e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Club Fondear

     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
   
     
   

2018

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Windy; La mejor meteo siempre a mano

 

 

 

Precisa, fácil de utilizar, aún más de interpretar, vistosa e intuitiva, y con una potente densidad de capas de información para adaptarla a nuestras necesidades. Así es Windy, una de las mejores aplicaciones meteo... Y además es gratuita.

La puedes descargar para tu iPad, o en el iPhone, para las tabletas o móviles Android, o también puede ser utilizada sin ninguna instalación, directamente desde la

web, desde cualquier navegador en la dirección windy.com. Incluso existen "widgets" y código abierto para que algunas prestaciones de Windy puedan ser montadas en otras webs… como podría ser por ejemplo Fondear.com.

Si estamos en costa con buena cobertura de datos, esta es sin lugar a dudas y en 2018, una de las aplicaciones más valiosas para poder disponer en todo momento de una meteo precisa con todos los datos que podríamos necesitar, muy atractiva y fácil de utilizar. En 2018, porque en este mundo de tecnología galopante, lo que digamos ahora puede no tener tanta validez tan solo dentro de dos o tres años.

 

 

Si navegamos alejados de la costa y accedemos a datos por Iridium o por otros canales de datos lentos y caros, es mejor utilizar otros programas como Wind-Predict o Weathear-4D ambos con la posibilidad de elegir concretamente la zona meteo para en la que navegamos y descargar en Grib un pequeño paquete de datos con información concreta solo de esa zona. Debemos esperar a que Elon Musk de Tesla/SpaceX monte la red de satélites de banda ancha que tiene prometido lanzar con su SpaceX para los próximos años, para poder poder utilizar el browser cuando estamos en navegación oceánica.

 

Podemos utilizar Windy, simplemente accediendo a la web desde cualquier navegador, sin necesidad de instalar ninguna aplicación en la tablet o el smartphone.

 

Lo cierto es que hoy por hoy, Windy es una auténtico "killer". Sin ir más lejos, este invierno 2018 hemos estado navegando unos 2 meses en el Caribe y ya pueden adivinar cuál ha sido nuestra principal, por no decir única, fuente de datos para conocer la meteo en tiempo real y con gran precisión…. Windy.

Precisión, pues Windy utiliza hasta 4 modelos de previsión de datos siendo el ECMWF (European Centre for Medium-range Weather Forecasting) el utilizado por defecto y más adecuado para nuestras navegaciones. Otros modelos contemplados como el GFS o el MEMS o el ICON-EU pueden ser interesantes especialmente para comprar las diferencias entre ellos y tener la máxima seguridad en nuestra previsión.

 

También es posible comparar las predicciones de diferentes modelos todo ello de forma simultánea. Quédese y navegue con la menos optimista. 

 

 

Como usar Windy

La cierto es que es muy intuitivo y prácticamente no hace falta ningún manual de usuario. Lo mejor es su representación gráfica del viento, olas y corrientes, así como otras capas de datos que dan una visualización animada evidente de cómo es la meteo. Podemos no tener ni idea interpretación meteorológica, ni idea de cómo van las isobaras, ni idea de cómo interpretar los mapas de presiones típicos de los partes meteo, y a pesar de ello sabremos mejor que nadie la meteo completa para los próximos días.

La meteo que tenemos ahora y la que nos espera, pues Windy ofrece una barra inferior que podemos desplazar para saber cómo será la meteo hasta en los 10 días consecutivos a la fecha actual, o pulsar el icono de animación para ver como va a evolucionar cada pocas horas. El tiempo que usa Windy es el tiempo local de la tableta o Smartphone, salvo cuando estemos en una región de alta mar, usándose entonces el tiempo UTC..

 

 

 

Detallar la previsión

Si pulsamos en cualquier punto del mapa veremos aparecer un banderín detallando la información en ese punto. Si en ese momento tenemos seleccionada la capa de olas pues veremos detalles de la altura de las olas y la dirección que llevan e incluso el período con que cruzan. Si tenemos la capa de viento, los detalles serán relativos al viento. Si estamos viendo las nubes, el banderín indicará el porcentaje de cobertura. Y así con todas las capas que podemos visualizar.

Pero si en vez de un click en un punto de la pantalla, mantenemos pulsado el dedo, en vez del banderín veremos aparecer un menú que indica las coordenadas del punto y varias opciones como son la previsión de los próximos días para esta ubicación, con distintas flechas para el viento o el oleaje en intervalos de 3 horas.

 

En la predicción detallada los banderines indican la dirección y fuerza de viento y de las olas. Con el dedo podemos desplazar la barra inferior para ir descubriendo la meteo de los días sucesivos.

 

La ventana de previsiones aparece en la banda inferior de la pantalla ordenada por fechas en intervalos de 3 horas y que podemos desplazar con el dedo hacia la derecha para ver las distintas evoluciones de estas predicciones.

Si  corremos esta ventana de previsiones hacia la derecha, veremos al final los detalles del punto de ubicación escogido, con las coordenadas y los datos de hora de amanecer, atardecer y altitud (funciona también en tierra), y las posibles cámaras webcam en tiempo real que nos muestran video del lugar en tiempo real. Incluso existe un botón al lado del video para mostrar la última toma de día por si estamos en un momento en el que la webcam está en la oscuridad de la noche.

En la zona inferior de la ventana de previsiones existen 9 botones para cambiar el modo o el detalle en que se ofrecen estas previsiones. El primer botón es para ver la previsión en modo básico con diferentes iconos de diferentes colores muy intuitivos y podremos conocer en todo momento el viento, las olas, las rachas de viento que podemos esperar, así como la temperatura la lluvia y la nubosidad.

El siguiente botón de "Meteograma" detalla información relativa a la presión, o el tipo de precipitaciones que podríamos encontrarnos.

El tercer botón "Airgram" nos dará la previsión de viento y su evolución a diferentes alturas, lo cual es muy valioso para los que practican deportes aéreos. El botón "Olas" resume los datos y evolución del oleaje en diferentes modelos que incluso podemos comparar si pulsamos el último botón “Comparar".

 

 

Visualizar las capas de datos

El viento en cada punto del mapa es evidente gracias a la animación de las motas de viento que se mueven siguiente el viento y cambiando de velocidad, dirección y color de fondo, dependiendo de la fuerza del viento que tengamos en cada punto.

Algo parecido ocurre con las olas que veremos cómo diminutos borregos indicando la intensidad y dirección de estas. Hasta 3 capas de olas podremos destacar indicando la mar de fondo, la mar de viento y las olas costeras para quienes practican surf.

Con el icono situado arriba y a la derecha desplegamos el menú de capas el cual permite conocer además del viento, la lluvia, la temperatura del aire, las nubes en tres alturas distintas, el oleaje, la niebla y visibilidad, la temperatura del agua, las corrientes marinas, las rachas de viento, las presión, las tormentas y la densidad de rayos.

 

Temporal en el Caribe... Al desplegar el menu de capas, vemos el modelo de predicción que está siendo utilizado y además de poder escoger la capa de datos que necesitemos, podemos acceder a otro submenú con más datos, o desplazar la altura a la que estamos estudiante el viento.

 

Estas y muchas otras capas más técnicas como son el punto de rocío, la humedad, concentración de monóxido, la masa de polvo, la capa de ozono, entre otras, pueden ser de gran interés para el aficionado a la meteo profesional.

El ultimo selector deslizante del menú de capas permite seleccionar la altura a la que estamos visualizando el viento, por defecto en superficie. Pero podemos elegir ver el viento a 100 metros de altura, 600, 750, 900, 1.500, 2.000, 3.000, 4200, 5.500, 7.000, 9.000, 10 Km, 11,2 Km, y 13,5 Kilómetros de altura, para así poder contrastar la evolución del viento en gradiente de alturas, y que puede ser utilizado por los meteorólogos más avanzados para deducir evoluciones del viento en la capa de superficie (que no necesitaremos pues Windyi ya la trae hecha), o curiosear por dónde van los “Jet-Streams” que utiliza la aviación comercial para ahorrar decenas de miles de euros en keroseno en un vuelo  durante un solo trayecto, gracias al empuje de las corrientes de chorro que superan ampliamente muchas veces los 100 nudos de velocidad!

 

Es posible ir eligiendo ubicaciones "Favoritas" para saltar a ellas en cualquier momento. En cada una de ellas también podemos definir alarmas de forma que Windy nos avise si se establecen unas condiciones especiales.

 

Las corrientes

En largas singladuras la capa de corrientes tiene gran interés, pues una buena elección de la singladura nos puede empujar 20 ó 30 millas náuticas al día. En la foto mostrada vemos la corriente del Golfo que favorece la navegación hacia Europa desde el continente americano y que en muchos punto empuja a unos 2 nudos de velocidad, o sea del orden de ¡50 millas diarias!

Muy a tener en cuenta pues, por ejemplo, al norte de Belen en Brasil y ya bien adentro en el Océano a la altura de la desembocadura del Amazonas, la corriente puede llegar a sorprendernos con cerca de 4 nudos! Navegando entre islas en las Antillas no es raro encontrar corriente de más de un nudo y por tanto para nada despreciables.  

Cuando elegimos la capa de corrientes, visualizamos la corriente real en cada zona con las correcciones debidas a los vientos de superficie que pueden reformar o disminuir esta corriente.

 

Las corrientes vienen marcadas en intensidad por la escala de colores y son las que realmente tendremos en tiempo real en cada zona. En la foto de la izquierda apreciamos la corriente del Golfo atravesando el Atlántico Norte con intensidades de hasta 2 nudos. En la foto de la derecha apreciamos en tiempo real corrientes de hasta 3,8 nudos en la costa de Brasil cerca de Belem.

 

 

El menú de ajustes

Abajo a la derecha encontramos un pequeño icono para ajustar Windy a nuestro gusto, desplegando un menú que nos permite muchas parametrizaciones como por ejemplo, el tipo de animación del viento, mostrar o no la isobaras de toda la vida, elegir ubicaciones favoritas, el viento observado en distintos puntos concreto, lo mismo con la temperatura, mostrar aeropuertos, zonas para practicar parapente (Windy es utilizado también por aficionados al Vuelo libre, al Kite surf, al Surf...).

Pero también podemos ajustar el tipo de unidades a utilizar, el formato de hora elegido, visualizar la rejilla de coordenadas, lo cual es muy útil para los que navegamos, pues gracias al GPS de la tableta, Windy se convierte también un chart-plotter, los colores de las capas y otros muchos ajustes todos ellos disponibles en la opción de “Ajustes avanzados”.

Una de las últimas opciones permite acceder a una "Ayuda" que nos llevará a un foro de preguntas alimentado por la comunidad de usuarios de Windy con más de tres millones de suscriptores.

 

También es posible indicar la temperatura en distintos puntos reales de medición, entre muchos otros datos como son incluso las mareas que tendremos en estos diferentes lugares en los que se miden.

 

 

¿Cómo se generan las previsiones?

Hay cientos de estaciones meteos repartidas por todos los rincones del planeta que toman datos en tiempo real, y que son reportados a centros de datos. También se toman miles de datos a diario desde barcos oceanográficos, boyas inteligentes, satélites e incluso desde los aviones. Con todo ello las agencias meteorológicas de los gobiernos tienen una idea bastante precisa de lo que ocurre justo en este momento.

Toda esta información entra en un ordenador de brutal potencia de cálculo al cual se le han programados algoritmos capaces de realizar iteraciones de cómo van a ser estos datos o predicciones para los siguientes días. El resultado que sale del ordenador cada pocas horas, es la siguiente previsión meteorológica que será diferente según sea el modelo algorítmico utilizado. Los algoritmos son cada vez más complejos y requieren de una enorme potencia de cálculo y por ello son necesarios super ordenadores con centenares de procesadores en paralelo.

Y al final lo que se obtiene es un fichero binario con datos en formato GRIB capaces de ser leídos por decenas de programas, aplicaciones, o pantallas multifunción. El fichero GRIB codifica cada capa de información de forma muy críptica para que ocupe poco "peso" y pueda ser representada en las diferentes aplicaciones con mejor y más lograda vistosidad.

 

Regreso a Europa: Bordeando el anticiclón de Azores para empujarse con los alisios. Desde el menú emergente al pulsar mantenido en el mapa aparece la opción "Distancia y planificación" desde la que poder "pintar" una ruta conociendo los waypoints y las distancias de cada tramo y la distancia total prevista.

 

Los meteorólogos, las empresas de meteorología o incluso los programas pueden descargar en tiempo real la última previsión que será finalmente interpretada gráficamente con esos descriptivos iconos y animaciones con zonas coloreadas que atienden a la intensidad de los diferentes campos escalares o vectoriales. Algunos ficheros son gratuitos y otros son de pago, y los hay con cobertura mundial llamados modelos globales o los que cubren, generalmente con más "definición", zonas locales en los llamados “modelos locales”.

El modelo GFS se actualiza cada 6 horas y es muy utilizado por muchas aplicaciones porque es gratuito. El ECMWF lo hace cada 12 horas y es mucho más preciso y con mayor densidad de datos pero es de pago. Windy paga por ello y lo distribuye gratuitamente a sus usuarios. Complicado modelo de negocio pues Windy a su vez no cobra nada a los ya más de 3 millones de usuarios registrado...

Algunos estudios indican que los algoritmos desarrollados en ECMWF son los más exactos y consiguen las mejores previsiones del mundo. La predicción de los modelos suele hacer una "foto" de cómo será la previsión a intervalos de 3 horas, aunque en algunas previsiones locales la salida del modelo es de hora en hora. Previsiones que salen de los superordenadores para regiones locales concretas, pues hacer una previsión muy detallada global requeriría un esfuerzo mastodóntico de cálculo.

Windy utiliza varios modelos a la vez, mostrando datos que provienen del GSF para rejillas de resolución de 22 Km de lado y el ECMWF para resoluciones de 9 kilómetros, y otros muchos modelos diferentes (NEMS de la suiza Meteoblue, NAMCONUS para datos USA, NAM-Alaska, y NAM-Hawaii) para zonas locales con resoluciones incluso de hasta sólo 3 kilómetros de rejilla, interpolando los valores para puntos intermedios. Y todo ello de forma transparente para el usuario, que simplemente mirará lameteo en la zona que le interese.

 

 

¿Cuándo fallan las previsiones?

Basta con curiosear  la intensidad del viento en mitad de una fuerte depresión o en un huracán para entender que los valores predichos son inferiores a lo que hay de verdad en el lugar. Windy ofrece los valores predichos por ECMWF o GFS que aunque son los mejores, no son capaces de predecir para cada punto, los picos de viento que se generan. Esto se debe a que los modelos entregan el viento medio en cada retícula de la rejilla, suavizando los valores de pico impredecibles.

En otros casos los datos recibidos de algunos sensores que recolectan información, son descartados como dudosos, cuando estos son de valores extremos, para evitar así y ante la duda, contaminar la computación del conjunto de datos recibidos e introducidos en el modelo. Esto hace que también se pierdan datos reales de valores pico elevados y por tanto el modelo quede suavizado. Un dato aparentemente real, pero finalmente erróneo  introducido en el modelo, puede degenerar en enormes errores en el cálculo de las predicciones y por ello se tiene mucho cuidado en filtrar las posibles mediciones erróneas.

Por estos dos motivos las predicciones serán más "suaves" a lo que en realidad solemos encontrar, y cuanto más extremas sean las condiciones meteorológicas o cuanto más necesitemos conocer las rachas o valores de pico en un punto concreto.

 

 

 

El índice CAPE

Las nubes de convección (por ejemplo los cumulonimbus) que se forman por la intensa actividad del sol al evaporar agua en la superficie del mar o del terreno, son otra de las pesadillas de los científicos, para programar los modelos de previsión, pues se forman muy rápidamente de forma aleatoria y son capaces de descargar una enorme energía que altere el viento predicho y las condiciones esperadas.

Estas nubes tienen una energía brutal, capaz de chupar hasta alturas de 15 kilómetros, muchas toneladas de agua, y crear descargas eléctricas de 20.000 voltios. Succionan la humedad de la superficie del mar y aniquilan los vientos predichos en la zona, y de repente descargan todo el agua en forma de lluvias intensas conocidas como chubascos que generan tormentas de vientos impredecibles, que pueden evolucionar hasta convertirse en vientos huracanados allí donde en principio la predicción marcaba vientos suaves. 

Los algoritmos predictivos no son capaces de adivinar el momento y el sitio exacto en el que tendrán lugar estos fenómenos, aunque si se puede predecir su probabilidad. Esto es lo que indica la capa de datos conocida como "CAPE" que indica la probabilidad de tormentas en el área. Cuanto más alto sea el CAPE peor. Un índice de 1.500 indica que tenemos bastantes probabilidades de encontrar fuertes tormentas locales, y un grado 2.500 nos indicará  que habremos de lidiar casi seguro con alguna de ellas.

 

Las animaciones de Windy son espectaculares especialmente cuando nos acercamos a un frente. Windy puede ser utilizado, además, como una excelente herramienta didáctica para quienes deseen profundizar en las razones meteorológicas.

 

Pero en las costas, la orografía local también puede alterar las predicciones de los modelos, así como los vientos térmicos que tampoco son tenidos en cuenta por los algoritmos de predicción. El modelo ECMWF es el más avanzado al tener en cuenta y procesar correctamente los datos introducidos a partir de los cuales se generan las predicciones. Por esta razón ECMWF indica, por término medios, rachas y valores de viento mayores a las predicciones de otros modelos y al final resultan más cercanas a los valores reales que se van a dar en cada zona. 

Si no usas Windy... No lo dudes ni un minuto. Descárgala. Te lo agradecerás.

 

      Artículos relacionados:

         - Whether 4D 2.0; la App más completa

         - iPad y otras "tablets" a bordo

         - Potencia al máximo la electrónica de tu barco

         - Datos e Internet a bordo

         - La batalla de la "tablets" náuticas

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2018     Fondear, S.L.