e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

<%=BannerVertical%>
     
   

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Puntos básicos de revisión en el Motor

 

Revisar algunos elementos del motor puede asegurarnos su buen funcionamiento y sobre todo evitar posibles y costosas averías. Invertir algunas pocas horas al comienzo de la temporada es una excelente idea para disfrutar del veraneo sin sustos.

Observar posibles goteos tanto de aceite como de agua o de líquido refrigerante. Localizar la fuente del goteo y detenerlo es muy importante ya que estos siempre conducen a problemas mayores.

Si la pérdida es del agua marina de refrigeración debe solucionar el asunto con urgencia ya que el agua de mar caliente es especialmente corrosiva y oxidará todo lo que encuentre en su camino.

Busque si existen salpicaduras, charquitos de agua salada, manchas de aceite o de anticongelante. Si mantiene limpia la sentina y la bancada del motor, podrá detectar con una simple inspección cualquier pérdida.

El aceite suele perderse en la rosca del filtro de aceite, la tapa de culatas y en general en donde exista cualquier tipo de juntas. Observe atentamente las uniones de tubos con el motor pues pueden estropearse con el tiempo en la unión en donde aprieta la abrazadera.

Nuestro siguiente punto de inspección hace referencia a los manguitos. Estos se pueden agrietar con el tiempo, haciendo necesaria su sustitución. Apriételos con los dedos suavemente para ver si están cuarteados, en cuyo caso las pérdidas están aseguradas. Verifique sus conexiones con otras partes del motor. Los sitios más típicos en los que se producen pérdidas es en la bomba de agua salada del circuito de refrigeración, la bomba del líquido anticongelante, los tubos que conectan al calentador de agua sanitaria, o en la toma de agua del prensaestopas del árbol de la hélice.

Si alguna parte está oxidada, arranque la costra de oxido y lije la zona oxidada para prepararla, antes de pintar con esmalte anticalórico del color más parecido a la pintura original del motor. Si la pieza está muy oxidada deberá desmontarla y mandarla a un taller para que la limpien con chorro de arena a presión y dejarla como nueva. Un exceso de oxido hace sospechar del ánodo de zinc de protección. Verifique su estado y sustitúyalo si fuera necesario.

El mejor aliado de un motor es un aceite siempre limpio, de modo que saque la varilla medidora, compruebe el nivel y observe el aspecto del lubricante. A veces el nivel está más alto de lo normal y esto se puede deber a que algo de refrigerante del circuito interior del intercambiador pasa al carter. Lo detectará en un aspecto algo ‘lechoso’ del aceite. ¡Ojo con ello, ya que es un mal síntoma que requiere asistencia profesional inmediata! 

Antes de empezar la temporada cambie el aceite de motor. El filtro solo será necesario si han pasado el número de horas estipuladas por el fabricante. Muchas veces no se le presta el cuidado necesario a la transmisión que debemos cuidar también sustituyendo el aceite pero sobre todo comprobando el nivel con la varilla.

El líquido refrigerante debe ser sustituido cada 2 años, pero como ya comentamos antes, lo más importante es que el nivel sea el correcto, por lo que debe revisarlo de vez en cuando. No deje que sea muy bajo, ya que entonces entrarían burbujas de aire en el circuito de refrigeración y la oxidación se aceleraría mucho debido al oxigeno del aire. Si el nivel baja regularmente cada cierto tiempo o cada cierto número de horas de funcionamiento del motor, debe buscar la causa, y localizar la pérdida.

Los filtros del diesel son de primera importancia para que le motor no tosa o simplemente no arranque. Después de un hibernaje es importante desmontar el decantador para ver si existe presencia de agua. Límpielos o sustitúyalos si fuera necesario. A veces son útiles algunos aditivos que dispersan el agua y por tanto evitan condensaciones y acumulaciones en la partes bajas del depósito. El filtro de aire debe ser limpiado una vez al año y si estuviera muy sucio sustitúyalo directamente sin ni siquiera intentar limpiarlo. Durante el hibernaje puede que la empresa de servicios o en el puerto hayan tapado el escape para evitar la entrada de bichos. Compruébelo.

Las correas tienden a aflojarse con el tiempo y también a cuartearse o vitrificarse, en cuyos casos las deberemos sustituir. Una correa demasiado floja no permitirá que cargue el alternador. Con el motor parado, y al apretarla con el dedo en el punto medio, esta no debe ceder más de un par de centímetros.

Si a bajas revoluciones escucha un sonido agudo que desaparece al acelerar es signo de una correa demasiado suelta. Pero no la tense demasiado ya que podrían desgastar prematuramente los cojinetes de las poleas de esta correa, los del alternador, o de la bomba de agua.

Antes de arrancar verifique que suena la alarma de presión de aceite y que las agujas de los indicadores funcionan. Haga una rápida inspección buscando las conexiones eléctricas del alternador y demás cables del motor. Si un cable estuviera oxidado crecerá su resistencia eléctrica lo que hará que se caliente y pueda ser una potencial causa de incendio. 

Antes de arrancar el motor compruebe si la palanca de gas se mueve correctamente o por el contrario estuviera algo frenada. En este caso casi siempre el problema proviene de los cables de mando que necesitarán algo de lubricación.

 

 

Artículos relacionados:

           - Cambiar el aceite al motor del barco

   - Los secretos del aceite

   - Conocimientos esenciales de su motor diesel: los aditivos

   - Conocimientos esenciales de su motor diesel: los filtros

   - El rendimiento de un motor

   - Rearranca tu motor I

   - Rearranca tu motor II

   - Motores marinos: el par motor y la potencia

   - Las ventajas de los motores diesel


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2012    Fondear, S.L.