e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

"Cruzar el Atlántico" - Navegar por el Caribe

 

 

 

El Caribe representa el mejor aliciente para cruzar el Atlántico. Las islas de las Antillas se encuentran en las latitudes tropicales en plena zona de vientos alisios, lo que las convierte en una de las mejores regiones del mundo para disfrutar de la navegación a vela.

El famoso Mar Caribe descubierto para los europeos por Cristóbal Colón, aunque ya de muy lejos habitadas por otros pueblos, baña infinidad de islas con nombres que evocan inmediatamente el buen tiempo, playas exóticas, aguas turquesas, ritmo caribeño y todos los placeres para los sentidos.

La mayoría de sus gentes son descendientes de antiguos esclavos traídos de África

durante los siglos 17 y 18, para trabajar en las plantaciones de caña azucarera. Navegar por el caribe es un delicia especialmente si nos desplazamos en un velero.

 

 

Los vientos alisios

 

Las condiciones de viento predominantes en todo el arco de las Antillas proviene de la presencia durante gran parte del año de los vientos Alisios. Los famosos “Trade Winds” están en el origen de la climatología caribeña. Durante los meses de Diciembre, Enero, Febrero, Marzo y Abril, estos alisios son muy constantes y predecibles tanto en su dirección del Este, o Nord-Este, como en su intensidad en torno a unos cómodos 15 a 20 nudos. Pero en ocasiones podremos encontrarnos con repentinos y violentos vendavales, que a menudo pero no siempre, se muestran indicados por el rápido avance de una franja de nubes de color gris rosado en el horizonte. En algunas islas también podremos sorprendernos por fuertes vientos procedentes de otras direcciones como consecuencia de la canalización debida a la orografía local de la costa. Aunque poco usual, algunas temporadas invernales los alisios pueden casi desaparecer del todo, aunque lo más típico es que estos permanezcan constantes durante la temporada, siendo algo más fuertes durante le época de navidad desde finales de Diciembre a mediados de Enero.

Durante los meses de Abril, Mayo y Junio los alisios se muestran más erráticos e impredecibles, siendo típicas las encalmadas del mes de Mayo en las antillas del norte, y con oscilaciones en su dirección desde el Nord-Este hasta el Sud-Este.

A partir de Julio comienza la temporada de huracanes que debemos evitar, pues con cada vez mayor frecuencia hacen peligrosa la navegación por esta zona del planeta.

Al navegar a vela por el Caribe debemos tener presente que las islas más grandes llegan a detener totalmente los vientos alisios, y por tanto la costa sotaventada de las islas más alta y mayores como Granada o Guadalupe puede encontrarse con frecuencia en casi completa calma chicha. Debemos tener presente este dato para poder progresar a vela en determinadas zonas que han ser navegadas por la costa del Este. Naturalmente si queremos estar tranquilos y protegidos o hacer una cómoda navegación a motor, buscaremos las derrotas por las costas que quedan a sotaventadas al Oeste. A veces resulta impresionante como nada más abandonar la protección de la costa, el mar cambia radicalmente de aspecto y a los pocos metros las aguas pasan de ser remansadas a ofrecer un mar agitado y muy picado, lo cual debemos tener presente especialmente si navegamos por la noche pues no podremos advertir el cambio.

 

La navegación en el Caribe

Además de los vientos debemos tener presente las corrientes que en ocasiones pueden mostrarse intensa cuando se encajonan entre el canal formado por dos islas. Esta corriente puede verse reforzada o anulada por las corrientes de marea.

Prácticamente todas las islas se encuentran, por su cercanía, a la vista las unas de las otras, exceptuando a Barbados que se encuentra a unas 70 millas náuticas de su más próxima, Santa Lucía. Por ello es fácil orientarse y navegar haciendo pequeños saltos de isla en isla. Hay que tener muy presente que las luces y colores verdes y rojos de las bocanas de entrada a los puertos así como boyas de señalización de canales están balizadas al contrario de cómo estamos acostumbrados a verlos en los puertos Europeos. Debemos seguir la norma de “red right returning”  (Ver artículo) o lo que es lo mismo al entrar en un puerto la luz a nuestro estribor será la roja.

Lo más seguro es no navegar por la noche y menos pretender entrar en puerto desconocido. Existen infinitud de palangres y artes de pesca sin ningún tipo de iluminación y casi siempre pobremente señalizados mediante alguna botella de plástico vacía o un pedazo de corcho blanco. Y lo mismo ocurrirá con los pequeños barcos pesqueros locales, pues por la noche muchos de ellos carecen de ninguna luz o están francamente mal señalizados.

"Truko - Fondear":  Los peligros de Venezuela

Una Zona que francamente desaconsejo, y aún más ahora, es el caribe Venezolano, lo cual es una pena pues Kumana es algo digno de ver, así como Morrocoi, pero debido a que puede llegar a ser difícil salir vivo, es mejor recomendar los Roques y la Tortuga, que están muy alejadas de la costa del continente y por tanto no hay ningún problema de que te atraquen.

 

 

Fondear en el Caribe

Lo suyo es buscar las costas sotaventadas y protegidas de los vientos alisios. Aunque con ello no generemos amperios en el eólico, podremos descansar en aguas remansadas y muy cómodas. Como siempre además de lo que dicta el sentido común, observe lo que hacen los demás yates. La mayoría no se equivoca. Así comprobará como a veces alguna costa de sotavento no es a pesar de todo la mejor debido a posibles geografías costeras locales que puedan hacer más irregular el viento.  

Existen bastantes sitios de fondeo que son elegidos al localizar una buena profundidad y situación frente a la costa y a la cercanía de zonas habitadas y que no son tan buenos refugios frente a los vientos. En estos casos debe ser usted quien evalúe y considere lo mejor en cada circunstancia.

 

Papeleos y formalidades

Como siempre, antes de arribar a un nuevo puerto o costa, lo suyo es estudiar las cartas y el chartplotter para hacerse una idea de lo que vamos a encontrar. En los derroteros encontraremos además información sobre las particularidades formales de cada estado. Debemos llevar un buen montón de banderas de cortesía para cada lugar y hay que saber cual es el puerto al que debemos arribar para hacer la entrada al país. En algunas islas sólo hay un puerto en el que se pueden hacer todas las formalidades, y las más grandes tienen varios.

Al entrar en un nuevo país nos pedirán con seguridad el despacho de salida del último puerto del que partimos, y sin el cual es probable que no nos dejen entrar. Además debemos llevar los papeles del barco, incluido el seguro y los pasaportes de todos la tripulación con visados de llegada si fueran necesarias para el país. Como en muchas ocasiones hay que rellenar papeles por triplicado, llevar una hojas de carboncillo de papel de calco nos ahorrará un poco de tiempo.

"Truko - Fondear":  Las Banderas de cortesía

Ojo con las banderas de cortesía, pues en ocasiones son difíciles de conseguir en el país de origen, sobre todo si atravesamos Brasil, Venezuela, Trinidad y Tobago, Surinan, Guyana Francesa, es literalmente imposible conseguirlas, y si las consigues... ¡Te Clavan!

Unido a esto te ponen muchos problemas si no la llevas. La solución es comprarlas en España antes de salir pues salen baratas y te quitas el problema de la cabeza.

 

Al entrar a un nuevo puerto debemos llevar la bandera “Q” y la bandera de cortesía del país al que arribemos. Una vez fondeados o amarrados, sólo el capital debe bajar a tierra para hacer el papeleo. Para despachar con las autoridades lo mejor es ir vestido correctamente y tratar de forma educada y cordial a los mandos con quienes tengamos que tratar. Ir en bañador, con pinta de pasota y aires de superioridad es garantía de problemas.

Si llegara de noche o de madrugada, lo mejor es hacer un poco de tiempo hasta que sea la primera hora de la mañana, o incluso planificar la llegada de forma más lenta para que lleguemos por la mañana. Por la noche las oficinas están cerradas, y además de hacernos esperar a la mañana es posible que nos cobren sobretasas por nocturnidad.

En casi todas partes aceptan Dólares USA y Euros. Si le falta algún requisito y se ve en problemas, no intente “regalar” algún dinero a modo de mordida, ya que el remedio podría convertirse en algo peor que la enfermedad, y dependiendo del oficial con el que tope esto podría acarrearle serios problemas. Lo mejor es ser atento, simpático, comprensivo.

Por descontado no debe viajar con armas de fuego que tendría que declarar a la policía de cada puerto para ser confiscadas y posteriormente devueltas tras muchos líos y pagos. Si quiere llevar un arma “legal” que no da problemas con las autoridades, lo suyo es conseguir una pistola de señales que lleva unos cartuchos como postas y que puestos a ser utilizada como arma de defensa puede llegar a ser muy peligrosa para el que reciba un petardazo de señalización…

Cuando vaya a hacer los trámites del puerto de salida, deberá presentar toda la documentación que enseño en la entrada y NUNCA olvide el papel de salida que le pedirán en la entrada del siguiente puerto. Si algún miembro de la tripulación ha abandonado el barco en alguna etapa intermedia, quédese con fotocopia del billete de avión y copia del pasaporte para poder explicar este hecho en inmigración. ¡Se lo toman muy en serio!

"Truko - Fondear":  La arribada

Angel aconseja intentar siempre llegar de día, y si es posible a las capitales. En ocasiones se puede llegar a perder mucho tiempo con los tramites y el papeleo.  En Santo Domingo, pasamos tres días antes de que llegaran las autoridades pertinentes a darnos los permisos... Tuvimos la mala suerte de llegar un viernes por la tarde, y no nos recibieron hasta el Lunes. Todo esto acompañado de una mordida, que en nuestro caso alcanzó los 150 dólares por persona.... Y si no pagábamos esto se hubiera complicar aún más, pues nuestra entrada se hizo desde Bayahibe, el pueblo mas cercano a Puerto Rico.

 

 

Bajar a tierra para hacer compras y excursiones

 

En casi todas partes encontrará cibercafés desde donde comunicarse con los suyos por email. Una solución barata, rápida y eficaz. También encontrará por todas partes cajeros con los que sacar dinero en metálico mediante una tarjeta Visa o MasterCard. En absolutamente todas partes admitirán dólares americanos ya que en muchas islas es la moneda utilizada. En otras, como las islas Francesas de Guadalupe y Martinica, utilizan Euros, como también ocurre en las islas Holandesas como St Martín. Barbados tiene su propia moneda y otras islas como Granada, St Lucía o Antigua utilizan el llamado dólar caribeño que viene a costar algo menos de la mitad de un dólar americano.

En cuanto la isla sea algo importante, encontramos supermercados con todo tipo de comidas, pero eso si, las importadas son muy caras. Si necesita hacer reparaciones o servicios de antifouling las mejores islas para ello son St Martín, St Lucia y Antigua, siendo la primera de ellas la mejor para conseguir los mejores precios pues tienen menos impuestos en aduanas.

 

"Truko - Fondear":  Las islas Norte Americanas

Un problema gordo que se nos planteó, fue en las islas Americanas. Después de tanto tiempo navegando, no sabíamos que necesitábamos un visado para la entrada, y ya llevábamos 5 meses navegando... Tras dos días a la espera en Sant Thomas, nos propusieron dos opciones.
1ª volver a Puerto Rico, hacer una entrada, y desde allí, volver a Sant Thomas, lo cual resultaba un verdadero "coñazo".  La 2ª opción era que nos expidieran un visado, ¡previo pago de 500 euros por cabeza!
Si tienes ideas de pasar por las islas americanas y llevas mucho tiempo navegando por el caribe, lo mejor es solicitar un visado en España con anterioridad para que no te claven.

Los Atraques en las islas americanas Son muy caros, yo personalmente en estas islas recomiendo fondear, otra cosa que se va de madre es el tema de internet, los cybercafes, son realmente caros, media hora equivalen a 25$ Dólares, al igual que las llamadas telefónicas, pues con 25 dólares no tienes ni para decir hola.

Cosas muy buenas los precios de los repuestos, electrónica, etc entre un 30% y un 40% por ciento de descuento a el precio de España, pero por otro lado existe el problema de la mano de obra, pues te "crujen" vivo.

A la hora de reparaciones, si hay que repasar el motor, yo personalmente recomiendo Santo Domingo, pues queda muy cerca de donde se va a hacer la salida (Bermudas). En Santo Domingo están acostumbrados a todo tipo de reparaciones, hay talleres de tornería, bombas inyectoras y rectificados por todos los sitios, a precios irrisororios, comparado con España, pero podemos tener ciertos problemas a la hora de recoger los repuestos, ya que en las aduanas de este país caribeño todo el mundo "quiere" un sobresueldo.

A nosotros nos pasó con un piloto de viento, un wind pilot, que compré para la travesía de vuelta pues el que llevábamos "murió" a los pocos días de iniciar el periplo. El aparato en cuestión se pasó casi dos semanas en aduanas porque no queríamos pasar por el aro...

Si de Camino al Las Azores tenemos problemas, podemos recalar en Mindelo. Allá está Puru, un hombre que colabora con el famoso radioaficionado Canario Rafael del Castillo, y seguramente te pueda ayudar bastante a la hora de solucionar pequeños problemas.

 

 

 

 

   Artículos relacionados:

      - Serie "Vela y Aventura"; Viajar por el mundo

      - Vientos Alisios

      - Luces de bocana, cuidado con los puerto extranjeros

      - KYO; el Atlántico a vela


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2010     Fondear, S.L.