e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
   
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
   
     
     
     

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Barbaridades con baterías: El truco salvaje

 

 

¡Nunca lo haga! O al menos bajo su exclusiva responsabilidad... ¿Es posible cargar una batería casi muerta o utilizar un parque de baterías casi descargado para arrancar “in-extremis” el motor del barco?

 

 

Nos hemos quedado tirados en el mar y el nivel de capacidad del parque de baterías ha caído tanto que no es capaz de mover el motor de arranque. Nos dejamos puesta la nevera y varios equipos más, hasta comernos casi todos los amperios de nuestras baterías.

 

Si nuestro parque de baterías tiene dos o más baterías, aún nos queda una solución por intentar. La idea consiste en desconectar los bornes de las baterías y poner dos baterías en serie de forma que sumemos las bajas tensiones de cada una de ellas para disponer durante unos segundos de una corriente bastante mayor a la que nos puedan dar estando conectadas en paralelo.

 

Pero es importante que la unión temporal de estas dos baterías en serie se efectúe con cables de sección importante ya que en caso contrario echaríamos a perder nuestro “intento”. Y es importante que toda la electrónica y otros equipos del barco estén apagados o con el fusible quitado ya que durante la operación van a recibir cerca de 24 voltios cuando están pensados para ser alimentados a 12 voltios!

 

Todos sabemos que las baterías de plomo tienden a descargarse con el tiempo y al cabo de tres o cuatro años estarán casi muertas por mucho que las cuidemos adecuadamente. ¡esa es la vida estándar de una batería!

 

En el proceso se generan sulfatos de plomo que destruye las placas de plomo y evitan el contacto del plomo con el electrolito ácido de la batería. Así es cómo se acaba finalmente con la vida de las baterías. Cuando una batería se ha descargado en profundidad o está ya muy "viejecita", su resistencia interna crece mucho y por ello incluso el cargador de baterías más potente tardará muchas horas en devolverla a la vida.

 

Además siempre que una batería se descarga más allá del 80% el nivel de carga que conseguiremos al recargarla nunca recuperará la capacidad de almacenamiento original. En otras palabras, si teníamos una batería con capacidad para almacenar 100 Amph, ahora ésta sólo será capaz de almacenar por ejemplo 97 Amph, y cada vez que la descargamos de forma muy profunda iremos perdiendo capacidad de almacenamiento de forma inexorable. Esto se debe a que en las placas de plomo se producen incrustaciones de sulfato de plomo que poco a poco tienden a enmascarar y reducir la superficie de plomo en contacto con el ácido sulfúrico de la batería.

 

 

 

 

 

El truco salvaje: El soldador de arco

Existe un truco muy radical y por tanto peligroso, que sólo se puede intentar cuando la batería estropeada no tenga algún vaso comunicado, y bajo su  ¡exclusiva responsabilidad! El método descrito es muy eficaz para recuperar una batería algo “tocada” o descargada muy profundamente en el intento de “despertarla” o hacer que cargue de forma más acelerada.

 

 

Ojo con el soldador que utilizamos, pues los tradicionales económicos de toda la vida suelen entregar corriente alterna. Los nuevos de tipo "inverter" que ya se encuentran a buen precio en los centros comerciales tipo Leroy-Merlin, entregan corriente continua y son los adecuados al permitir regular fácilmente al mínimo la corriente entregada.

 

 

Utilizaremos para ello un soldador de arco de corriente continua a modo de cargador ultra-potente. Ojo pues existen muchos soldadores de arco en el mercado que entregan corriente alterna en vez de corriente continua. Estas herramientas de soldadura son capaces de entregar una corriente muy elevada y a una tensión mayor a la que entrega el cargador de baterías estándar. Verifique que el nivel de electrolito está en su marca y conecte la pinza de masa al negativo de la batería. Es muy importante que ajuste el nivel de corriente del soldador al mínimo de amperios. Daremos positivo a la batería con la pinza de las varillas de soldadura... ¡A saco!

La fuerte corriente y tensión que damos a la batería contrarrestan la alta resistencia interna de la batería y por tanto hacemos llegar una buena dosis de electrones a las placas. ¡OJO! Lo más importante es vigilar atentamente la operación y tocar con las manos la batería cada minuto para comprobar que esta no se calienta en exceso. En este caso debemos interrumpir el protocolo de forma inmediata pues la batería podría llegar a explotar.

 

 

 

 

   Artículos relacionados:

      - Alternador auxiliar al árbol de hélice

      - Monitorizar la energía a bordo

      - Baterías a fondo

      - Cargar las baterías

      - Energía eléctrica en un crucero: nociones importantes

      - Las baterías y sus tecnologías

      - Instalación de baterías

      - Los mitos de las baterías


 

 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright    Fondear, S.L.