e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

..
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

¿Alquilar o comprar un barco?

Antes de tomar la decisión de comprar un barco conviene valorar todos los aspectos de la decisión. ¿Vivimos cerca o muy lejos de casa?, ¿Tendremos tiempo libre para disfrutarlo muchos días al año?, ¿Podremos hacernos cargo de los costes de mantenimiento?, ¿Somos enemigos del bricolaje o nos gusta hacer nuestras cositas?, ¿Cuánto cuesta el amarre anual y el seguro?

No pretendemos desanimar a nadie..… Ni mucho menos. Lo importante es tener claro cuales son nuestras preferencias y ser francos con nosotros mismos. Con ello lograremos la decisión más meditada y por posiblemente la más inteligente.

Lo primero que debemos hacer es conseguir el título náutico que nos autorice a navegar con el barco que vamos a comprar o alquilar. Para una pequeña semirrígida es casi un trámite y bastará con la autorización federativa. Pero para los grandes yates la cosa cambia bastante sobre todo con las nuevas normas ministeriales.

El charter es más que conveniente, ya que antes de tomar cualquier decisión es importante haber probado bien para saber si realmente nos gusta navegar. Sería ridículo comprar un barco para descubrir al poco tiempo que esto del mar no es lo nuestro….

El alquiler permite también navegar en varios modelos y esloras de barcos diferentes y poder comparar entre marcas y entre tipos de barcos. El alquiler representa la mejor manera de probar y comparar los candidatos finales antes de decidirse por la compra de uno de ellos. Conseguiremos salir de dudas al evaluar de primera mano como navegan, la facilidad de maniobra, o si nos gusta su habitabilidad y como nos sentimos en su disfrute diario.  

El alquiler puede ser de día o por semanas y aunque la gran mayoría de barcos disponibles son veleros, también es posible chartear barcos de motor. En temporada baja o media se consiguen precios muy ventajosos, de modo que es el momento perfecto para alquilar varios modelos diferentes y conseguir formarnos nuestro propio criterio.

Las ventajas del alquiler son muchas y la primera de ellas es el coste final de nuestra afición. Solo pagaremos en momentos puntuales y si reservamos con mucha antelación conseguiremos mejores precios. Nada de pagar seguros, ni coste de hibernación, ni amarres por todo el año. Se acabaron los disgustos al regresar después del invierno para descubrir que tenemos que comenzar a hacer todo tipo de trabajos y reparaciones para dejar el barco a punto….

Pero todavía mejor es la posibilidad de navegar cada vez en un sitio diferente, conocer distintas costas, otros países, otras culturas. El charter permite navegar en los mejores sitios del mundo y durante todo el año. Durante nuestro invierno podrá escoger costas lejanas en donde encontrará climas tan agradables como los de nuestro verano. Deje el Mediterráneo para los meses de veraneo y si puede escaparse en invierno, alquile en lugares exóticos. Los hay por docenas y se habrá jubilado antes de conocerlos todos.

Salvo en algunas excepciones, los barcos de charter están bien mantenidos y por tanto no tendrá que soportar el tostón de las reparaciones. Además los riesgos de avería son menores gracias a este mantenimiento. En caso de ocurrir lo imprevisible la empresa de charter suele ofrecer un servicio de asistencia para que pueda continuar su viaje con los menores inconvenientes. El charter también es ventajoso para los aficionados sin demasiada experiencia que se sientan más seguros al navegar con un skipper que conozca la zona de navegación, e incluso para los que tienen mucha experiencia, pero desean disfrutar de sus cortas vacaciones sin preocupaciones ni demasiadas responsabilidades, al no conocer los detalles de la navegación costera local.


 
¿Y si a pesar de todo compramos el barco?

Al final, y como ocurre en casi todo en la vida, se trata de un asunto de presupuesto, y un tema también emocional. Salvo si vive cerca de la costa y verdaderamente navega muchos días al año, o cuando estamos planeando hacer un largo viaje y por tanto necesitamos preparar el barco a las necesidades del proyecto, alquilar puede parecer la decisión más lógica...  O quizás no....

Tener el barco propio también ofrece muchas ventajas. Si planteamos la adquisición del barco como la de un pequeño apartamento al que poder viajar con cierta frecuencia para disfrutar de fines de semana o pequeños “puentes”, la cosa cambia totalmente y por tanto puede tener mucho sentido. Máxime cuando este pequeño “apartamento” es itinerante, y nos permite navegar o porqué no, viajar de puerto en puerto por todo el Mediterráneo o por todo el mundo y por tanto poder disfrutar en cualquier costa del mundo! 

Tener un barco en propiedad significa saber que nos está esperando para cuando queramos ir vivirlo y a disfrutarlo. Tener un barco en propiedad permite tenerlo permanentemente equipado según nuestras necesidades, sin que nadie nos las toque, nos fastidie o cambie las cosas.

Tener los armarios llenos con nuestra ropa limpia, nuestros libros de ocio, nuestra música preferida. y nuestros detalles en el dormitorio, la despensa llena y el bar intacto. Significa saber que allí tenemos nuestro refugio y nuestro sitio de escape, lo utilicemos o no, y que cuando vayamos no tenemos porque preocuparnos en si hay que hacer o no la maleta y coger o no bañadores, mudas o libros. Todo lo tendremos siempre en nuestro barco esperando.

El mero hecho de saber que podemos contar con él y en cualquier momento tiene mucha importancia, con independencia de que lo aprovechemos o no. Un salón decorado según nuestros gustos. Una cocina exactamente como esperamos que esta sea. Una despensa siempre preparada con lo que nos guste. Y todo esto puede justificar en muchas ocasiones el que nos planteemos tener nuestro propio barco en el que disfrutar tanto en puerto como en navegación mucho más que con un barco de chárter impersonal y desconocido.  

Si se lo puede permitir, existen cosas mucho más importantes que el mero hecho de ahorrar o gastarse algún dinero, si por ello conseguimos atesorar las mejores experiencias y las vivencias más enriquecedoras,  que al final es lo único que nos queda.  ¿Quién ha dicho que lo mejor sea guiarse según la lógica del menor coste? Al fin y al cabo sólo se vive una vez, de modo que haga usted lo que haga, deberá escoger la opción que le haga más feliz. ¿No le parece lo más importante?

 

 

La lógica de la economía

 

Pongamos un velero de 12 o 14 metros de unos 180.000€ precio nuevo todo incluido. Un amarre anual para este barco puede costar dependiendo de la zona en torno a los 4.000 €/año. Para el seguro y otros pequeños gastos contaremos con unos 3.000€ al año. Supongamos que lo disfrutamos 10 años y que tendrá entonces tenga un valor residual de 120.000€. El coste final por año habrá sido de unos 14.000€ lo cual da para unas cinco semanas de charter…

La lógica es evidente. Salvo que tenga muchas vacaciones para poder irse a navegar, lo más barato es alquilar. No compre ya que la diferencia es aún mayor al inmovilizar un capital  de 180.000€. Ahora bien si plantea la operación como una entrada económica y el pago de una cuota de leasing o renting, el planteamiento fiscal puede cambiar completamente y podrá disfrutar de un barco en propiedad.

Y no olvide que la lógica más aplastante falla estrepitosamente cuando entran en el cómputo valores intangibles como lo son el disfrute de nuestro tiempo, el enriquecimiento de nuestras vivencias....

 

También sería lo más lógico tener el coche utilitario más económico del mercado, o nunca regalar ninguna joya, y jamás salir de veraneo. Es lo más lógico y barato...

 

 

 

 

     Artículos relacionados:

   - Probar un barco antes de comprarlo

   - Tiempos revueltos.... Tiempos de chollos

   - Comprar un barco nuevo: lo que ha de saber

   - Comprar un barco de ocasión: consejos útiles

   - Documentación en la compra de un barco

   - Gastos en la compra de un barco

   - Impuestos en la compra de un barco

   - Charter FAQs, preguntas frecuentes

              - ¿Cómo acertar en la compra de su yate?

   - La ventaja de comprar con leasing

   - Leasing Náutico: tipo fijo o variable

   - Leasing italiano

   - Hipoteca naval

   - Hipoteca naval vs Préstamo naval


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190     info@fondear.com 


© Copyright 2014.    Fondear, S.L.