e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Club Fondear

     
     
     
     
     
     
   
     
   

2017

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Potencia al máximo la electrónica de tu barco; Instala un OCENAV

 

- Convierte tu tablet en la instrumentación del barco.

- Integra equipos de distintos fabricantes.

- Maneja el barco con el control remoto.

- Maneja el ancla con el mando a distancia.

- Mantente seguro con las alarmas múltiples.

 

 

Al actualizar la electrónica de nuestro barco nos veíamos atados al fabricante de los equipos instalados en nuestro barco.

 

Pero con un OCENAV se acabó el problema y además

podemos migrar toda la instrumentación a una tablet, y disfrutar de un control remoto del barco con distintos tipos de alarmas...  

 

¡El sistema es genial!

La solución propuesta va mucho más allá de lograr la compatibilidad entre equipos de diferentes marcas, pues el dispositivo del que hablamos además de “traducir” de forma bidireccional y en tiempo real todo lo que pasa por la “red” de

datos del barco, emite y recibe por Wi-Fi todos estos datos para que podemos visualizar y controlar en el barco desde una tablet, o incluso desde cualquier ordenador marinizado o  smart-phone. De esta manera, tendremos todo el barco "migrado" hacia las Apps más avanzadas y potentes, capaces de potenciar la electrónica de nuestro barco hasta conseguir prestaciones sorprendentes.

 

 

Pero la base que hemos instalado permite mucho más, al disponer de un control remoto con el que poder gobernar el barco a distancia desde cualquier lugar del barco, y manejar el ancla controlando un sistema de alarmas entre ellas el anti-garreo.

 

 

OCENAV  Fondear

Con la base de OCENAV potencias al máximo el control y la instrumentación de tu barco.  Lleva los datos de navegación del barco hasta tu móvil o tablet. Logra compatibilizar pantallas multifunción de diferentes fabricantes. Navega más seguro con el módulo de alarmas. Además puedes montar la unidad remota para controlar el piloto automático desde cualquier sitio del barco. Manejar el ancla a distancia, y mirar los diferentes datos de navegación desde el mando remoto. 

 

 

Base A1N…………………………………              285,80 €   (iva incluído)

Base A2……………………………..……              302,10 €   (iva incluído)

Base A3……………………………………             347,00 €   (iva incluído)

Base A2 con control remoto…………..             445,40 €   (iva incluído)

Base A3 com control remoto…………              519,50 €   (iva incluído)

 

Aprovecha el lanzamiento y obtén GRATIS una linterna LED de alta potencia al comprar tu base Oceanav, además te ofrecemos un 25% de descuento para hacerte socio del Club Fondear.

 

 

Llámanos para informarte y aconsejarte sobre cuál es el modelo que necesitas para tu barco. Fondear te ofrece toda la asesoría que necesitas en tu montaje; Telf: 91 6319190

 

 

Potencia absoluta con OCENAV

La solución que hemos instalado en el barco es fantástica, pues expande las posibilidades del equipamiento digital que llevamos a bordo, y por un precio muy económico y con altísimas prestaciones. Los resultados sin duda le van a sorprender, como descubrimos en los próximos párrafos.

 

En estos tiempos de Apps terriblemente potentes, y otros programas de navegación que sencillamente brutales, el montaje final se convierte en una herramienta casi fundamental si queremos navegar con más seguridad, y por tanto facilidad, previsión y comodidad.

 

Hablamos de recibir la meteo en GRIB en tiempo real, muy fácil de usar y muy efectiva, al poderse combinar con la preparación y ruteos de nuestras próximas singladuras. Hablamos por ejemplo de “Wheather 4D 2.0” disponible para iPad, o para cualquier dispositivo Android, y por tanto para todas las marcas importantes de Tablets en el mercado.

Pero también hablamos de poder "bombear" TODOS los datos de navegación de forma muy sencilla hacia un PC montado en torno a una "Raspberry" por poco más de 50€, o hardware equivalente, y poder instalar un sistema completo y perfectamente operativo de navegación con software gratuito “Open-source”, en el que llevar una cartografía mundial y por tanto un sistema de navegación que incluso en algunos barcos puede sustituir plenamente a las multifunciones que encontramos en el mercado.

 

Expandir las posibilidades con un “Gateway” náutico

A algunos les puede apetecer renovar su pantalla multifunción por una actual último modelo, aunque como veremos es probable que finalmente decida decantarse por montar unas Apps en un iPad que reciba la info desde Wi-Fi. En este caso nuestra base OCENAV hace las veces de "gateway" o traductor entre los diferentes protocolos o lenguajes que hablan los distintos fabricantes. Estos protocolos son los famosos NMEA 183, SeaTalk, o N2K, y otros por llegar como Signal-K.

 

Para conectar la base el equipo viene provisto de conectores tipo "bayoneta" muy fáciles de instalar pues podemos montar los cables fuera del equipo y luego conectar todo con un solo 'click'

 

A todos nos apetece la idea de mejorar y duplicar la instrumentación mediante displays de gran tamaño como los que vemos en veleros de gran eslora o exclusivos barcos de regatas. Y esto lo podemos conseguir mediante cualquier tablet del mercado, sin tener que gastar una fortuna en instrumentación de un fabricante concreto.

Personalmente estoy encantado de poder llevar por ejemplo el iPad o el iPhone con los instrumentos de la App de NKE y sobre todo Wheather 4D 2.0, hasta al camarote y controlar rumbo, navegación, rachas, roladas de viento, previsiones meteo, calcular routing cómodamente instalado en el sofá del salón y controlar toda la información que circula por la red de datos de mi barco.

 

Cuando el día es desapacible, llueve o navegamos con frío por la noche, apetece poco subir a otear el horizonte y comprobar los instrumentos de navegación. Desearíamos controlar y verificar la navegación desde el sofá del salón o la mesa de cartas. Este tipo de solución ofrece más comodidad y flexibilidad, especialmente si complementamos la instalación con una cámara de video 4K de alta resolución montada en cubierta y enchufada a un mini-ordenador con salida a la pantalla plana del salón. Algo totalmente posible con un mini-ordenador de pocas decenas de euros.

 

Instrumentación disponible en Apps gratuitas y muy potentes

Existen muy buenas Apps que hacen eso… Recibir los datos en formato NMEA a través del  W-Fi emitido por la base OCENAV y que son representados en formatos extremadamente atractivos. Buen ejemplo de ello son las aplicaciones “NMEA-Remote”, “EDO instruments” (fantástico), NKE o ESA instruments, muchos de ellos disponibles desde el Apple Store gratuitos o por unas pocas decenas de euros. Dependiendo de las prestaciones que finalmente deseemos, podemos desbloquear determinadas funcionalidades por solo unos pocos euros.

Si queremos utilizar la tablet al exterior protegida de rociones y de la humedad del mar, o por si esta se cayera al agua, o quedara expuesta a la lluvia, lo suyo es utilizar una funda estanca para marinizarla. Estas fundas tienen un soporte de tipo bayoneta en su parte posterior, el cual permite montar la funda con la tablet en diferentes posiciones angulares para adaptar la visión a la posición en la que estemos. La funda puede montarse de esta manera a cualquier barra inox como las que solemos encontrar en las bitácoras de la bañera.

 

El resultado; una instrumentación que mejora significativamente la electrónica que tenemos instalada en el barco, por un precio reducido y con la flexibilidad que implica un dispositivo móvil y que además puede ser utilizado para muchas otras funcionalidades.

 

 

 

Monta tu OCENAV con Fondear

 

 

 

1) Elige el modelo de base que mejor se adapte a tu barco.

Puedes llamar a Fondear para conocer dependiendo de tu caso, la mejor opción.(607 99 90 90)

 

2) Monta tu mismo el equipo. Es muy sencillo si tiene un pocos de conocimientos básicos. Si además eres Socio Club Fondear, puedes llamar para recibir asesoría y resolver tus dudas.

 

3) Apúntate a las próximas conferencias de introducción a la "Náutica Digital" que Fondear está programando. También puedes ampliar tus conocimientos en el Curso de Navegación Digital de "Fondear""  en donde aprenderás entre otras cosas a instalar y configurar los detalles de la base y parametrizar las mejores Apps de instrumentación digital en un iPad.

 

 

 

4) Indícanos los datos de tu barco y solicita un presupuesto para tu instalación por parte de Fondear.

 

 

 

Telf: 91 631 91 90   -   email: info@Fondear.com

 

 

 

Wheather 4D 2.0

 

Mención destacada para esta fabulosa App que sin lugar a dudas deberíamos tener todos los aficionados a la navegación, sea a motor o a vela, para salir a la cala cercana o para dar la vuelta a mundo por la ruta de los tres cabos. Sencillamente imprescindible, genial y de una potencia extrema, a lo cual se suma una presentación extraordinaria y una gran facilidad de uso. No es para menos, se lo aseguro...

No se trata de programa de meteo en formato Grib, como su nombre pueda hacer pensar. Es mucho mucho, mucho más, y aunque se llame ‘Wheather 4D 2.0” se trata de una multifunción en toda regla con cartografía raster de alta definición, recepción meteo en tiempo real de uso casi trivial, capacidad para hacer routing y la habilidad de poder particularizar la navegación a las polares concretas de nuestra embarcación, sistemas de alarmas, y mucho más.

 

Routing como indicamos y tracking, con Way-Points, o la capacidad de representar en pantalla la instrumentación de viento y navegación con datos reales, en formato gráfico de gran atractivo y calidad, conectado por Wi-Fi a los datos de la base OCENAV que retransmite los datos de navegación de nuestro barco tomados de la red de datos de la instrumentación que tengamos instalada, sea del fabricante que sea.

 

Es decir, los datos de viento, sonda, tracks, y otros mensajes emitidos como mensajes Seatalk (en Raymarine) o Nmea183 o N2K de otros muchos fabricante de equipos multifunción, son radiados por Wi-Fi desde la base OCENAV y los recibimos en la teléfono móvil o en la tablet, interpretados en Wheather 4D 2.0 que a su vez son procesados junto con los datos Grib y de cálculos de derrotas para conseguir un sistema  extremadamente sofisticado, potente, cómodo y de enorme funcionalidad. ¿Se imagina cuando cuesta?…. 49 € (hablaremos en detalle de Wheather 4D en un próximo artículo dedicado).

 

Es una realidad tan actual como potente con prestaciones compatibles con los equipos del mercado, y programados con unos "front-end" de aspecto gráfico tan trabajado como atractivo.

Y es que al final, lo único que realmente hace la diferencia es el software que corre por las “venas” de los equipos. Sean PC’s, multifunciones, smart-phones, tabletas o portátiles. El hardware es bastante parecido, más o menos marinizado, más o menos “rugerizado” (anglicismo aceptado que indica la capacidad de aceptar las inclemencias del medioambiente y los golpes), más o menos potente, más o menos integrado, más o menos panelable y montado en una caja con diferentes grupos de botones.

 

Un caso concreto: ¿Hablamos de ”SeaTalk”?

 

Velero con electrónica Raymarine; Aunque este sea un típico ejemplo, en otros casos y dependiendo de los equipos instalados el montaje puede diferir de lo propuesto.  En nuestro caso; Un velero típico de serie, equipado con Raymarine. Como en muchos otros barcos; con pantallas C70 en bañera (o bien C60, C60+, C40, C80, C120,...) y otra pantalla también Raymarine duplicada dentro en la mesa de cartas, piloto automático (por ejemplo ST1000 a ST7000 incluyendo las versiones +) y SmartPilot (S2 en nuestro caso) para controlar la pala del timón.

 

Está claro que todo habla a la perfección Seatalk y todos los equipos van coordinados para intercambiar todos los datos entre sí (Salvo el radar que sólo se puede ver en la pantalla a la que llega el cable de la antena radomo..., cosas de la edad de los equipos).

 

La idea es montar un equipo OCENAV “traductor” y capaz de admitir diferentes entradas NMEA para que todo sea unificado y radiado por Wi-Fi sin cables hasta cualquier dispositivo que tengamos a bordo, como son teléfonos smart-phones, tablets o por ejemplo un ordenador portátil con, digamos, el potente programa de navegación gratuito Open-CPN.

La instalación es muy sencilla, pues en el caso descrito basta con conectar los 3 cables de Seatalk a la base y dar alimentación. Ya está. Incluso el Multiplexor OCENAV puede recibir la alimentación de corriente por el mismo cable de Seatalk (cable rojo) pues consume muy poco, haciendo un puente del positivo de SeaTalk al positivo de alimentación. El cable amarillo del Seatalk es el que hace las veces de red de información transmitiendo las señales de los diferentes sensores del barco a todas las pantallas Raymarine que tengamos conectadas, incluida naturalmente las coordenadas de situación GPS que lanza la antena GPS (como por ejemplo la antena Raymarine RS130).

 

Ahora la base OCENAV ya recibe toda esta información en formato Seatalk, y esta se encarga de traducir al estándar NMEA N2K y Nmea183 y hacerla disponible para que cualquier equipo que se conecte a la base en protocolo NMEA pueda compartir estos datos y hacer con ellos lo que la pantalla multifunción del fabricante quiera. Y viceversa, pues los datos en formato NMEA que sean aportados por otros sensores hasta la base, son traducidos a Seatalk para que recirculen a los equipos Raymarine mediante Seatalk. Esto es juntamente el trabajo de un “Gateway”.

 

AIS en todos lados

 

Pero el aprovechamiento de todas las ventajas NO ha hecho más que empezar! Veamos con un pequeño ejemplo. Ahora decidimos montar un AIS clase-B en el barco, pero no queremos atarnos a las prescripciones aconsejadas por el fabricante de la electrónica que llevamos en el barco y que normalmente será bastante más costosa.

 

Montaremos un AIS (Por ejemplo un McMurdo S10) cuya salida NMEA AIS es enchufada a una de las entradas NMEA que ofrece la parte multiplexora de la base OCENAV. De esta manera la información que proporciona el AIS es inyectada al OCENAV que se encarga de traducir a los otros lenguajes y protocolos para así pasar a ser integradas en las pantallas multifunción de los diferentes fabricantes que llevamos instaladas en el barco.

 

Pero además estas informaciones AIS son también radiadas por Wi-Fi en tiempo real para que las podamos ver representadas en programas y Apps como son el Wheather 4D 2.0 del que ya hemos comenzado a explicar parte de su desconcertante potencia. Es más, veremos en diferente color y diferenciados los "targets" AIS que son recibidos en directo desde nuestra antena VHF del AIS, de los que son recibidos por el "canal"  Internet a través de una conexión de datos, a partir de un servidor de objetivos AIS de carácter mundial, al que permanentemente está conectado Wheather 4D 2.0.

 

Lo dicho…. Tan increíblemente potente, como económico, funcional y real. Yo ya lo tengo funcionando en mi barco...

 

Gateway o Multiplexor integrados en las bases OCENAV

 

Dos palabras misteriosas para muchos, y sobre las que interesa arrojar un poco más de luz. Un “Gateway” es una pasarela (o puerta de enlace en inglés) que permite interconectar datos que circulan por redes diferentes que hablan distintos lenguajes (o protocolos). O sea, en lenguaje más coloquial, para conseguir que se entiendan diferentes equipos de diferentes marcas incompatibles entre sí, unos por ejemplo hablando “Seatalk” de Raymarine y otros en “Nmea N2K” de Garmin o Simrad o B&G. Es decir, un “Gateway” es como un intérprete políglota trabajando en medio de diferentes equipos de diferentes marcas, y con el cual, todos se pueden entender entre sí.  

Ojo, pues dependiendo de la “edad” de los equipos, la capacidad políglota puede verse afectada en menor o mayor medida. Esto es debido a que NMEA a pesar de haber sido creado como un lenguaje estándar común por los diferentes y más famosos fabricantes del mercado, la realidad es que unos cuantos fabricantes han campado por sus fueros y se han salido del estándar, creando "dialectos", o lo que es lo mismo, sentencias NMEA "propietarias" y que lógicamente no son… pues eso, estándar. Por esta razón si desea montar una base Gateway multiplexora, aconsejamos tener presente los equipos actualmente instalados y dependiendo de esta electrónica instalada pueda optar por uno u otro modelo de base. Para recibir esta asesoría puede llamar al telf. de Fondear.com (916 319 190).

 

Nmea 183 es un lenguaje bastante "‘primitivo" que vio la luz en Enero de 1983 (por eso aquello de Nmea 0183 que es su verdadero nombre y delata la falta de originalidad de sus creadores) y que sólo permite que un equipo (por ejemplo, una veleta con datos de viento) hable mientras que los demás estarán a la escucha para interpretar esta información en una pantalla multifunción.

 

Si tenemos distintos sensores que lanzan distintos tipos de datos en Nmea183, como por ejemplo una sonda, una antena GPS, una señal AIS, o los datos de viento o de motores o de niveles de aforadores entre otros muchos tipos más, necesitamos que estos datos sean "‘ordenados" en diferentes entradas, para que no "choquen" entre sí. Esto es justamente lo que hace un multiplexor, dar orden y concierto a diferentes entradas de datos en Nmea183, para que todas ellas sean atendidas y no atropelladas.

 

Por esta razón todas las bases de OCENAV integran además del "traductor" Gateway, en el mismo equipo capacidad de multiplexación. Todos los datos pasan a ser traducidos en los 3 lenguajes actualmente disponibles (Seatalk, Nmea183 y N2K) y también son emitidos por Wi-Fi hacia tablets y otros dispositivos. Esta es su parte Gateway. Mientras que el ordenamiento y organización del flujo de señales y datos es atendido por las diferentes entradas disponibles en su parte Multiplexora.

 

El módulo Wi-Fi del OCENAV mejora su capacidad como GateWay. Se encarga de lanzar por señal Wi-FI y en protocolo UDP (mucho más adecuado que el TCPIP, dada la característica repetitiva de estos datos) y de forma bidireccional toda información ya traducida. Es justamente esta característica la que permite que podemos instalar en teléfonos y Tables diferentes Apps con las que visualizar los datos del barco.

 

Control Remoto de las Bases OCENAV

 

Muchos  estamos acostumbrados a  gobernar el barco la mayor parte del tiempo desde el mando del piloto automático, lo cual es ciertamente muy cómodo. Hay de aquel a quien se le estropeé el piloto automático si la travesía dura más de unas cuantas horas…

Pero en ocasiones nos gustaría poder contar con un “repetidor” del piloto para montarlo, por ejemplo, en el interior del barco, junto con la instrumentación de la mesa de cartas. Otros habrán pensado en instalar un repetidor inalámbrico como el que ofrecen los fabricantes, pero que cuestan una buena cifra. Estos repetidores o mandos a distancia, permiten manejar el piloto del barco sin tener que estar a la rueda, caña, o delante del instrumento en cuestión.

 

Y es que hay ocasiones en las que esto es muy cómodo utilizar un control remoto. Por ejemplo, estamos sentados en un rincón de la bañera o acomodados delante del palo en la zona de proa, y vemos un palangre que se acerca rápidamente hacia nosotros. Nos tenemos que levantar y modificar el rumbo. Otras veces hacemos un paso entre rocas en aguas someras y necesitamos enviar a alguien a proa a controlar la zona por la que debemos avanzar obligados a entendernos a gritos con el que está en el puerto de gobierno. Lo mismo ocurre al acercarse a una cala y buscar un fondo de arena para lanzar el ancla respetando la poseidonia.

 

En estos casos controlar el piloto desde un mando remoto es de gran utilidad, especialmente si navegamos en solitario. Pero la unidad remota también es cómoda para poder pilotar el barco desde cualquier rincón o estancia del barco y muy útil si lo combinamos con una cámara de video exterior.

 

Por estos motivos las bases A2 y A3 de OCENAV pueden ser solicitadas con una unidad de control remoto o mando a distancia que permite mejorar y ampliar la funcionalidad del montaje. El mando a distancia está diseñado con una botonera muy parecida a la que encontramos en los displays del piloto automático y es que justamente hacen eso, duplicar el mando del piloto automático.

El mando emite por radiofrecuencia señales que son recibidas en la base OCENAV y esta a su vez, las traduce en su Gateway para ser lanzadas a los instrumentos y resto de equipos instados en el barco. La pantalla de la base a su vez permite visualizar varios datos como son el ángulo de timón, viento, y otros datos Nmea, además de llevar retroiluminación.

 

La batería del mando dura muchos días, y haciendo una navegación normal no tendremos que recargar hasta pasadas muchas semanas. Con un uso típico puede durar todo un verano pero además se carga simplemente por inducción, por lo que basta con dejar el mando en la zona en donde tengamos instalado el inductor para mantenerlo siempre cargado, a plena carga de batería. Está diseñado así por comodidad y para evitar la conexión de conectores y ser una caja estanca, de forma que no hay problemas de entrada de humedad dentro del mando.

 

Manejar el ancla con el OCENAV y el anti-garreo

 

La base dispone de una salida para conectar el molinete del ancla, pues desde el mando a distancia podemos manejar también las maniobras de fondeo, sin tener que ir a controlar la maniobra desde la proa. Perfecto y muy cómodo sobre todo si va en solitario o con tripulación reducida.

 

La base incluye un sistema de alarmas de modo que en el momento en que manejamos el ancla desde el mando OCENAV, este cuenta unos segundos y fija la posición en la que realmente ha caído el ancla, activando la alarma anti-garreo en la situación real en la que nos encontramos (no después de haber borneado, o estirado la cadena como normalmente ocurre con el resto de sistemas de alarma antigarreos).

 

La puesta en marcha de la alarma es automática por el mero hecho de utilizar el molinete desde el mando, lógicamente si hemos decido hacer uso de esta alarma y así se lo hemos indicado a la base.

 

Módulo de alarmas OCENAV

La base puede ser solicitada también como opción extra, con un módulo de alarmas interno que controlará además de la alarma antigarreo, otras como son alarma de profundidad por si entramos en aguas demasiado someras, o alarmas de radar para protegernos frente a posibles colisiones, e incluso diferentes alarmas de viento, especialmente útiles para navegación en solitario. Esto es especialmente útil pues la salida de alarma de zonas blindadas, puede activar una sirena externa de alta potencia, como nunca hemos podido hacer por ejemplo en los Raymarines C y otros equipos.

El Módulo OCENAV además de actuar como tradutor (gateway) y como organizador de sentencias NMEA (multiplexor), procesa las diferentes señales que adquiere de la red de datos del barco o de otros equipos conectados generando sus propias salidas y cálculos. Así puede también procesar y derivar nuevos datos y generar alarmas cuando estas sean necesarias. Esto quiere decir entre otras cosas, que el funcionamiento y gestión de las alarmas se produce con independencia del funcionamiento de otras pantallas y equipos instalados en el barco.

 

El ajuste es muy sencillo y lo podremos hacer desde un navegador web en la misma tablet. Al acceder a un Safari, o Chrome, habiendo accedido a la red Wi-FI OCENAV, aparecerá una pantalla de configuración de alarmas en la que podemos activar y definir los parámetros de cada una de ellas.

 

 

      Artículos relacionados:

         - NMEA; compartir la electrónica en el barco

         - Signal K; el futuro de la comunicación náutica

         - Datos e Internet a bordo

         - iPad y otras "tablets" a bordo

         - La batalla de la "tablets" náuticas

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright     Fondear, S.L.