e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
    Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

El Ancla y la Cadena

 

Una combinación ideal para conseguir fondeos seguros. De todos es sabido que el ancla tiene como función el sujetarnos en donde estemos. Sin embargo, el ancla tiene que estar también diseñada para poderse recoger de forma fácil, lo cual parece una contradicción con su primer objetivo de ‘anclarnos’ en el sitio que estemos.

¿En donde está el truco? Para ello se han diseñado anclas que ejerzan mucha resistencia a ser desplazadas de forma horizontal pero casi ninguna resistencia a la tracción vertical. El objetivo de la cadena es ejercer mucho peso, de tal forma que los tirones del barco se conviertan en el fondo del mar en tirones horizontales, para los cuales el ancla ofrece mucho agarre. El cabo de nylon hace el mismo cometido, pero al pesar mucho menos, sería necesaria mucha más longitud. La solución finalmente empleada es utilizar ambos (cadena+cabo de nylon). En el fondo marino, suele haber rocas que podrían dañar y acabar cortando el nylon, por lo que la cadena se hace todavía más imprescindible.

El ángulo con el que el barco tira del ancla debe ser inferior a los 10º con la horizontal, para que el ancla agarre correctamente (siempre y cuando lo hayamos dimensionado correctamente al tamaño de nuestra embarcación). Tener una suficiente longitud de cadena asegura que la fuerza que intenta desplazarnos, sea por culpa del viento, las olas o las corrientes, se ejerza sobre el ancla de forma plana, haciendo que esta se clave más en el fondo en vez de garrear.

 

De una forma más empírica que matemática, se ha establecido que con 30 nudos de viento, tendremos que filar una longitud de cadena de 4 o 5 veces la profundidad. (con sólo nylon tendríamos que utilizar 10 veces esta longitud).

 

Al utilizar una combinación de cadena y cabo de nylon, este último debido a su flexibilidad nos amortiguará los tirones. Pero no debemos utilizar tampoco grandes longitudes de cabo de nylon, ya que aumentará el espacio de borneo y podríamos golpearnos con otras embarcaciones fondeadas o contra rocas cercanas al lugar de fondeo.

En muchas ocasiones se aconseja llevar una cadena de 2 ó 2,5 veces la eslora de nuestro barco. En el ejemplo anterior deberíamos tener una longitud total del fondeo de unas 7 veces la altura desde el fondo el mar a la roldana.

 

 

Artículos relacionados:

   - Truco: sacar la longitud de cadena adecuada

   - Técnicas de Fondeo

   - Línea de Fondeo

       - Todo sobre el fondeo

   - Fondear con seguridad

   - Las anclas y los fondos

   - Astucia 1: Tomar una boya con 25 nudos de viento


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2007    Fondear, S.L.