlo, lo cual conduce a una hipotermia y sucesivamente a la pérdida de conciencia y la muerte.

El tiempo de supervivencia de un náufrago varía en función de la ropa que lleve, de la temperatura del agua, de su constitución, de la fatiga, etc, pudiéndose estimar que sin protección y en agua de temperatura entre 15 y 20 grados centígrados, el tiempo de supervivencia está en torno a las 12 horas, bajando a 6 horas si la temperatura del agua estuviera entre 10 y 15 grados.

De ahí intentar permanecer en el agua el menor tiempo posible. Antes de saltar al mar conviene ponerse toda la ropa posible, evitando prendas pesadas ya que estas retardan la pérdida de calor. No nadar sin un propósito concreto, flotar lo más quieto posible para no gastar energía ni calor. Es conveniente formar un grupo con el resto de los supervivientes y usar el silbato que lleva el chaleco salvavidas para facilitar nuestra localización.

En navegación oceánica es muy buena idea llevar un traje de supervivencia que consiste en un traje de neopreno como los utilizados en Buceo. Un traje seco de buceo es el elemento más importante para conseguir sobrevivir en el agua sin peligros de hipotermias.

 

          

   Artículos relacionados:

   - Llamada de socorro

   - Situación de emergencia

   - Vía de agua

   - Fuego a bordo

   - El barco se hunde ¿Qué hacemos?

   - Cuidado con la hipotermia

   - Sobrevivir bebiendo agua de mar

    - Balsas Salvavidas; pagar lo justo

    - Kit de supervivencia; la bolsa o la vida

 


 

 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2013   Fondear, S.L.