e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
  Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Proteger el mar está en tus manos

Un decálogo de acciones

 

Todos podemos ayudar en la conservación de nuestros mares. Nuestro granito de arena es importante y ayuda a responsabilizar a toda la sociedad frente a la necesidad de preservar nuestras costas y la biodiversidad marina. Gestos simples que permiten luchar contra la degradación de nuestro patrimonio marino.

 

Acción 1) El antifouling

Cuando nuestro barco queda en el agua durante todo el año su obra viva se va deteriorando debido al crecimiento de organismos. Primero se forma una película de bacterias marinas que da paso al crecimiento de algas en el que a su vez proliferan diversos tipos de moluscos. Estas capas de caracolillos frenan notablemente el barco y disminuyen el rendimiento hasta en un 50%, haciendo que se consuma más combustible. Pero el 90% de las pinturas antiincrustantes actualmente son nocivas… ¿Qué hacer?

Debemos escoger pinturas antiincrustantes que sean respetuosas con el medio ambiente y si es posible saque el barco del agua durante el invierno. El primero que se lo agradecerá será su embarcación que sufrirá mucho menos y por tanto ahorrará en mantenimientos. Si disfruta el barco sólo durante el verano puede bucear de vez en cuando con un cepillo y limpiar la obra viva para desprender los organismos que se adhieran al casco.

Las pinturas antiincrustantes contaminan masivamente nuestros mares.

 

Acción 2) El combustible

Los hidrocarburos y aceites utilizados en los motores son insolubles y de menor densidad que el agua, por lo que tienden a quedar en la superficie y formar finar y extensas películas. Aunque no los veamos estas capas bloquean la oxigenación de la superficie y se depositan en nuestras costas. El combustible actúa como un veneno para la vida animal al adherirse a la piel de los peces. Esto les asfixia y altera el ADN al ser absorbido al tejido interno. Los hidrocarburos son cancerígenos incluso para el hombre.

Por ello debemos si es posible aficionarnos a la vela más que al motor y en ningún caso permitir que se produzcan vertidos tanto de combustible como de aceites del motor. Existen lubricantes ecológicos que son biodegradables y que no persisten en el medio acuático.

 

Los hidrocarburos son los peores enemigos del mar. Los desastres como el del Exxon Valdes, Prestige, … dañan el mar de manera masiva.

 

Acción 3) Limpiar la sentina

Para ello existen papeles absorbentes hidrófugas que depositaremos después de usar en una papelera del puerto. Pero sobre todo no vacíe toda la porquería de la sentina directamente en el mar.

 

Acción 4) Aguas fecales

Desgraciadamente el 80% de las aguas fecales costeras llegan a los mares sin recibir tratamiento alguno. Contienen orinas, excrementos y todo tipo de aditivos químicos que contaminan catastróficamente los mares. Virus, parásitos, bacterias pasan directamente al mar engendrando riegos sanitarios a los peces e incluso al hombre.

Desgraciadamente casi ningún puerto tiene instalaciones de bombeo de aguas negras y tampoco tienen mucho sentido si luego el 80% de la población costera las tira al mar en los enormes colectores que vacían al mar varios kilómetros mar adentro, como queriendo “esconder” acto tan vergonzoso. Lo mejor es al menos procurar contaminar lo menos posible y evitar tirar productos químicos al mar. Los ayuntamientos y gobiernos deben tomar urgentemente cartas en el asunto!

 

Acción 5) La bolsa de basura

Es increíble la cantidad de bolsas de plástico y otros desperdicios que encontramos al navegar incluso en alta mar. El gesto es tan evidente como fácil de llevar a cabo. Por la borda no se tira nada que no sea biodegradable. Todos los plásticos, envoltorios, latas vacías deben ser guardados en bolsas que descargaremos en puerto al llegar a tierra. En el Mediterráneo hay unos 30.000 millones de desechos flotantes contaminan el Mediterráneo y de toda esta porquería vertida sobre el mar el 80% son plásticos.

Una bolsa de plástico puede llegar a tardar 5 siglos en degradarse en el mar y una botella de plástico puede llegar a tardar 10 siglos en desaparecer!

Es imprescindible que acabemos con la costumbre de utilizar bolsas de plástico desechables para todo. Hay que regresar a la cultura de lo reutilizable. Nada de vasos de usar y tirar y cubiertos de plástico de un solo uso.

 

Acción 6) Aguas de lavado

Los detergentes que se utilizan comúnmente están formado por compuestos llamados tensoactivos que limitan el intercambio de oxigeno con la superficie, y modifican el comportamiento de los animales, especialmente el de los moluscos.

Por ello debemos fijarnos detenidamente en la etiqueta del jabón para asegurarnos de estar comprando productos biodegradables.

 

Acción 7) Utilizar el ancla con cuidado

Fondear el ancla puede parecer un gesto sin ninguna consecuencia.., Nada más lejos de la verdad. Por ello y si es posible elija fondos arenosos o mejor aún, utilice boyas si estuvieran accesibles. El roce de la cadena sobre el fondo debido al garreo es especialmente perjudicial y puede diezmar las praderas allá donde se fondee.

Los ayuntamientos también tienen mucho que decir y deben facilitar la instalación de muertos y boyas en las calas más concurridas especialmente si estas están recubiertas por estas verdes praderas que actúan como hábitat de todo tipo de organismos vivos.

Los estudios demuestran que tirar el ancla sobre una pradera de posidonias llega a arrancar hasta 250 hojas en cada fondeo. 

 

Acción 8) Bucear

Corazón que no ve, corazón que no siente. E inversamente si podemos ver el fondo marino, tomaremos conciencia del daño que ya le hemos infringido. Bucear es una actividad placentera y que ofrece estupendos alicientes. Pero debe hacer un curso pues se trata de una actividad arriesgada en caso de practicarse incorrectamente. Es muy importante comportarse respetuosamente bajo el agua. Un golpe con la rodilla, un manotazo o impacto con el manómetro estropeará la vida marina, sobre todo si estamos en un arrecife coralino.

 

Tenga en cuenta que las rocas son el hábitat de numerosos animales. Las burbujas que se quedan aprisionadas bajo una roca del fondo asfixiará a los organismos que allí vivan. Procure no permanecer mucho tiempo en el mismo sitio. No retire conchas u organismos muertos del fondo pues estos son reciclados por el mar y reutilizados por otros animales.

El buen buceador sabe mantenerse bien equilibrado bajo el agua y nunca toca o molesta la vida submarina. 

 

Acción 9) El agua potable

El agua dulce es un bien preciado en la mayor parte de la superficie del planeta. No la desperdicie. Dos de cada tres personas en la tierra viven con privación de agua potable. 1500 millones de personas ni siquiera tiene acceso al agua potable, subsistiendo mediante pozos y el tránsito de garrafas desde lejanos puntos en los que abastecerse.

Una perdida de un gota a gota significa una pérdida de 4 litros por hora. En una experiencia real llevada a cabo en una marina se suprimieron sistemáticamente todas las fugas y se instalaron reductores de caudal en todos los grifos. El ahorro de agua fue brutal consumiéndose solo una décima parte del consumo normal!

 

Acción 10) El medio marino

El mar ocupa 2/3 partes de nuestro planeta, y en todos los océanos del mundo hay del orden de unas 1.000 zonas protegidas de las cuales en realidad muchas de ellas no tienen ninguna protección efectiva. Si alcanzáramos a proteger del 10 al 15% del medio marino, podríamos asegurar la conservación global. Las áreas protegidas se pueblan de vida en cuanto pasan unos años. Así ha ocurrido por ejemplo en las islas Medas o en las Hormigas.

Los arrecifes artificiales permiten que la vida vuelva a poblar nuestros mares, pero es fundamental que desaparezca la pesca furtiva y sobre todo las dañinas redes de arrastre que arrasan con todo lo que pillan a su paso.

Las áreas y zonas consideradas como parque naturales y santuarios marinos del planeta, representan el 0,5% de la superficie total ocupada por los mares. En realidad sólo una fracción de este porcentaje está verdaderamente protegida.

 

  Artículos relacionados:

     - El agua, los mares y nuestro incierto futuro

     - Redes fantasmas: un peligro contra el océano

     - Playas de plástico; muerte del océano

     - El peligro de los contenedores

     - El ruidoso acoso a los océanos

     - La triste historia de las aguas internacionales

     - El futuro está en el mar

     - Centrales nucleares francesas bajo el mar

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2009    Fondear, S.L.