e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Club Fondear

     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Navegar por el Caribe... ¿Es seguro?

 

 

¿Qué sitios debemos evitar? ¿Cómo mejorar la seguridad? ¿Dónde es seguro navegar y fondear por la noche?...

No todos los rincones idílicos son el paraíso, y algunos de ellos pueden convertirse en un infierno. Por el contrario, existen destinos con mala prensa que esconden resguardos tan bellos como poco frecuentados y seguros.

Tener una mala experiencia en el Caribe o vivir una situación dramática es poco frecuente… pero ciertamente ocurre, especialmente en los países pobres en los que un barco de recreo fondeado cerca de

un poblado costero puede resultar un reclamo para los malhechores. El Caribe es enorme y comprende muchos países con muchos regímenes políticos y muchas culturas y formas diferentes de existir. Y en algunos de ellos, la vida vale muy poco.

El paraíso caribeño parece sacado de una postal de viajes, con aguas transparentes, playas blancas con cocoteros y un clima espectacular, razones más que suficientes para que miles de barcos europeos o de Norte América, naveguen por sus aguas y hagan florecer una economía local muy dependiente del turismo y los servicios ofrecidos a los viajeros. Y a veces las apariencias engañan. Un lugar idílico de portada de revista de viajes puede esconder un pequeño barco pesquero con gentes locales poco escrupulosas y ávidas de salir de su pobreza como sea. La auto-justificación para llegar a hacer un robo es sencilla…

 

 

Todo ello hace que los incidentes de todo tipo tiendan a ser silenciados y "tapados" por la policía, pues la mala prensa hace flaco favor a este tipo de turismo, especialmente en estos tiempos de internet y conexión global, en los que cualquier noticia corre más rápido que la pólvora, creando una situación de estupor y dimensiones que poco tienen que ver con la realidad. Pero recuerde, como dicen los gallegos "yo no creo en las meigas, pero haberlas, haylas".

Hay que evitar la paranoia, tanto como ser conscientes que existen regiones que encarecidamente conviene evitar, sobre todo porque existen otras tan bonitas como las anteriores, y donde el riesgo de tener una mala experiencia es prácticamente nulo.

 

 

 

Sentido común y buenas praxis para navegar en el Caribe

 

1) Lleve abierta la VHF y si es posible mantenga contacto con otros barcos de recreo por la zona. A veces una llamada efectuada a un supuesto e inexistente barco amigo, que viaja en conserva con nosotros, puede hacer que un ladrón cambie instantáneamente de parecer y desista ante una situación para él aparentemente hostil.

2) No debemos fondear en lugares en los que se hayan reportado riesgos altos de ser asaltados y robados, especialmente si somos el único barco fondeado en la zona. Si el lugar tiene fama de ser peligroso, debemos estar al quite y hacer guardias. Si hay otros barcos  preséntese con la dingui o por la VHF para tenerse mutuamente vigilados.

3) No irradie más información de la que considere estrictamente necesaria, pues no sabes quién puede estar a la escucha en la VHF. No hace falta decir a donde pretendemos ir, o con cuánta gente navegamos a bordo, o si pretendemos bajar a tierra a cenar en una taberna local. Si tiene que pedir un taxi o reservar un restaurante hágalo a su nombre y no revele el nombre de su barco.

4) Si tiene dinero a bordo, escóndalo en diferentes paquetes de los cuales el principal esté mucho más escondido. En caso de ser atracados aflore el pequeño botín con suficiente cantidad para ser creíble.

5) Es buena idea tener más o menos a la vista o poco escondida una cartera "falsa" con algunos pocos dólares, una documentación vieja y unas tarjetas Visas que estén anuladas.

6) Antes del anochecer, cierre el barco con candados y suba la neumática a bordo o a unos pescantes, atada con candado para desanimar a los posibles ladrones. No deje nada en la dingui y guarde el tanque de gasolina en el interior del barco. Para amarrar la dingui, debemos utilizar un par de metros de cadena de inox, de al menos 5 milímetros, o cable inox de sección equivalente. Esto no es exclusivo del Caribe, y es de obligado cumplimiento incluso en Ibiza, en donde este pasado verano han robado embarcaciones auxiliares a "mansalva".

7) Si vas a bajar a tierra, hay que dejar una luz encendida en el salón para que se piensen que hay alguien a bordo.

8) Guarde copia digital de su pasaporte, y papeles del barco, por si se los robaran y así facilitar el lío generado.

9) Instale una alarma de robo a bordo. Si esta llama por radio o al móvil en caso de incidencia, se sentirá más tranquilo.

10) Si baja a tierra a un cibercafé, para por ejemplo hacer alguna transacción económica, al acabar no olvide salir de la web haciendo “LogOut”, y acceda al menú de "Historial" y borre las páginas que ha visitado.

11) Consulte este enlace en donde puede conocer de primera mano los casos más sonados sobre robos o piratería reportados http://www.noonsite.com/General/Piracy

 

 

Evitar los lugares más peligrosos

Empecemos por el resumen final; La conclusión a la que llegaremos más adelante es que la mayor parte del Caribe es relativamente segura para navegar, pero si visita Venezuela, la costa de Guatemala y Honduras, St Lucia, St Vincent, Granada y el paso de Trinidad o Haiti, debemos tomar medidas de seguridad adicionales.

Como en todas partes, el sentido común es fundamental. Debemos tomar medidas prudentes que nos reduzcan la inmensa mayoría de los riesgos. El primero de ellos es evitar las costas más peligrosas como el litoral de Venezuela en donde los ladrones y bandidos campan a sus anchas, especialmente durante la noche.

Granada y el noreste de Tobago así como la isla de Trinidad son frecuentadas por narcotraficantes. La costa de Nicaragua y algunas zonas de Honduras son también peligrosas y existen casos de piratería en los que pueden aparecer en piraguas o pequeñas barcas de pesca con muy malas intenciones.

En muchos casos los asaltantes son simples ladrones y por ello llevar un spray de pimienta, o tener un potente foco cerca de la cama puede ser efectivo junto con unos buenos alaridos o bocina de niebla, en caso de ser abordados por la noche para robar.

Las armas de fuego son mala idea y pueden volverse en nuestra contra pues si el atacante es verdaderamente asesino, probablemente esté mejor preparado que nosotros para matar. Nosotros no estamos acostumbrados a disparar y menos a matar. Siempre será mejor dejarse robar, negociar o tratar de minimizar las perdidas a desatar las iras de un asesino que frente a otra arma de fuego no dudaría en disparar a matar. Así le ocurrió en el delta del Amazonas al famoso navegante Sir Peter Blake que sacó su arma de fuego para enfrentarse a unos chicos jóvenes malhechores que abordaron su velero para robar...

 

Entender las cifras de peligrosidad

En 2014, un navegante británico fue asesinado en Santa Lucía. ¿Deberíamos tener en cuenta este horrible incidente para dejar de visitar Santa Lucía? Pues NO. Lo suyo es hilar un poco más fino y buscar datos que nos permitan definir el riesgo, que además debe ser ponderado a los kilómetros de costa de cada país. Y una vez analizado estos datos, es importante evitar los lugares más conflictivos y tomar las medidas explicadas.

Algunas estadísticas de siniestros consideran como tal todos los incidentes, y lo que realmente nos interesa son los casos de extremada violencia y homicidio. Si a uno le roban la neumática en Cabo Verde, camino del Caribe o le quitan las escotas en una isla del Caribe, pues no deja de ser simplemente algo molesto y nada más. Ocurre también a diario en Baleares.

 

 

Caribbean Safety and Security Net

Lo mejor en todos los casos, es hacernos nuestra propia composición de lugar una vez analizados los datos y comentado estos importantes temas con otros navegante. Para ello podemos conectar con Webs específicas sobre seguridad en el Caribe como en “Caribbean Safety and Security Net”, https://safetyandsecuritynet.org/, en donde podemos conocer el estado real de peligrosidad de cada rincón del Caribe y en tiempo real. No deje de visitarlo. Vale su peso en oro especialmente la sección de noticias e informes “News & Reports”. También es extremadamente interesante la web Noonsite como ya hemos comentado en párrafos anteriores.

 

 

En la sección de incidentes recientes, podremos hacernos una idea de a dónde NO ir. En la sección de informes anuales es posible conocer información detallada y ver sobre un mapa de Google que se puede ampliar y desplazar, todos y cada uno de los casos reportados, lo cual nos dará una idea actualizada y precisa de donde debemos navegar muy atentos. En la sección de informes por islas, veremos tablas que indican la realidad de cada lugar describiendo para cada incidente sus detalles y el tipo de hecho acaecido. No deje de consultar la Caribbean Safety Security Net, y lea con atención otro informe que adjuntamos en este enlace; Caribbean Security Index el cual es de obligada lectura para terminar de hacerse una idea de la seguridad en el Caribe y navegar con pleno conocimiento y mayor seguridad.

 

 

 

 

   Artículos relacionados:

- Navegar por las Antillas Menores

- Navegar por el Caribe

- Disfruta de una semana a vela por el Caribe

- Piratas; la cruda realidad

- El peligro no viene de alta mar

- Prepararse para dar la vuelta al mundo

- Preparar el barco para largos cruceros

- Kyo; el viaje

      - Serie "Cruzar el Atlántico"

- Serie "Vela y Aventura"; viajar por el mundo

 

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright    Fondear, S.L.