e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

..
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Probar un barco antes de comprarlo

¡Ya lo tenemos claro! Hemos charteado durante varias temporadas, y lo hemos pasado genial. Disfrutamos del mar y de este modo de vida. Hemos decido comprar un barco, y ahora nos surge la gran decisión .…. ¿Cuál de ellos comprar?

La forma en la que cada uno vive el mar es diferente para cada persona y dependerá de nuestro espíritu aventurero, del tiempo que dispongamos, de nuestros conocimientos, o de lo comodones que seamos. Por todo ello hay gente que prefiere el motor, otros la aventura, quizás sólo las salidas diurnas, o bien la vela, el catamarán, disponer del barco simplemente para vivir en él.....

La decisión es importante y por ello debemos afinar mucho y meditar de forma pausada sobre ello. Hay que ir encarrilando el tema, y para ello debemos saber si preferimos la vela a los barcos de motor. Después debemos pensar en el rango de esloras buscado. Aquí manda sobre todo el presupuesto, pero también hay que valorar el número de personas que vamos a vivir en el barco, nuestras ambiciones transmundistas, etc... Por mucho dinero que tengamos si vamos en solitario, no tiene mucho sentido un barco demasiado grande que sólo nos complicará la vida durante las maniobras, cuando quizás un barco más pequeño puede ser más cómodo y fácil de llevar.

Muchos importadores y distribuidores de marcas conocidas, compran embarcaciones y las alquilan por lo que antes de tomar una decisión de compra, lo mejor es probarlos y salir de dudas.

Lo primero que debemos hacer es conseguir el título náutico que nos autorice a navegar. Para una pequeña semirrígida es casi un trámite y bastará con la autorización federativa. (ver "Titulaciones Náuticas"). Pero en grandes barcos a motor y veleros, la cosa cambia bastante, sobre todo con las nuevas normas ministeriales. Hay que estudiar más para sacarse el título de PER, Patrón o Capitán.

Elegir un barco a motor suele ser más fácil que un velero y en muchas ocasiones influye excesivamente el factor estilístico frente a otros tan importantes como son las aptitudes marineras de la embarcación. Decidir la compra de un velero es tarea más delicada ya que entran en juego muchos aspectos claves que influirán en la forma de navegarlo y en nuestra propia seguridad. Y sea cual sea el tipo de barco, yates a motor o velero, también habrán de ser tenidos muy en cuenta aspectos de habitabilidad y distribución interior.


 
Probar cuantos más mejor

Es una clave importante. Cuantos más hayamos probado, más claro tendremos las ideas para decidir lo que más nos convenga.

Y si no puede alquilar el barco durante una semana entera, no pasa nada. Durante un charter de un día o al menos en unas horas de navegación también logrará sacar muchas conclusiones sobre el barco analizado. Durante las primeras horas de navegación podrá saber como se comporta, que tal maniobra, como está de lograda la distribución interior… Aunque naturalmente si puede alquilar un barco durante varios días seguidos, podrá dormir en él y analizar otros aspectos imposibles de conocer a no ser que “viva” el barco durante varios días seguidos.

¿Prefiere un catamarán? 

Al habitar el barco nos daremos cuenta si la cama es suficientemente ancha, o si el camarote no resulta muy estrecho. A veces un sofá de aspecto cómodo que incluso hemos considerado como tal al sentarnos durante una visita en un salón náutico, se revela como insufrible cuando estamos largas horas sentados en él. Al vivir en un barco durante varios días, comprobaremos si por la noche todo es paz y tranquilidad o por el contrario el ventilador de la nevera nos desvela sin solución.

Por todo ello, el charter es más que conveniente, ya que antes de tomar cualquier decisión de compra habremos podido conocer si realmente nos convence el barco, tanto en los aspectos de navegación como de habitabilidad.

¿Su programa de navegación son salidas diarias recorriendo las calas cercanas?

El alquiler permite también navegar en varios modelos y esloras de barcos diferentes y poder comparar entre marcas y entre tipos de barcos. El alquiler representa la mejor manera de probar y comparar los candidatos finales antes de decidirse por la compra. Conseguiremos salir de dudas al evaluar de primera mano como navega, la facilidad de maniobra, o si nos gusta su habitabilidad y como nos sentimos en su disfrute diario.  

El alquiler puede ser de día o por semanas y aunque la gran mayoría de barcos disponibles son veleros, también es posible chartear barcos de motor. En temporada baja o media se consiguen precios muy ventajosos, de modo que es el momento perfecto para alquilar varios modelos diferentes y conseguir formarnos nuestro propio criterio.

 

 

    Artículos relacionados:

   - Alquilar o comprar un barco

   - Inspeccionar el barco para la compra

   - La ventaja de comprar con leasing

   - Comprar un barco nuevo: lo que ha de saber

   - Comprar un barco de ocasión: consejos útiles

   - Documentación en la compra de un barco

   - Gastos en la compra de un barco

   - Impuestos en la compra de un barco

   - Charter FAQs, preguntas frecuentes

   - Leasing español, una alternativa en tiempos de crisis

             - ¿Cómo acertar en la compra de su yate?


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190     info@fondear.com 


© Copyright 2008.    Fondear, S.L.