e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Club Fondear

     
     
     
     

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Disfruta una semana a vela por el Caribe

 

 

Ya toca recoger velas e hibernar el barco para pasar el invierno. Es el momento de preparar un viaje por otros destinos y latitudes.

Ya finaliza la temporada de huracanes que tanto a desolado esta región y deja paso a un mar apacible y unos destinos fabulosos para continuar la navegación de este verano. Bienvenidos al Caribe.

Existen muchas planes diferentes para navegar en estas aguas, desde las pequeñas Granadinas al sur del arco de las Antillas hasta las islas Vírgenes que dan paso a República Dominicana y Cuba haciendo paradas en las Caicos y otras islas cercanas.

Cada una tiene su propio carácter, con distintas costas y sus paisajes muy diferentes,. Países diferentes con culturas distintas que ofrecen un sabor único para cada lugar, a pesar de encontrarse a veces muy cerca y pocas millas de navegación entre sí.

 

El Caribe Francés y su influencia

Martinica y Guadalupe son las dos islas más importantes de los territorios de ultramar en el Caribe Francés, y en ellas se mezclan costumbre francesas y criollas. Desde Martinica te ofrecemos embarcar una semana completa para recorrer San Vicente, o las pequeñas y numerosas Granadinas, o quizás prefieras elegir costear por Martinica y Santa Lucía para descubrir playas de arena blanca, arrecifes espectaculares, selvas que alcanzan hasta la misma playa con desfiladeros y manantiales termales. Las posibilidades son muy variadas y en cada lugar descubrimos playas de aguas cristalinas y mucha tranquilidad, aunque al atardecer podemos bajar a la orilla para cenar en uno de los muchos restaurantes y animados chiringuitos.

Al ser territorio Francés es muy fácil volar desde Paris por precios económicos. Volar hasta Paris es conómico si buscamos con tiempo, por unas decenas de euros, y por poco más de 1000 € podemos disfrutar una semana de navegación en velero en plaza a plaza.

Martinica es la tercera isla más grande de las Antillas Menores después de Trinidad y Guadalupe. De origen volcánico, su punto más alto es el volcán Mont Pelée de 1.397 metros de altura, que en su última erupción en 1.902 destruyó Saint-Pierre en dos minutos.

Para navegar por Martinica hay que saber que la costa Atlántica de barlovento es algo complicada ya que está formada por someros arrecifes de coral, cayos, y acantilados que a veces encañonan fuertes rachas de viento. Mucho mejor disfrutar la tranquilidad de sus costas de sotavento protegida del viento por la propia orografía de la isla. Esta costa desciende abruptamente bajo el mar evitando peligros someros e impidiendo el crecimiento de corales.

La mayoría de la población es de ascendencia africana o mestiza con franceses, libaneses, chinos o amerindia. Los blancos sólo representan un 5% de la población. Aunque su idioma oficial es el francés, el uso del criollo, basado en el francés caribeño y africano con elementos ingleses, españoles y portugueses, es predominante entre sus gentes. En su cultura y arte está muy mezclado las influencias francesas y caribeñas, un ejemplo es la música Zouk. Influencias que también disfrutamos en su cocina a la cuál se añade elementos tradicionales africanos.

 

Regálate una semana en el Caribe  (Desde 867 €+iva  Caribe 2018)

Puedes navegar con nosotros plaza a plaza alquilando un camarote, o alquilando el barco completo pilotado por un experto capitán Español, durante toda la temporada de Caribe desde Diciembre hasta Abril.

La aventura comienza en Martinica y cada semana ofrece un recorrido diferente.  Desde 867 €+iva puedes embarcarte una semana en un Oceanis 46 preparado para la navegación oceánica y equipado con todo lo que puedes necesitar para descubrir y disfrutar las Antillas menores.  

Reserva sin demora pues la temporada comienza pronto y las estancias son limitadas. Llámanos al 607 999 090 para conocer toda la información.

 

La mayoría de sus playas en Martinica son de arena blanca, pero en el norte encontraremos playas de arena gris y negra creadas por la ceniza volcánica del monte Mont Pelée, como por ejemplo la de Anse Ceron y Anse des Gallets.

A sólo 3 ó 4 horas de navegación desde Martinica llegaremos a la isla de Dominica, un estado independiente que ofrece una vegetación selvática y exuberante por la que se le conoce como la "Isla de la Naturaleza del Caribe". En su interior descubriremos aguas termales y ríos de aguas templadas debido a la actividad volcánica subterránea. Sus frondosos bosque están protegidos en varios Parques Naturales algunos de los cuales han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sus selvas tropicales albergan plantas exóticas así como animales y curiosas especies de aves como el conocido Loro de Sisserou que sólo encontraremos en estas tierras. En sus costas el mar cambia de color en pocos metros desde un azul profundo a una rica gama de tonos esmeradas y turquesas que invitan a fondear para descansar y disfrutar del entorno.

Las dos principales islas de Guadalupe son Basse Terre al oeste, y Grande Terre en el Este, separadas por un estrecho canal unido por un puente. Tanto sus habitantes como su cultura comparten raíces con Martinica, y actualmente gozan de un marcado crecimiento económico.

Un poco más al norte en Guadalupe encontramos otro interesante destino formado por un grupo de islas más pequeñas; Marie Galante, La Desirade y Las Santas, en las que encontraremos además de playas excepcionales bañadas por aguas turquesas, varias lagunas interiores que bien merecen una visita. En Fort Napoleón existen muchos animados restaurantes que ofrecen una excelente cocina tropical.

Santa Lucia al sur de Martinica es también otro estado independiente de las Antillas menores con algunas montañas de casi 1.000 metros de altura que caen a pico sobre el mar del Caribe, y donde podemos encontrar buenos fondeaderos para descansar durante el avance hacia las Granadinas.

 

Las Granadinas.

La siguiente isla a rumbo Sur es San Vicente, también es un Estado independiente desde 1.979, aunque como fue colonia inglesa, en ella tendremos que hablar o bien en inglés o en su propio dialecto criollo. Toda la isla es un paraíso en donde descansar y disfrutar rodeados de sobrecogedores entornos naturales.

Cómo muchas otras islas del Caribe tiene un origen volcánico. De hecho La Soufriere, su volcán más grande es el pico más alto del país y aún continua en actividad por lo que podría dar un susto imprevisto. La isla es muy montañosa con bosques frondosos además de ofrecer playas preciosas en la que destaca su arena negra.

Una de sus playas más famosas es la de Wallilabou. La bahía de Wallilabou está situada en la costa noroeste, su arena es negra como el azabache y posee un pequeño muelle con amarres protegidos así como una oficina de aduanas para formalizar el acceso al país, aunque sólo abre a las 5 de la tarde durante una hora. La bahía es un fondeadero protegido por lo que podrá bajar a tierra a tomar algo en el pequeño hotel. Pero su fama proviene de ser el escenario de películas como "Piratas del Caribe", que aprovechó este bonito paraje para rodar varias escenas y todavía podemos ver algunos vestigios de todo ello.

Desde San Vicente accedemos a un númeroso grupo de pequeñas islas que podemos visitar en una misma jornada pues están separadas por solo una corta navegación. Bequia es una de ellas y ofrece todo el sabor caribeño de antaño. Sus pescadores siguen tirando el arpón a la antigua usanza. Es uno de los pocos países que tienen permitido la caza de 3 ballenas jorobadas por año utilizando los métodos tradicionales, es decir, arpones de mano lanzados desde veleros pequeños.

La historia de las Granadinas se remonta a su descubrimiento por los Españoles en el siglo XV, cuando fueron bautizadas como las islas de "Los Pájaros" ya que sus islotes esparcidos en las aguas poco profundas recordaban a bandadas de aves en vuelo. Fue en el siglo XVII cuando los piratas las renombraron con el nombre de las Granadinas siendo el escondite ideal de corsarios ingleses.

Abundan también los islotes e islas de pequeñas dimensiones entre los cuales aparecen pequeñas bahías perfectas para fondear y dsifrutar una noche estrellada a resguardo de los alisios. Un refugio perfecto en donde disfrutar  a la mañana siguiente de una inmersión submarina, que nos descubrirá arrecifes plagados de vida tropical.

Mustique es una de ellas con apenas 6 kilómetros de longitud. Es una isla privada que pertenece a una compañía hotelera, y tras hacer el recorrido de sus costas podremos fondear en Britannia Bay.

Las playas de la isla de Canouan ofrecen algunas de las arenas más blancas de todo el Caribe, lo cual no ha pasado desapercibido a empresarios hoteleros que han construido en sus costas lujosas cabañas a los pies de los arrecifes coralinos que se mimetizan bien con el paisaje. Los fondos coralinos se extiende sobre todo por el lado atlántico de la isla, siendo también un buen encalve para hacer algunas inmersiones.

La isla Mayreau está intacta y su costa virgen libre de cualquier construcción hotelera. Tras encontrar un buen fondeo es agradable bajar a tierra y recorrer el interior, caminando hasta su única pequeña aldea en donde habitan 300 vecinos que saborean la vida al son del reggae y del ron de caña.

La isla es sólo accesible por barco, posee luz eléctrica desde sólo 2.002 gracias un generador situado en Saline Bay, un estanque de sal que antiguamente generada sal para su exportación. Los navegantes de la zona aprovechan la bahía de Saltwhistle para fondear y bajar a la playa en la que podremos organizar una cena bajo las palmeras.

Granada es una país independiente compuesto por la isla de Granada y seis pequeñas islas de menor tamaño. Se la conoce como la "Islas de las Especias" debido a su producción de nuez moscada y macis, siendo uno de los mayores exportadores del mundo. Fue habitada por los Arawaks indígenas y aunque Cristóbal Colón la avistó en su tercer viaje y se consideraba propiedad de España, no hay registros de que los españoles se establecieran en ella. Los europeos intentaron colonizarla en varias ocasiones, pero no lo consiguieron hasta 1.650 a manos de los franceses para pasar posteriormente a ser colonia inglesa en 1.763 en cuyas manos siguió, excepto desde 1.779 a 1.783 que volvió a manos francesas, hasta que finalmente en 1.974 consiguió su independencia.

Un aspecto importante de la cultura granadina es su tradición a la hora de contar historias, donde encontramos influencias africanas y francesas, siendo muy conocidos los personajes; Anancy, La Diablessa y Ligaroo.

Más al sur queda Tobago y sus cayos deshabitados, con unos paisajes espléndidos y playas infinitas en donde anidan las tortugas verdes, y con arrecifes llenos de vida colorida bañados por aguas tan transparentes como el cristal que invitan a zambullirse con una botella de buceo. También es posible visitar Mopión, Pequeña Martinica, la Unión, y algunas más antes de llegar a Trinidad ya pegada a las costas de Venezuela.

 

Las islas Vírgenes

Haciendo rumbo norte hacia las Islas vírgenes recorreremos también Montserrat; uno de los territorios británicos de ultramar, una pequeña islas de 16 km de largo apodada la "Isla Esmeralda del Caribe" tanto por la ascendencia irlandesa de sus habitantes como por el parecido de su costa con la costa irlandesa.

Antigua y Barbuda son un estado soberano desde 1.981 miembro de la Commonwealth y una serie de pequeñas islas más pequeñas, con gran influencia británica. Se las conoce como "Tierra de 365 playas" debido a las numerosas playas.

San isla de San Bartolomé votó en 2002 su secesión para formar parte de las colonias francesas de ultramar como lo son Martinica, Guadalupe y San Martin. San Bartolomé es una bella isla volcánica rodeada de arrecifes someros, y costa obligada rumbo hacia San Martín.

La castigada isla de San Martín durante el pasado huracán Irma, está compartida desde el año 1.648 por Francia y Holanda y aunque en territorio es algo más grande en el lado francés, son muy semejantes en cuando a su población. La parte Holandesa es muy famosa por su vida nocturna y sus casinos, mientras que la parte francesa destaca por sus playas nudistas, sus alegres mercadillos al aire libre y su excelente cocina.

Entre San Martin y Anguila descubriremos otros islotes, ideales para pasar el día o fondear en solitario si lo que buscamos es tranquilidad y alejarnos del ajetreo y animación caribeña. Quienes busquen más ambiente y animación podrán tirar el ancla en Shoal Bay o Little Bay en donde abundan los bares y es posible escuchar música caribeña en directo.

Anguila es territorio británico convertido en un paraíso fiscal, en el que no existe ningún impuestos salvo el 3% del "Importe Provisional de Estabilización" como impuesto sobre la renta introducido en 2.011. Se la conoce como "La capital gastronómica del Caribe", pues su variada cocina tiene influencias  Caribeñas, africanas, españolas, francesas e inglesas.

Las Islas Vírgenes están divididas entre las Islas Vírgenes británicas y las Islas Vírgenes americanas, aunque antiguamente también se incluían las llamadas Islas Vírgenes españolas formada por Puerto Rico, Culebra y Vieques, así como otros pequeños islotes asociados. Las Islas Vírgenes conforman un extenso territorio al Noroeste del arco de las Antillas, antiguamente plagado por piratas ingleses y que hoy ofrecen toda la seguridad a pesar de estar muchas de ellas completamente deshabitadas.

La parte británica está formada por aproximadamente 60 islas, siendo la isla principal Tortola en cuya capital encontramos un interesante jardín botánico. Desde allí una corta navegación nos conduce a Virgin gorda, con estanques de sal que fueron explotados hasta fechas recientes, o en sus formaciones graníticas del sur que crean un paisaje único horadado por grutas y pasadizos por descubrir. La isla de Anegada ha formado unos de los arrecifes de coral más bellos del Caribe que se solapan con playas de arena blanca y pequeñas bahías en las que encontrar refugio para pasar la noche.

La parte estadounidense está formada por las islas de Santa Cruz, San Juan y Santo Tomás, además de numerosas islas menores, estando su capital en la isla de Santo Tomás. Estas islas formaban parte de las Indias Occidentales Danesas y fueron vendidas a Estados Unidos en 1.916, se consideran un territorio organizado pero no incorporado a Estados Unidos.

 

 

   Artículos relacionados:

- Navegar por las Antillas Menores

- Navegar por el Caribe

- Cruzar el Atlántico; cuándo y cómo

- Los alisios

- Vela y Aventura; llegar a puerto extranjero

- Luces de bocana; cuidado con los puertos extranjeros

- ¿Es su barco realmente oceánico?

- Como afrontar la navegación oceánica

- Prepararse para dar la vuelta al mundo

- Preparar el barco para largos cruceros

- Kyo; el viaje

      - Serie "Cruzar el Atlántico"

- Serie "Vela y Aventura"; viajar por el mundo

 

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright    Fondear, S.L.