e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
     
     
   
     
     
     
     
     
     
   
     
 
 
  Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Rearranca tu motor (Parte 2)

 

Cuando nuestro motor no arranca, debemos fijarnos en lo que ocurre con él y qué se oye al girar la llave de contacto. El ruido que haga, un poco de sentido común y algunos conocimiento de mecánica nos pueden ayudar a determinar rápidamente donde está el problema y cómo solucionarlo.

Ojo con el contacto de la llave de arranque. En bastantes ocasiones el culpable es implemente el interruptor de contacto situado en el tablero de instrumentos. El mar se lo come todo, y si el barco ha estado mal protegido en invierno se puede haber formado cardenillo verde en los cables del interruptor de arranque sin posibilidad de que la electricidad llegue al relay de arranque. Una inspección visual a estos cables detectará esta avería y en ocasiones bastas con “tocar” un poco estos cables para comprobar si esta es o no la avería. Ójala que sea este el problema, pues la solución es rápida en sencilla. Basta con desmontar la llave de contacto, pelar un par de centímetros estos cables y volver a conectarlos. En unos minutos el problema estará solucionado.

Si el barco tuviera instalados dos o más motores la solución se simplifica por pura lógica. Si todos los motores fallan a la vez, tenemos un problema común en la alimentación de gasolina. Si sólo falla uno, podemos cruzar los tubos de alimentación de combustible para ver si el problema proviene de un codo u obturación de la alimentación.

 

Al “loro” con los ruidos

El sonido que escuchamos es muy importante para intentar dar con el problema. Lo que oigamos nos ayudará una barbaridad. ¡No sé como harán los mecánicos sordos!

 

El sonido que escuchemos cuando le demos a la llave de contacto nos dará muchas pistas sobre lo que puede estar ocurriendo. Si escuchamos un giro lento y perezoso que decae a los pocos segundos… Se trata de la baterías y ya hablamos de ello en el anterior artículo.

 

Si al dar al contacto escuchamos un “click” y nada más, es muy probable que las baterías estén bajo mínimos. Si el motor” tose” con intención de arrancar pero no acaba de hacerlo, estaremos posiblemente con un problema de combustible, o todo lo relacionado con el circuito de alimentación de combustible.

 

Tan importante como los sonidos es el sentido común y por tanto tener en cuenta lo último que hayamos hecho antes de encontrarnos con el “asunto”. Si vamos a repostar combustible y a los pocos minutos empezamos a tener problemas,… ¿Contra quien habremos de jurar en arameo? Aún recuerdo estando en Cuba, como falló nuestro motor al poco de repostar gasolina. Nos habían vendido una mezcla de gasolina con una importante proporción de agua u otro líquido desconocido… Si al conmutar en mitad del mar un tanque de combustible por otro empiezan los problemas…. ¿Dónde debemos buscar la causa del problema?

 

Solucionar problema en motores de gasolina

Una vez descartados los problemas de motor de arranque y baterías, necesitamos determinar si tenemos un problema de llegada de gasolina o de ignición por falta de chispa en las bujías. La mejor manera para salir de dudas es meter un poco de gasolina directamente en la toma de aire, una vez quitado el filtro de aire, y darle al motor de arranque. Si el motor vuelve a la vida aunque sólo sea por unos segundos, está claro que el problema es del circuito de alimentación de combustible. Si no arranca, es probable que el problema sea de encendido (bobinas, caja electrónica o distribuidor, cables de bujías…).

Utilice una bujía que tenga a mano o saque una del motor de tal modo que el cuerpo de la bujía esté en contacto con el bloque motor para que haga masa y de al arranque durante unos 10 segundos para ver si sale o no chispa de la bujía. La chispa debe ser brillante y azul, pero no la intente ver a plena luz del sol, porque no verá nada de nada.

 

Una chispa anaranjada indica problemas con el encendido. Si no salta ninguna chispa tendremos que cambiar el módulo electrónico de distribución o la bobina. Normalmente sólo se estropea una bobina y no todas juntas, lo que produce un funcionamiento errático y sin potencia del motor. Si no hay chispa en ninguna pipa de bujías está claro que el problema proviene del módulo electrónico.

Existen unos dispositivos para probar la chispa de la bujía que son baratos y fáciles de utilizar. Si no hay chispa ya tendremos bastante localizada la avería, pero si saltara la chispa, debemos verificar el estado de las bujías sacándolas e inspeccionando los electrodos y el aislante de porcelana. Lo mejor es cambiarlas por unas nuevas para salir de dudas. Si el aislante ofrece un color blanquecino o marrón claro, la combustión es correcta. Si es negro y con aspecto aceitoso, tendremos un problema de mezcla demasiado rica resultado de un problema de encendido con chispas demasiado débiles.

 

Problemas con el circuito de combustible

Si al poner un poco de gasolina el motor arrancó durante unos segundos, la avería procede de circuito de alimentación de combustible. Debemos seguir el camino del combustible desde el depósito hasta los inyectores o el carburador. No se fíe del medidor de combustible o aforador, pues la aguja de medición del depósito puede fallar y dar una medida incorrecta del nivel de combustible. Podemos verter unos litros de gasolina en el depósito y escuchar el ruido que hace la gasolina al llegar al fondo, para saber si queda algo de gasolina o por el contrario el tanque estaba seco.

Lo mejor es desconectar el tubo de goma por donde llega la gasolina y darle a la llave de contacto, ¡teniendo cuidado de que no nos salpique gasolina a los ojos! Debe salir un chorro de gasolina impulsado por la bomba de gasolina. Si no fuera así nos fijaremos a ver si el tubo tiene algún codo que aprisione la alimentación y también debemos comprobar que el filtro de gasolina este limpio. Si la gasolina tuviera algo de agua, el papel filtrante se habrá quedado como una pasta amorfa. Muchos motores tienen un separador de agua con una llave de purga. Compruebe que no hay agua acumulada en el separador.

 

 

Otros problemas comunes

En muchas ocasiones, especialmente en los motores diesel, tras repetidos esfuerzos conseguimos arrancar el motor pero este se ahoga y tiene un funcionamiento poco estable. Cuando esto ocurre existen muchas posibilidades de que los filtros y separadores de agua estén sucios y contaminados por agua. L

os inyectores también pueden estar sucios haciendo que el motor queme mal o acusemos pérdidas de potencia, pero esto no crea problemas intermitentes de ahogos.

 

Si el motor diesel se apaga y hay que volverlo a arrancar y vuelve a ahogarse y sube de vueltas y luego le dan “arritmias” es casi seguro que, o bien el separador/decantador de agua está hasta arriba y hay que purgarlo para vaciar el agua filtrada, o bien el combustible viene mezclado con agua y tenemos por tanto el mismo problema.

Por último también puede ocurrir que el motor se apague y se encienda el aviso de sobrecalentamiento, o que el motor descienda de revoluciones a  velocidad de ralentí. Cuando esto ocurre la razón se encuentra en una mala circulación del agua salada del circuito de refrigeración. Es probable que alguna bolsa de plástico o varias almeja estén taponando la toma de agua del circuito de refrigeración. También conviene echar un vistazo a la cesta del filtro de agua de refrigeración por si hubiera demasiada porquería acumulada.

 

Si a pesar de todo no circula agua de refrigeración, debemos desmontar la tapa de la bomba y mirar el estado de las aspas del embolo impulsor de goma.

 

 

  Artículos relacionados:

     - Rearranca tu motor I

     - Puntos básicos de revisión en el motor

     - Conocimientos esenciales de su motor diesel: los aditivos

     - Conocimientos esenciales de su motor diesel: los filtros

     - Barbaridades que nunca debe hacer con las baterías del barco

     - Los secretos del aceite

     - El rendimiento de un motor

     - La limpieza de la hélice

     - Lección 8: Propulsión del buque


 

 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2010    Fondear, S.L.