e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
   

 

2015

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

¿Cuál es el mejor aceite para nuestro motor?

 

 

Los motores marinos deben funcionar durante largos periodos de tiempo. A diferencia de un vehículo, en una travesía no es raro tener que navegar a motor durante decenas de horas o días de forma ininterrumpida. El aceite es fundamental…

No es solo una cuestión de buscar un buen rendimiento. Se trata de la vida de nuestro motor. Con el aceite adecuado y en buen estado, el motor funcionará sin problemas creando una película lubricante entre las diferentes piezas sometidas a fuentes presiones y altas temperaturas. Así se evita que se desgasten y deterioren

entre sí. El aceite además permite absorber el calor que se genera en el interior del motor, para que pueda ser disipado al exterior. El aceite también evita la formación de depósitos de carbonilla e impurezas manteniendo las partículas dañinas en suspensión para que sean canalizadas y filtradas en el filtro de aceite. Estas partículas son las responsables del color negro del aceite cuando ya está muy usado. Además el aceite protege el motor contra la oxidación, al protegerlo mediante una fina capa protectora.

 

La viscosidad

Esta propiedad física indica lo viscoso que es, o lo que tiende a fluir, en un rango de temperaturas para el que está diseñado. Recordemos que a más viscosidad, mayor resistencia a fluir. Por ejemplo la miel es muy viscosa y por el contrario, el alcohol tiene una baja viscosidad.

Si el aceite es demasiado viscoso no circulará bien por los conductos interiores del motor. Pero el grado de viscosidad está muy relacionado con la temperatura a la que está. Todos hemos comprobado en la cocina como cuando el aceite de una sartén se caliente, se hace más “liquido” y por tanto menos viscoso. Existen productos aditivos que vienen ya en el aceite que preservan la viscosidad consiguiendo que la viscosidad permanezca constante a temperaturas bajas y a penas disminuya a temperaturas altas para permitir que la película protectora se mantenga incluso a muy altas temperaturas.

Los aceites multigrado son los que tienen dos números para definir su viscosidad, indicando la viscosidad a diferentes temperaturas y cómo se minimiza el cambio de viscosidad a pesar de los cambios de temperatura. El primer número acompañado de una “W” como acrónimo de “Winter” (invierno en inglés) indica la viscosidad en frío. Un número bajo indica que es muy fluido, y un numero elevado corresponde a un líquido muy viscoso. El segundo número indica la viscosidad del aceite a altas temperaturas.

 

SAE

Estamos acostumbrados a ver el aceite con una denominación como por ejemplo 10W40 o 20W50, que como ya hemos explicado indica la viscosidad en frío y en caliente. Existe una organización internacional llamada SAE que ha establecido unas normas para normalizar la medida de esta viscosidad,  pero no indica nada sobre la “calidad” del  aceite. Si el aceite tiene solo un grado de viscosidad se denominan monogrados como por ejemplo un SAE 10W. Los multigrado tienen la capacidad de reunir propiedades de viscosidad diferentes para temperaturas bajas y altas simultáneamente.

 

Sintético o mineral

Los sintéticos tienen mejores propiedades y protegen mejor el motor, pero sobre todo duran mucho más tiempo sin necesidad de cambiarlos, lo cual los hace más económicos a pesar de su mayor precio.

Pero entre un aceite sintético 100% y otro de base mineral existen toda una gama de “mezclas” en los llamados semisintéticos. Las bases minerales proceden de derivados del petróleo obtenidos en las refinerías a los que se les han eliminado compuestos indeseados como son las ceras.

Por el contrario, las bases sintéticas son fabricadas mediante procesos químicos más costosos pero consiguen unas propiedades para las cuales han sido diseñados que mejoran las propiedades de fluidez y de desgaste frente a altas temperaturas. En su fabricación se añaden aditivos que mejoran el comportamiento del aceite frente a su degradación en el tiempo (conocida como oxidación del aceite) y los hace menos volátiles que los minerales.

Otros aditivos permiten “limpiar” el motor mientras realizan su trabajo de lubricación. Son los llamados aditivos detergentes. Pero existen otros como son los dispersantes para que las cabonillas limpiadas no se aglomeren y puedan formar obstrucciones mientras le toca el turno al siguiente cambio de aceite, los aditivos antioxidantes que alargan la vida del aceite en su ciclo natural de degradación, los aditivos antidesgaste como es por ejemplo el teflón, que forman una fina capa molecular que disminuye aún más la fricción, o los anticorrosivos para proteger el metal frente al oxigeno oxidante del aire y por tanto ante la oxidación.

 

 

FAQs

¿Es normal que se consuma el aceite? Efectivamente. El aceite debe lubricar piezas muy críticas como son los pistones y sus segmentos, las válvulas y sus guías, a los cuales se les inyecta aceite a presión. Parte de este aceite entra en la cámara de combustión debido a las holguras tolerables y estudiadas, en donde se quema y es evacuado con los gases del escape.

¿Se pueden mezclar diferentes aceites de diferentes viscosidades? Así es pero con excepciones. Conviene no hacerlo pues el resultado obtenido quedará en una viscosidad intermedia y desconocida. Lo que está claro es que si la varilla de aceite indica un nivel bajo es infinitamente mejor rellenar a su nivel a no poner aceite porque no encontramos uno igual al que llevamos en el motor.

El efecto dependerá del tipo de sintético que mezclemos con una base mineral. Si el sintético es de tipo polialfaolefinas o de tipo diésteres se podrán mezclar con bases minerales como se hace normalmente para vender aceites denominados “semisintéticos”. Pero los sintéticos de tipo polialquilén (PAG) no deben mezclarse a menos que utilicen aditivos par minimizar la incompatibilidad de su mezcla, ya que los PAG mezclados pueden crear lodos y residuos pegajosos.

Una prueba sencilla para comprobar si son compatibles consiste en calentarlos y mezclarlos mirando si la mezcla se vuelve turbia, lo cual indicará que no se pueden mezclar. Para corroborarlo, puede poner un poquito de agua a la mezcla que será vigorosamente agitada y calentada y dejada en reposo durante algunas horas a temperatura ambiente. Si se forma un deposito sólido en la mezcla estos no son para nada compatibles.

¿Qué período de cambio?  El intervalo entre dos cambios de aceite dependerá sobre todo del uso que hayamos dado al motor. Cada fabricante indica un número de horas a no sobrepasar que también dependerá en importante medida por la calidad del lubricante utilizado. Sea como fuere, es conveniente cambiar el aceite una vez cada año pues aunque no se use, el aceite tiende a degradarse con el tiempo en un proceso conocido como “oxidación”.

¿El color negro indica la necesidad de cambio? No es cierto, ya que el color negro es el resultado de la acumulación natural de hollines y restos de combustión que oscurece su color. Pero podríamos tener un aceite oscuro que sigue trabajando perfectamente o un aceite claro que ha sido degradado por el tiempo.

¿Reponer o cambiar?  Cuidado con sólo reponer pues el aceite está sometido a mucho esfuerzo y acumula impurezas y residuos de la combustión además de oxidarse de forma natural, todo lo que conduce a su degradación y falta de protección. No merece la pena escatimar en los cambios de aceite, pues una arreglo del motor por haber ahorrado en cambio de aceite puede costar el equivalente a un siglo y medio de cambios de aceites.

¿Cambiamos el filtro de aceite a cada cambio de aceite? No es necesario, y solo cambiaremos el filtro cada dos o tres cambios de aceite, o si este lleva ya varios años sin ser sustituido. Si llegamos al barco tras muchos meses de descanso, es muy importante dejar el motor al ralentí durante 5 minutos, pues todo el aceite estará en el fondo del cárter y este ha de pasar por el filtro y los conductos hasta llegar a las zonas de lubricación.

 

 

 

 

 

      Artículos relacionados:

         - Cambiar el aceite al motor

         - Rearranca tu motor I

         - Rearranca tu motor II

         - Los secretos del aceite

         - Conocimientos esenciales de su motor diesel; los aditivos

         - Conocimientos esenciales de su motor diesel; los filtros

 

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2015     Fondear, S.L.