e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Baterías AGM ¿Qué son?

 

 

Absorbent Glass Mat (AGM) es un tejido de fibra de vidrio absorbente que contiene el ácido de la batería. Las baterías de plomo tipo AGM son más seguras y ligeras y por tanto más avanzadas.

La tecnología AGM fue desarrollada en 1985 para los aviones militares que buscaban reducir el peso y aumentar la capacidad de carga de los aviones. En las baterías de tipo AGM el ácido sulfúrico de cada vaso es absorbido por una capa muy

delgada de fibra de vidrio comprimida con el aspecto de un fieltro, que asegura los problemas frente a posibles derrames de ácido en caso de rotura. Son baterías mucho más seguras frente a vibraciones y posibles roturas, y por esta razón se suelen escoger en vehículos de competición.

Por esta razón las baterías AGM pueden ser transportadas de forma mucho más segura y sin restricciones por peligrosidad. Cada vaso puede se fabricado de forma rectangular o enrollados en forma cilíndrica.

Las baterías AGM tienen una resistencia interna muy baja que las permite entregar corrientes muy altas y tienen además una vida útil bastante larga, incluso al someterlas a ciclos de descarga profundos. Las AGM son baterías selladas estancas sin mantenimiento, y como ya hemos comentado, más ligeras que las baterías de ácido-plomo normales.

Además se comportan bastante bien incluso con bajas temperaturas lo cual se agradece en invierno, y ofrecen una autodescarga reducida. Pero las ventajas de las AGM continúan frente a las normales pues admiten una recarga de hasta 5 veces más rápida, en caso naturalmente de que nuestro cargador entregue suficientes amperios.

 

Ciclo profundo

En los barcos es especialmente importante aprovechar todos los amperios almacenados en las baterías antes de tener que volver a cargarlas. Y en esto las AGM ganan por goleada en los barcos, pues se pueden descargar en ciclo profundo hasta un 80% sin riesgo de estropearlas frente al 50% de las baterías normales.

Por el contrario, las AGM tienen una ligeramente inferior energía específica (o capacidad de carga por cada kilo de peso) y son algo más caras de producir.

Ventajas

-        Selladas y seguras frente a posibles derrames.

-        Alta potencia específica. Capacidad de ofrecer corriente muy Fuertes.

-        Tiempo de carga 5 veces más rápido.

-        Mejores ciclos de trabajo con cargadores avanzados.

-        Retención de agua: El oxigeno e hidrógeno se combinan para producir agua

-        Construcción segura que acepta Fuertes vibraciones.

-        Buen comportamiento a bajas temperaturas.

Desventajas

-        Mayores costes de fabricación

-        Sensible a sobrecargas. El gel se comporta mejor en este aspecto.

-        Mayor pérdida de capacidad de carga con el tiempo a las de gel.

-        Menor energía específica (Capacidad /kg de peso de batería)

-        Deben almacenarse cargadas desde su fabricación.

 

Al igual que lo que ocurre con las baterías de gel, las AGM son sensibles a un sobrecargado por lo que debemos imperativamente utilizar un cargador de baterías avanzado que mida la tensión para optimizar el ciclo de carga. Las AGM se pueden cargar a 2,40 voltios/por célula, pero debemos tener muy presente la tensión de flotación (Float) cuando la batería ya está cargada, pues en este caso la tensión no debe superar los 2,30 voltios por célula. Con temperaturas más altas es incluso conveniente descender esta tensión a 2,25 o 2,20 voltios /célula.

 

Cuando una batería está plenamente cargada, la corriente de carga aplicada se malgasta en producir hidrógeno por electrolisis y esta es la razón por la que las baterías pueden explotar. Por tanto, lo mejor con las baterías AGM es utilizar un buen cargador de baterías que tenga en cuenta los ciclos de carga con todo detalle.

Las AGM no se llevan nada bien con las fuentes de calor y por ello debemos buscar un compartimiento alejado del motor. A partir de los 49º centígrados debemos detener la carga de la batería.

Así como en las baterías normales admiten una fuerte corriente de carga durante unos minutos aplicada un par de veces al año para evitar la sulfatación, las AGM no deben recibir este proceso, ni lo necesitarán, al tener una auto descarga menor.

 

 

 

Las baterías de plomo del futuro

La batería de plomo fue inventada por Gaston Planté en el año 1859 y a pesar de haber evolucionado, básicamente sigue siendo la misma a la que se inventó hace ciento cincuenta años. Su excelente rendimiento y su reducido coste de fabricación la han permitido esta enorme popularidad.

Pero no todos son ventajas. Las baterías de ácido plomo son pesadas y duran menos que las de Niquel/Metal hidruro y no admiten descargas profundas ya que la descarga total las estropea con bastante rapidez. Los ciclos de descarga aprovechables no van más allá de las 200 a 300 ciclos de descargas/cargas en profundidad. Esto se debe a las corrosiones que aparecen en la rejilla que actúa como polo positivo.

A cambio las baterías de níquel/Metal hidruro sufren de un efecto llamado “efecto memoria” por el cual se ve reducido su capacidad de almacenamiento de energía, aunque el problema es subsanable haciendo una descarga total y una carga completa.

Así han ido apareciendo nuevas baterías basadas en la química Acido/plomo pero que mejoran y evitan los problemas históricos de estos acumuladores.

 

Firefly Energy

Se trata de unas baterías de acido plomo más ligeras y duraderas gracias a unos electrodos de foam en el electrodo negativo que las hace alcanzar las prestaciones de las Ni-MH pero a un coste inferior. A pesar de todo, son por ahora casi 3 veces más caras que las normales, lo cual las hace bastante inviables.

 

 

 

 

Altraverda Bipolar

Utilizan para la rejilla y en el separador de AGM una estructura cerámica de oxido de titanio bautizada como Ebonex. La matriz de polímero contiene delgadas capas de una aleación de plomo en sus superficies externas. Esta marca consigue alcanzar densidades de energía de hasta 60 watios hora/ Kg, un tercio mayor a las tradicionales baterías de plomo y comparable a las NiCd.

 

 

Axion Power

Se trata de un interesante híbrido entre batería de acido-plomo y super-condensador (ultracapacitator). El polo positivo está formado por una estructura estándar de dióxido de plomo y polo negativo de carbón. Ofrece tiempos de recarga muy rápidos y un aumento en el número de ciclos de vida en descargas profundas. Ideales para coches híbridos en los que la energía acumulada en la frenada es empleada rápidamente después. La combinación plomo/carbón disminuye la cantidad de plomo en el polo negativo en un 30% respecto a una batería de plomo tradicional. A cambio disminuye la energía específica hasta niveles de 15-25 Wh/Kg frente a los 30-50 Wh/Kg de las baterías tradicionales.

 

CSIRO Ultrabattery

En cada célula de este tipo de baterías se combina un ultra condensador y un acumulador de plomo. El condensador aumenta la potencia y la vida de la batería al actuar como un almacenador durante la carga y la descarga, prolongando hasta 4 veces la vida de la batería  ofreciendo corrientes un 50% mayores. El fabricante asegura que esta batería es un 70% más barata de producir que las baterías utilizadas en los coches híbridos. El fabricante Honda las está utilizando fabricadas bajo licencia por el fabricante Furukawa, en algunos de sus prototipos con muy buenos resultados. Su ultracondensador es totalmente adecuado para los ciclos repetitivos de arranque y parada de los nuevos vehículos híbridos.

 

EEStor

¿La panacea? Otra combinación de ultra condensador y acumulador basada en una cerámica de bario y titanio que anuncia conseguir altísimas densidades energéticas de hasta 280 Wh/Kg, mayores a las ofrecidas por las baterías de ion-litio. La empresa ofrece información con cuentagotas lo cual está dando mucho que hablar en medios especializados. 

Y no es para menos, pues de ser ciertos los datos que ofrece la empresa sobre estas fantásticas baterías, podría cambiar de forma radical toda la nueva industria de baterías de litio.

Según su publicidad, sus baterías pesan una décima parte del peso de una batería de NiMH de misma capacidad, no se estropean con los ciclos profundos de descarga, se cargan entre 3 y 6 minutos, no contienen materiales peligrosos o contaminantes, se fabricarían a costes parecidos a los de las baterías tradicionales, y tienen una auto-descarga ridícula de solo 0,02 por ciento al mes… Si todo ello es cierto, ¿Dónde se pueden comprar acciones de esta compañía?

 

 

   Artículos relacionados:

- Monitorizar la energía a bordo

- Pilas de combustible; hacia la propulsión del futuro

- Barbaridades con baterías; el truco salvaje

- Cargadores de pulsos; segunda juventud

      - Propulsión: el futuro es eléctrico

      - Baterías a fondo

      - Pila de combustible

      - Cargar las baterías

      - Los mitos de las baterías

 

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2012     Fondear, S.L.