e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Alternador auxiliar al árbol de hélice

Básicamente consiste en acoplar mecánicamente un nuevo alternador al árbol de la hélice, de modo que cuando esta gira impulsada por el agua al desplazarse el barco a vela, el generador entregue corriente eléctrica para cargar las baterías. 

Naturalmente debemos poner el motor en punto muerto para que la hélice gire libremente impulsada por la corriente de agua generada por el desplazamiento del barco. 

El acoplamiento se produce mediante una polea y una correa movida por el propio eje de la hélice al movernos a vela. Para que el generador pueda cargar las baterías, el árbol de la hélice debe girar al menos a 400 rpms y entregará el máximo amperaje cuando gire a unas 2.000 revoluciones por minuto. El aporte de energía eléctrica puede ser muy importante y suficiente para suplir el consumo diario. 

No todas las bancadas y barcos admiten la instalación de un segundo alternador, por lo que debemos estudiar mecánicamente la posible adaptación. La polea montada en el eje debe estar lo más cerca posible de la salida del motor, para evitar la flexión del árbol debido a la tensión de la correa. Esta polea debe tener un diámetro de al menos unos 20 centímetros para que la desmultiplicación con la polea del alternador permita sacar más revoluciones en el giro del alternador. Una relación de 4 ó 5 de desmultiplicación será la correcta para obtener una corriente de salida en el alternador idónea. Es sumamente importante que las dos poleas estén perfectamente alineadas y con sus ejes paralelos al eje del árbol so pena de peder bastante rendimiento en el aprovechamiento de la energía proporcionada por el giro de la hélice del barco. El nuevo generador debe estar montado solidariamente al bloque del motor, de modo que las vibraciones vayan en concordancia con el árbol. Existen kits de montaje que permiten instalar todas las piezas sin tener que “inventar” ninguna pieza.

 

Acoplar una polea a la salida del eje de este motor es complicado pues hay poca distancia libre hasta la sentina.

El árbol y su inversor de marcha deben poder girar libremente como de hecho ocurre con todos los inversores mecánicos (la mayoría). Pero existen inversores hidráulicos que son refrigerados por el circuito de aceite forzado del motor, de modo que al girar el eje sin el motor en marcha estos no reciben lubricación. Por esta razón, con este tipo de inversores, debe poner en marcha el motor unos minutos un par de veces al día. 

El eje debe girar arrastrado por el flujo de agua a buenas revoluciones a pesar de la modesta velocidad del velero, por lo que no debe instalar hélices de palas plegables o en pico de pato. La típica hélice de 3 palas es la más adecuada. En cuanto a la forma de las poleas y de la correa, puede utilizar la típica trapezoidal o planas que tienen algo más de rendimiento. 

Con el barco a 5 nudos el alternador puede entregar del orden de 5 amperios, subiendo rápidamente a unos 10 amperios con el velero a unos 7 nudos.

 

 

El hidrogenerador de arrastre

 

 

Se trata de un dispositivo muy interesante ya que no requiere complicadas instalaciones y produce unos rendimientos más que aceptables. Funciona mediante un alternador exterior y sujeto en cubierta el cual girará por el arrastre de un cabo al agua cuyo extremo lleva montada una hélice. 

 

El montaje es muy sencillo ya que no requiere más fijación que la del alternador en el balcón de popa, de forma flexible mediante unos cabos. Puede ser instalado en cualquier barco y ya que la hélice de la embarcación no tiene ningún cometido en su giro, y por ello podremos llevar instalada una plegable que nos dará cerca de un nudo más a vela. 

 

El cabo arrastrado debe tener unos 14 a 20 metros de longitud para permitir que la hélice arrastrada esté bien sumergida y gire correctamente. Por ello no debe utilizar el dispositivo durante las maniobras o con otros barcos muy cerca. Generan corriente en cuanto el barco alcanza los 5 nudos de velocidad y a razón de un amperio por cada nudo de velocidad, de modo que si el velero hace 6 nudos, dispondremos una corriente de carga de unos 6 amperios. 

 

Para recogerlo, lo mejor es parar el barco para que el cabo deje de tirar, ya que la tensión es importante y el rápido giro del cabo podría quemarnos las manos.

 

 

 

Artículos relacionados:

   - Baterías a fondo

   - Las Baterías y sus tecnologías

   - Los mitos de las Baterías

   - Instalación de Baterías

   - Cargar las Baterías

   - Separadores de carga

   - Todo sobre controladores de carga

   - Convertidores 220v a bordo

   - Energía eléctrica en un crucero: nociones importantes

   - Monitorizar la energía a bordo

   - Paneles Solares

   - Elegir e instalar Paneles Solares

   - Generador Eólicos

           - Vibraciones en el eje del motor

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190    info@fondear.com 


© Copyright 2007    Fondear, S.L.