e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
   
 

 
    Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Los Alisios

 

Uno de los vientos más importantes de nuestro planeta y debe su existencia al calor ecuatorial y el giro de la tierra.  Son esenciales para la navegación de altura y permiten cruzar el Atlántico y el Pacífico a vela, soplando tanto en el mar como en la tierra.

Los Alisios son vientos regulares y moderados que soplan sobre la mitad del globo a una velocidad media de unos 20 Km/h. Son cálidos y secos en origen pero al atravesar las extensiones oceánicas se cargan de humedad y se enfrían. Los vientos Alisios circulan en el hemisferio Norte en dirección predominante desde el Nor-Este y Sur-Este en el hemisferios Sur. Son bastante constante en el verano y más irregulares en invierno, cuando se ven afectados por otros factores meteorológicos.

 

 

Visualice la tierra como una enorme esfera cubierta por una ligera capa de aire que es calentada por la radiación del sol con mucha intensidad en todo el perímetro ecuatorial.

 

Allí el aire caliente sube y deja un enorme hueco que es rellenado por el aire que proviene de las zonas tropicales. Pero como la tierra gira, este aire es desviado (por un efecto conocido como fuerza de Coreolis) haciendo que el chorro de aire que viene a sustituir el calentado en el ecuador, venga no directamente en dirección de los polos sino de forma oblicua.

 

Esta dirección será cada vez más oblicua cuanto más nos acercamos al ecuador. Estamos hablando de los famosos vientos Alisios. 

 

 

 

 

El efecto de los Alisios como cualquier otra corriente de aire, es vital para enfriar, calentar y humedecer las tierras y continentes ya que transfieren el calor desde el ecuador hasta los polos y como consecuencia puede cambiar los patrones de las precipitaciones en la tierra. El “motor” que hace funcionar esta cinta transportadora del calor recibido del sol incluye naturalmente a los importantes vientos Alisios.

 

En el océano cerca de Australia e Indonesia, el calor del sol calienta la capa superficial del mar evaporando ingentes cantidades de agua y dando como resultado enormes masas de aire húmedo que ascienden cientos de metros, lo que crea un sistema de bajas presiones en la superficie del mar.

 

A medida que la masa de aire asciende y se enfría, libera su contenido de agua en forma de lluvia dando como resultado los famosos monzones de la región.

 

 

Ahora, mucho más seco y a mayor altura, el aire se mueve hacia el Este por las capas altas de la atmósfera y se enfría aún más aumentando su densidad. Cuando llega a la costa de América, es frío y pesado por lo que desciende y crea un sistema de altas presiones cerca de la superficie del agua.

 

 

   

En las capas bajas y pegado al mar el aire fluye desde el Este hacia el Oeste formando los Alisios que vuelan de nuevo hacia Australia e Indonesia. Este bucle circulatorio, que se mueve de Oeste a Este en la atmósfera superior y de Este a Oeste en la atmósfera inferior recibe el nombre de circulación de Walter y mantiene el equilibrio entre las aguas calientes del Pacífico Occidental y las aguas frías del Pacífico Oriental.

A medida que los vientos Alisios fluyen por el Pacífico hacia el Oeste, empujan consigo a la cálida capa superior del océano, haciendo que las aguas más calientes se acumulen alrededor de Indonesia, donde, gracias, tanto a la acción de los vientos como a la expansión térmica, el nivel del mar suele estar unos 45 cm más alto que en la costa de México.

 

 

Cruzar hacia el Caribe con los Alisios

 

Conocidos como "Trade Winds" por los anglosajones, pero descubiertos por los Españoles cien años antes del descubrimiento de las Américas,  son considerados como el “motor” del Atlántico.  Los Alisios permiten atravesar desde Canarias al Caribe de forma especialmente cómoda a partir de  Diciembre en adelante encontrando normalmente Alisios más fuertes durante Enero y Febrero o incluso más adelante. Los Alisios soplan con contundencia desde el tope superior de latitud 30ºN durante el verano ó 25ºN en invierno, (30ºS y 25ºS para el hemisferio Sur) aunque ésto puede variar, y es importante no anticiparse para hacer rumbo Oeste, ya que debemos alcanzar una latitud suficientemente baja (altura de Canarias) para no quedar atrapados en los vientos ligeros y variables que se suelen formar en el centro de altas presiones que muchas veces se establece en el centro del Atlántico. Piense en bajar del orden de 200 millas al sur del tope superior para afianzar el viento. Si faltan deberemos hacer más Sur y bajar más cerca del ecuador. Por regla general es interesante a partir de Canarias hacer rumbo Sur-SurOeste para pasar a unas 150 millas de las islas de Cabo Verde momento en que haremos Oeste hacia el Caribe. Durante la travesía es típico quedarse sin Alisios durante uno o dos días debiendo ir a motor o soportar una pesada calma chicha en mitad de la travesía.  Normalmente los Alisios no superarán los 25 nudos (fuerza 6) siendo la media en torno a los 15 nudos (fuerza 4).

 

Navegando con unos buenos Alisios verá un cielo despejado pero con pequeñas nubes diseminadas por todas partes.

 

 

 

 

    Artículos relacionados:

   - ¿Qué es la "ZCIT"?

   - ¿Por qué el viento no sopla de las altas a las bajas presiones?

   - ¿Cómo aparecen los vientos y sus direcciones predominantes?

   - Las células atmosféricas: la circulación de los vientos

   - Los Jet Streams; o ¿Cómo funciona la atmósfera?

   - Meteo 8; los mapas de viento

 

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190    info@fondear.com 


© Copyright 2013    Fondear, S.L.