e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Vela y Aventura:

preparar el velero para la gran aventura

Tenemos que buscar el barco adecuado, y prepararlo para afrontar las necesidades de un largo viaje. Equipos adicionales y revisión a fondo de los elementos más importantes como son la jarcia, el acastillaje, el motor y el casco. En definitiva, se trata de partir con plena seguridad.

Comprar un barco de ocasión implica riesgos, pero a cambio puede optar por el mismo dinero a barcos de mayor eslora o mejores prestaciones. El mercado de ocasión es también adecuado cuando desea un modelo concreto que ya no se fabrica. Antes de decidirse por cualquiera, sea prudente y examine minuciosamente su estado y los papeles. Exija un inventario detallado y una revisión a fondo incluyendo el examen del barco fuera del agua y una prueba de mar para comprobar como navega.

 

Hay que verificarlo todo, y salvo que sea usted un gran experto es mejor dejarse asesorar por un profesional del brokerage. La revisión tiene que ser exhaustiva desde la cabeza del palo hasta el último tornillo de sujeción de la quilla. Todo. Para encontrar una buena oferta hace falta tener paciencia y ser muy observador. Apuntar todos los anuncios que encuentre en Internet y visitar los barcos que considere más interesantes.

 

Preparar el casco

La revisión debe ser minuciosa y detallada para determinar el estado general del material así como detectar rastros de óxido o electrolisis en cascos de aluminio. Nos fijaremos en el estado de las uniones entre los diversos elementos como son los mamparos, la unión casco cubierta, la unión quilla-casco. El timón tiene que ser movido hacia los lados y en su eje vertical para detectar holguras o debilidades. Lo mismo haremos con el eje del motor. No deje de comprobar los pasa-cascos y la fogonadura del palo. Intentar reparar asuntos tan delicados durante el viaje es tarea delicada y cara, capaz de dar al traste con todo el viaje.

 

Preparar la cubierta

El puente debe ser sobre todo funcional, por lo que debemos simplificar al máximo las maniobras. Eliminaremos o forraremos con material acolchado todas las esquinas y zonas que pudieran hacernos daño, envolviéndolas con cinta aislante o plásticos mullidos. Cuidado con los elementos que puedan transformarse en una trampa o en los que poder tropezar y herirnos o peor aún, caernos al agua.

Cualquier fallo de estanqueidad debe ser solucionado antes de la salida. Verificaremos las escotillas y si es necesario las mojaremos con la manguera para comprobar que cierran de forma estanca. Los Winches, frenos, pianos, poleas para reenvíos y cornamusas deben estar sólidamente unidos a la cubierta. Si tiene dudas, es mejor reforzar en lugar de confiar. 

Los candeleros son en muchas ocasiones puntos por donde se cuela el agua al interior. Al sufrir la tensión de los guardamancebos y ser las primeras piezas en recibir los impactos pueden tener su unión con el casco debilitada.

Durante el gran viaje los fondeos serán muy numerosos y es posible de deba remolcar a alguien o quizás ser remolcado, por lo que prestaremos atención a las cornamusas de popa y de proa.

Durante las travesías todo lo que quede en cubierta debe quedar perfectamente amarrado; Tangón, bichero, auxiliar, segunda ancla,… La balsa salvavidas además de bien sujeta debe poder liberarse de forma muy rápida en caso de necesidad.

 

Los equipos

 

El barco será su casa durante largas semanas, de modo que las instalaciones deben ser tenidas muy en cuenta. Pero cuidado con pasarse ya que el peso final también es importante. En cualquier caso en el interior las cosas también deben quedar perfectamente instaladas sin permitir movimientos imprevistos cuando se produzcan escoras pronunciadas. En el barco todo tiene que estar guardado y en su sitio. Los cofres exteriores deben ser grandes y capaces de estibar el motor auxiliar, las defensas, depósitos extras de gasoil, etc. En el interior los espacios de estiba deben estar divididos para poder organizar con detalle, los utensilios de comida, las conservas, las herramientas, los kits de reparaciones… 

 

Detalles antes de partir

 

Muchos barcos de serie vienen mal preparados o de forma deficiente para el gran crucero. Algunos modelos carecen de la suficiente flotabilidad en la zona de proa por lo que tienen la peligrosa posibilidad de clavar sus proas con mal tiempo o en el peor de los casos pasarse por ojo. A veces el compartimiento del motor ofrece una escasa accesibilidad, o el vaciado de la bañera es lento e insuficiente.

El timón debe ser sólido y con rueda o caña bien dimensionada. Cuidado con las poleas a veces mal dimensionadas y débiles para soportar los esfuerzos de un temporal en alta mar.

 Los equipos de fondeo están siempre mal dimensionados con pocos metros de cadena y poco cabo. Nunca vienen con un segundo ancla que será imprescindible para el gran viaje.

También las escotas suelen estar mal dimensionadas y será necesario reforzar los puños de las velas o cuando menos llevar tejido, hilo y agujas para reparaciones de emergencia.

 

Los pasadores de los guadamancebos y tensores deben quedar protegidos con cinta aislante para evitar pinchazos o desgarrones no solo en las velas sino en nuestras manos y piernas.

 

 

 

Preparar la jarcia

Como norma general debemos simplificar todo lo posible. Los "lazy jack" en la vela mayor son una buena solución que no puede fallar, como a veces sí lo hacen los enrolladores de palo y siempre en los peores momentos. Asegure que la jarcia fija está en correcto estado y está correctamente dimensionada. Los tensores, fijaciones, grupillas y pasadores deben ser verificados con frecuencia y sustituidos en caso de duda.

No tiene nada que ver salir a darse la vuelta a la cala, que hacerse a la mar para llegar al Indico. La mejor solución provendrá del compromiso entre la solidez, el peso y la fiabilidad del conjunto. Igual de peligroso puede ser llevar una jarcia demasiado débil que pueda hacernos desarbolar, como llevar unos obenques tan pesados que lleguen a comprometer la estabilidad del barco con mares formadas.

Llevar 20 ó 40 metros de cable galvanizado y unos pequeños pernos de sujeción pueden resolver muchas eventualidades en un viaje, junto con los tangones permitirán montar sin esfuerzo un aparejo de fortuna si llegamos a sufrir un desafortunado desarbolado.

 

Para atravesar el Atlántico rumbo a las Antillas el uso del tangón es imperativo, y muchos de ellos están sub-dimensionados por lo que acabarán partiéndose.

 

En general el 70% de los vientos utilizados durante los grandes viajes son de popa y el uso de tangones es indispensable. Dos mejor que uno, de calidad y ligeramente sobredimensionados.

 

 

 

Preparar el acastillaje

Gracias a las modernas mordazas y frenos que forman los impresionantes pianos, bastará con algunos pocos pero sólidos winches capaces de trabajar y ajustar la tensión de todos las escotas, drizas y cabos de nuestro barco. Cuidado con el cardan que fija la botavara al palo, a menudo mal dimensionada y por tanto causa potencial de muchos problemas. Escotas y cabos deben estar en perfecto estado y llevar alguno en reserva es siempre una buena idea, ya que no implican ninguna fuerte inversión y pueden servir para dar solución a multitud de problemas.

El ajuste del palo no debe pasar desapercibido. Con el tiempo los obenques y los estays pierden tensión y debemos ajustarlos. Déjese aconsejar por un experto ya que es tarea para un profesional o cuanto menos, lea suficiente literatura al respecto antes de afrontar un ajuste manual que bien podría empeorar la situación actual. Tan peligroso puede resultar llevar la jarcia muy floja como llevarla con más tensión de la necesaria. Demasiada compresión en el palo puede predisponer a una rotura del mástil. Un ajuste incorrecto del palo a proa o a popa hará que el barco se comporte con tendencia ardiente o a ser demasiado blando.

 

Artículos relacionados:

   - Preparar el barco para largos cruceros

       - Los riesgos de navegar en Alta Mar

   - Organizarse en un barco

   - Estibar la compra a bordo

   - Trucos para estibar y organizar las cosas en el barco

   - Vela y Aventura: las velas y el motor


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190     info@fondear.com 


© Copyright 2007    Fondear, S.L.