e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Organizarse en un barco

No se usted, pero yo por mucho espacio que tengo en casa, todo lo acabo llenando. El garaje de casa es de 2 plazas, y en él es imposible meter ni siquiera una moto dada la cantidad de cosas que hay almacenadas!

Si piensa trasladarse a un barco, para vivir en él o prepararse para hacer un largo viaje, debe cambiar el “chip”. Cuando lleve cosas para el barco debe pensar si las va a utilizar siempre o por el contrario se trata de un capricho que se le pasará, o que ya se le pasó hace un montón de años.

En casa almacenamos decenas de trastos verdaderamente inútiles, como la ampliadora de fotografía que utilizó por última vez hace 20 años, unos esquís que ya no valen para nada, alguna mesa que guarda por si alguna vez le hace falta,… En el barco hay que ser muy radical y tomar decisiones drásticas.

Nada de 15 pares de zapatos como en casa, ni armarios en los que ya no cabe una chaqueta más. Todo debe estar bien pensado ser efectivo y a ser posible tener varios usos. Con tres pares de zapatos basta, con una buena cazadora, para que más. Utensilios de cocina, los justos. 

 

A no ser que sea usted armador de un 80 pies, el espacio es el bien más preciado y por tanto debemos prestar mucha atención a lo que decidamos embarcar. El ordenador debe ser pequeño y fiable. Cuidado con los libros! Como se despiste pueden invadir el barco.

Cuando equipamos el barco son tal la cantidad de cosas que tienen que ir a bordo que debemos ser muy cautelosos en la elección y en el tamaño. El generador portátil, bidones extras para gasolina, cosas para la playa como colchonetas y “juguetes” acuáticos, equipos para bucear, las bicicletas plegables para pasear cuando desembarquemos...…

 

A pesar de ser estrictos, son muchas las cosas que tenemos que llevar a bordo. Naturalmente deshágase de los embalajes y si fuera necesario conserve sólo algún protector. Afortunadamente en los barcos modernos, a poco que rebusquemos nos encontramos con huecos importantes debajo de los asientos del salón, bajo el suelo, detrás de los respaldos de los sillones, tras los armarios de los cuartos de baño, en donde está montado el depósito de agua, en los cofres que dan acceso a la zona del timón…

Parece mentira la cantidad de cosas que pueden caber en un barco moderno. Cuando fuimos a equipar el nuevo velero de 12 metros que nos entregaron en Francia, remolcábamos un enorme carro cuyo contenido era inimaginable pensar que fuera a caber en el barco, y sin embargo una vez estibado, todo desapareció de la vista. El barco se lo había “tragado” todo.

Lo malo es cuando hay que recuperarlo. En más de una ocasión nos hemos pasado buscando algo, sin lograr dar con ello durante mucho tiempo. ¿Cómo es posible perder la silla del arnés para subir al palo, con lo que ocupa? En una ocasión se me “despistó” una bolsa grande con una herramienta remachadora y llena de ojales para remachar una funda de neumática que estabamos fabricando. Por mucho que busqué y rebusqué en todas partes, me fue imposible dar con ella, hasta el punto de que finalmente y tras varias semanas de búsquedas infructuosas decidí comprar de nuevo el material, a sabiendas que finalmente aparecería cuando los dioses lo quisieran. Efectivamente así ocurrió, y al cabo de varios meses la encontré dentro de la caja de los cables eléctricos, cuando me disponía a instalar un inversor.

La clave está en una meticulosa organización. Si en un barco se puede llegar a perder algo tan voluminoso como una silla para subir al palo, imaginen el desasosiego que les invadirá cuando intenten localizar las agujas con las que coser un pequeño desgarro en el Génova.

El orden es fundamental. Nunca guarde por andar con prisas algo en el sitio inadecuado, ya que a efectos prácticos es casi como si lo hubiera tirado por la borda. Lo mejor es coger un cuadernillo y dibujar un croquis del barco con los diferentes sitios de estiba.

En cada uno de ellos pintamos una raya a una lista exhaustiva con todo lo que va ordenado en ese lugar. No tenga miedo en utilizar la hoja de cálculo del ordenador para organizárselo todo mejor, La ventaja es que el Excell permite ordenar alfabéticamente y saber al instante en donde se encuentra algo que no recordamos en donde está.

Tenga claro que aunque ahora sepa en donde se encuentra algo, al cabo de un año de no haberlo utilizado es posible que no tenga ni la menor idea de donde se encuentra almacenado. Esta lista puede ser especialmente útil con las cosas de comida. Si lleva una pequeña impresora a bordo, imprima una copia y déjela a mano, por ejemplo en la mesa de cartas.

 

Cuando empiece a asignar espacios, decida cuales son los más accesibles y utilícelos para las cosas que necesite con más frecuencia. Las cajas de plástico estancas son fundamentales tanto en la cocina como con el resto de los accesorios a estibar. Las bolsas de plástico también son muy importantes. Tenga siempre de distintos tamaños y de plástico más gruesos que las de las bolsas de basura. Permiten guardar cosas en huecos inaccesibles y de acceso complicado.

 

 

 

 

Algunos trucos para lograr la estiba perfecta

1) Invéntese un sistema de codificación para ordenar las cosas dentro del barco. Cada zona puede tener asignada una letra. Haga un inventario de lo que queda guardado en cada zona. Introduzca toda esta información en una hoja de cálculo e imprima la lista para dejarla en un lugar a mano.

2) Compre cajas de plástico de diversos tamaños que se adapten a todos los huecos del barco.

3) Las cosas se guardan exactamente en su sitio asignado.

4) Pinturas, barnices disolventes y gasolinas se almacenarán en lugares ventilados y en los cofres de fuera.

5) Cuando compre algo nuevo, despréndase de los inútiles embalajes. El cartón es enemigo en los barcos. Solo sirve para humedecerse y estropearse. Tírelo todo.

 

6) Aunque tenga una zona dedicada para taller o guardar herramientas, deje un alicate y un desatornillador a mano. De esta manera no tendrá que acceder continuamente a las cajas de herramientas para simplemente aflojar un grillete. Lo mismo ocurre con la cinta americana y algunas tijeras y material de papelería que pueden ser guardados en la mesa de cartas.

7) El velcro es un invento fabuloso. En los cofres grandes las cosas siempre andas rodando y no se pueden aprovechar los espacios superiores. Pegue una o varias tira de velcro con cola de contacto y las otras tiras de velcro en las cajas que queremos sujetar por ejemplo en una pared desaprovechada de un interior.

 

8) Las bolsas de plástico con cierre hermético son tan útiles como las cajas de plástico herméticas para guardar ropa limpia, edredones de cama, o material que no deba humedecerse como cámaras o aparatos electrónicos.

9) Es posible que localice alguna zona del barco que el astillero ha condenado y que puede aprovechar como sitio de estiba, haciendo un acceso mediante una tapa de de madera.

10) Las planchas del suelo son complicadas de levantar, y es muy frecuente tener que levantar varias de ellas antes de lograr acceder a la que verdaderamente necesitamos quitar. Si instala tiradores podrá levantar exactamente la que necesite sin tener que levantar medio suelo del barco. 

11) Hay algunas zonas de estiba que no tienen ninguna ventilación. Si las ventila evitará humedades y la posibilidad de que aparezcan hongos. Para ello basta con instalar una rejilla de ventilación.

 

 

 

Trucos para estibar la comida

 

1) En la nevera mantendrá mucho mejor el orden utilizando cajitas de plástico de todos los tamaños imaginables.

2) Las galletas, patatas fritas abiertas, nachos y cosas de este estilo deben guardarse en cajas de plástico herméticas so pena de humedecerse mucho más rápidamente.

3) El rotulador indeleble le permitirá marcar las latas de conservas y otras cosas para una rápida identificación.

4) Muchos alimentos como los cereales del desayuno viene con cajas de embalaje mucho más grandes que las bolsas del interior. Además son de cartón y sirven más que para coger humedad.

5) Utilice un dispensador de jabón cerca del fregadero. Es más cómodo, y ahorrará jabón, lo cual a su vez le hará ahorrar en agua al no necesitar aclarar tanta espuma inútil.

6) En travesías largas hay que lavar a fondo toda la verdura y las frutas para matar cualquier posible bichito que pueda estropear antes de tiempo nuestras existencias. Una vez lavadas y bien secas, las podremos guardar en sitios oscuros y frescos. Las redecillas son estupendas para esta tarea.

7) Las patatas y cebollas se deben guardar en sitios separados ya que juntos aguantan menos tiempo. Las manzanas deben separarse de las otras frutas ya que pueden acelerar la maduración de otras frutas.

  

  

 

 

 

Artículos relacionados:

   - Estibar la compra a bordo

   - Las herramientas a bordo

   - Trucos para estibar y organizar las cosas en el barco

   - Preparando tu charter

   - Check List antes de partir

   - Preparar el barco para largos cruceros

   - Prepararse para dar la vuelta al mundo

   - Viajar en velero por el mundo


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190     info@fondear.com 


© Copyright 2010    Fondear, S.L.