e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
    Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Cuidado con la Hipotermia

 

Está claro que si navega por la costa y en verano este asunto no le debe preocupar. Pero en el mar se puede pasar mucho frío. Salir una noche por las costas gallegas y en otras estaciones del año puede ser una experiencia heladora que debe saber afrontar.

Pero no solo en invierno se pasa frío en la mar. Incluso a comienzos del verano es posible pasar mucho frío en cuanto cae la noche.

Ese frío húmedo imposible de quitárselo del cuerpo. Dependerá mucho de la latitud en la que estemos, de las ropas que utilicemos y de la propia constitución física de la persona. No hace falta estar en unas aguas rodeadas de témpanos flotantes para caer en riesgo de hipotermia.

 

 

Antes de la hipotermia viene la destemplanza que conduce a un desagradable estado con el que no apetece hacer nada y es fácil caer en la apatía.

La experiencia puede convertirse en un peligro muy serio en caso de tener que afrontar una tormenta o borrasca en el mar y mal equipado para ella. Con temperaturas bajas y con vientos de 30 ó 40 nudos (temporal) las cosas cambian a peor de forma radical.

 

 

Es sumamente distinto estar a bajas temperaturas, pero con fuertes vientos que además están saturados de humedad y con la casi seguridad de recibir rociones. Al mojarnos nos enfriarán aún más y al soplar viento sobre las ropas mojadas, estas se enfriarán más si cabe.

 

       

Existen muchas ropas técnicas que permiten protegerse del frío. Las ropas llamadas térmicas deben combinarse con pantalones y chaquetas impermeables que corten debidamente el viento, nos protejan del agua pero permitan la transpiración.

 

 

En caso de caída al agua la situación es de extrema peligrosidad y el resultado puede conducir a la muerte en muy pocos minutos si la temperatura del agua es la del mar en invierno (unos 5 grados centígrados). En este caso se disponen de muy pocos minutos (10 ó 15 minutos) para recuperar a la persona antes de que muera por hipotermia, como por ejemplo ocurrió con uno de los miembros de la tripulación del barco ABN2 en la Volvo Ocean Race del 2006. Tardaron pocos minutos en recuperarle, pero no fue posible salvarlo.

 

 

En aguas a 15 grados centígrados una persona normal puede aguantar viva entre una hora y seis horas dependiendo de su constitución. Nadar es peor ya que el cuerpo pierde calor todavía a más velocidad.

Lo mejor es intentar sacar al máximo la cabeza fuera del agua y si estamos con otras personas mantenerse juntas y con el mayor contacto posible. El salvavidas nos ayuda a sacar por flotabilidad el cuerpo fuera del agua además de aislarnos del agua.

 

 

La hipotermia mata tanto o más que el ahogamiento, ya que el agua fría reduce la temperatura del cuerpo 25 veces más rápido que el aire a la misma temperatura. Pero el viento frío también lo hará y a modo de ejemplo podemos decir que el viento a 20 nudos será capaz de enfriarle una decena de grados en un corto periodo de tiempo.                   

Como no podía ser de otra manera la mejor defensa consistirá en llevar unas ropas adecuadas a la situación que nos permitan mantenernos secos en todo momento. Si tiene que trabajar en cubierta con tiempo muy frío quizás deba pensar en llevar alguna prenda de neopreno. Estas deben utilizarse durante un tiempo moderado ya que impiden la transpiración.

 

 

 

Artículos relacionados:

        - Hombre al agua


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2014     Fondear, S.L.