e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Club Fondear

     
     
     
     
     
     
     
   

2018

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

"Survey" antes de comprar un barco

 

 

Si desea comprar un barco de ocasión es importante conocer el estado de todos sus componentes antes de realizar cualquier pago. Encargar un 'Survey" es la mejor manera.

 

El informe pre-compra es también interesante para quienes quieren vender el barco y garantizar al posible comprador la calidad de su venta.

 

Del resultado del "survey" puede fraguar o no una operación de compraventa, pues un buen informe refleja mucha información que puede resultar importante para conseguir justificar el valor 

pactado o para renegociar la cifra final de compra. No tiene nada que ver hacer una ITB como las exigidas para renovar el certificado de navegabilidad, con realizar un “Survey” detallado que cubra todos los aspectos de la embarcación.

Comprar un barco

Por fin acaba de encontrar el barco que buscaba y se ajusta a su bolsillo. Hemos hecho una oferta supeditada a una inspección que pudiera descubrir defectos ocultos. Para el aficionado sin demasiada experiencia es fácil que un propietario poco serio pueda ocultar un impacto contra el fondo y que puede haber debilitado los pernos, una rotura de casco reparada, o un timón fracturado y reconstruido, como suele ser habitual en barcos de chárter con muchos miles de millas a sus espaldas.

Así mismo, para un armador que quiera vender su barco, un “Survey” también ayuda a ofrecer un producto que ha sido revisado y por tanto dar más valor al barco o asegurar al comprador que el buen estado del barco que presume ofrecer, no lo dice él, sino una empresa independiente. El informe pre-compra permite que la operación de compra-venta sea más transparente y segura para ambas partes.

Desde el lado del comprador está claro. Un “Survey” le da la seguridad de no estar comprando mal y evita sorpresas que pueden tornarse en una ruina. Desde el lado del vendedor, el informe indica a los interesados en comprar el barco, que lo que se dice del barco es cierto y que el vendedor no desea esconder nada al posible comprador.

 

¿Cómo se hace un Survey?

Una revisión de calidad incluye todo un protocolo de toma de datos que hace muy difícil esconder información sobre lo acaecido en el barco, pues cada incidente deja su marca a ojos de un profesional. Los brokers que median en las operaciones de compraventa también aconsejarán realizar un “Survey” de calidad, pues no desean mediar en una operación de compraventa que pueda convertirse posteriormente en un quebradero de cabeza entre un vendedor que ha ocultado un defecto, y un comprador insatisfecho. Un buen broker busca la satisfacción del cliente pues éste se lo podría aconsejar a otros clientes o convertirse en un cliente repetidor cuando decida cambiar de nuevo de barco.

Si usted es el comprador y no media ningún broker, es especialmente importante contactar con un “Surveyor” para conocer el estado del barco en todos los detalles. No se trata de presionar sobre toda la lista de reparaciones a efectuar para conseguir un precio final más bajo, pero sí de conocer realmente todo lo que hay que hacer sobre el barco para que ambas partes pacten un justo precio. En el informe se suelen indicar todos los puntos que son considerados importantes para la seguridad del barco, como puede ser una osmosis, un problema estructural, o de seguridad debido por ejemplo a una jarcia en mal estado, o a unos pasa-cascos o válvulas en mal estado. También encontrará otra lista de recomendaciones que si bien no son importantes, sí son convenientes para mejorar la habitabilidad, la comodidad, o las prestaciones del barco. En este capítulo, el informe puede hacer énfasis en cómo solucionar un problema de olores en el barco, o como conseguir una mejora en la velocidad del barco, o simplemente cómo hacerlo más habitable con un cambio en la iluminación o de la distribución.

 

El Survey y el seguro a todo riesgo

Si acabamos de comprar un barco de segunda mano y queremos asegurarlo a todo riesgo, es normal que muchas compañías, especialmente si estas son serias y solventes, quieran conocer el estado real del barco antes de emitir una póliza de seguro a todo riesgo. En muchos casos, el estar al corriente con la ITB es suficiente, pero en otros un ‘Survey” más detallado y preciso puede ser necesario, especialmente si el barco está abanderado en otros pabellones Europeos que no exigen ITB (Inspección Técnica de Barcos obligatoria a los barcos en Bandera Española).

Los informes pre-compra suelen ser válidos para las compañías de seguros, por ello es conveniente saber si el survey que contrata es adecuado para la compañía aseguradora con la que quiera hacer su póliza a todo riesgo. Si es a terceros, no hay problema y nadie le pedirá nada.

Si en el informe figura una lista de correcciones que en caso de ser importantes por motivos de seguridad, habrán de ser realizadas para conseguir la póliza con la compañía aseguradora.

 

¿En qué consiste?

Un buen survey debe contemplar todos los aspectos del barco, incluidos los relacionados con la seguridad, estado del casco y la cubierta, sistemas de navegación, luces de navegación, contra-incendios, motores, sistemas de alimentación de combustible, sistema eléctrico, equipos electrónicos y de comunicaciones, grado de humedad en el interior, si es velero, todo el sistema de jarcia y maniobras, y explicar el estado de todas las instalaciones a bordo, según aconseja el ABYC (American Boat & Yacht Council).

Cada barco es diferente y el contenido del informe se adecuará a cada estudio. Estos informes suelen ser "no-destructivos", indicando que algunos elementos no pueden ser completamente garantizados pues para ello sería necesario romper algún elemento para poder acceder a una zona oculta, y esto queda excluido del un informe pre-compra (por ejemplo el estado interior de una cámara de flotabilidad).

Si existen razones para sospechar de algún defecto que requiriese trabajos ulteriores, el informa debe indicar que puede ser necesario realizar análisis más detallados, limitándose por tanto el resultado del “Survey”. Por ejemplo con el motor de propulsión, es comprensible que el informe indique si se ha detectado una avería o fallo mecánico, ruidos o rozamientos inadecuados, humos sospechosos o vibraciones fuera del grado de normalidad, pero no sería posible garantizar, pongamos por ejemplo, el estado de una inversora, pues para ello sería necesario que un mecánico especialista la desmontara en su totalidad. En general en una inspección no se realizan trabajos de desmontaje para acceder a zonas del barco ocultas, ni se puede garantizar que un aparato que esté en funcionamiento durante la inspección deje de hacerlo por ejemplo, un mes después de la compra.

La inspección típica puede comenzar por el estado general del barco, para pasar a las sentinas que pueden "hablar" como un libro abierto a un buen profesional con experiencia. Es necesario inspeccionar el barco fuera del agua y realizar una prueba de mar para comprobar muchos datos relativos a la navegación. Generalmente el trabajo de inspección puede durar entre media jornada o un día completo dependiendo de la eslora, aunque en yates de gran eslora el tiempo necesario puede extenderse a varios días de trabajos de inspección, a los cuales hay que sumar luego el trabajo de creación del informe. En yates de esloras importantes y precios altos, el inspector suele solicitar la asistencia de un mecánico de esa marca de motores para asegurar el buen funcionamiento del equipo de propulsión, pues estos sistemas pueden representar una parte importante de la compra. En los veleros, puede ser conveniente en algunos casos, pagar una cantidad extra para que un "rigger" suba al palo y pueda evaluar las poleas y elementos de la jarcia que de otra manera no serían accesibles.


Contenido de un informe

El informe debe incluir diferentes capítulos que traten:

  1. Descripción del barco y de los sistemas instalados organizado en diferentes capítulos.

  2. Las recomendaciones descubiertas organizadas en al menos dos listas o niveles de importancia.

  3. Una conclusión que describa el estado general del barco.

  4. Un estudio de valoración del barco en el Mercado de Ocasión basado en datos comparativos del mercado.

Todo ello le ayudará a saber si el barco que quiere comprar tiene problemas de humedad, deslaminación, vibraciones, etc… Si hay deficiencias que sin lugar a dudas deben descartar la compra, aunque otras muchas otras son subsanables y por tanto objeto de negociación con el vendedor.

El informe indicará si el barco está en buenas condiciones y si es adecuado para el uso que se le pretende dar, pero no indicará si es marinero o no, pues de ello depende en gran medida la tripulación y la preparación de estos, adecuada a cada tipo de navegación a efectuar.

Si somos nosotros los vendedores, antes de contratar el survey debemos preparar el barco para la visita y subsanar los defectos que puedan dar al traste con una venta. Limpiar el barco y dejar todo ordenado y limpio. Es bueno tener una carpeta en donde figuren apuntados todos los mantenimientos que hayamos efectuado sobre el barco. Todas las facturas de equipos sustituidos, mantenimiento, revisiones y arreglos llevados a cabo.

 

 

¿Necesitas un Survey?    (Contacta en el telf: 607 99 90 90)

Te podemos organizar el Survey que necesitas en las mejores condiciones. Si quieres comprar seguro no lo dudes. Además te llevas gratis la cuota de Socio Club Fondear para que puedas equipar lo que necesites en tu barco a precios muy buenos.

Si quieres vender tu barco, el Survey te puede ayudar para garantizar la operación frente a los posibles compradores, y además publicamos tu venta en los diferentes medios profesionales en los que Fondear participa.

Los Surveys que ofrecemos desde Fondear están reconocidos por diversas compañías aseguradoras para que puedas obtener además las mejores condiciones en seguros a todo riesgo, incluso con condiciones Inglesas y en banderas extranjeras que no exijan ITBs.

Tef: 607 99 90 90

 

 

      Artículos relacionados:

           - Inspeccionar el barco para la compra

           - Probar un barco antes de comprarlo

   - Comprar un barco nuevo: lo que ha de saber

   - Comprar un barco de ocasión: consejos útiles

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright   Fondear, S.L.