e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Cambiar el aceite al motor

 

 

Tan necesario como molesto. En un barco no podemos agacharnos y meternos debajo del carter como así hacemos en el coche para retirar el tapón del aceite. Por ello hay que recurrir a otros sistemas.

Lo más complicado del cambio de aceite en un barco es retirar el usado. Son muy pocos los barcos en los que es posible retirar de la parte inferior del carter, el tapón de drenado del aceite al existir muy poco espacio para poder maniobrar y meter

una llave que afloje el tapón de drenaje. Por tanto la única solución consiste en extraerlo mediante una bomba que lo absorba.

Existen algunas bombas eléctricas que dicen poder absorber el aceite, pero los dos modelos probados adquiridos en centros comerciales dedicados a la automoción no valieron para nada. El instrumento definitivo es el pistón de vació que describimos en este artículo y que puede encontrarse en tiendas especializadas y que quedará amortizado en cuanto hayamos efectuado 3 ó 4 cambios de aceite nosotros mismos.

 

Calentar el motor

Antes de efectuar el cambio de aceite es imprescindible calentar el aceite para que disminuya su viscosidad y por tanto se haga más “liquido”. Bastará con encender el motor al ralentí durante un cuarto de hora.  

El tubo o cánula que absorberá el aceite va a ser introducido por el tubo que sujeta la varilla de medición del nivel de aceite. Una vez retirada esta varilla introducimos la delgada cánula de extracción que está fabricada en un plástico bastante rígido para que al entrar por el agujero de la varilla, se dirija directa hasta el fondo del carter.

 

Una marca con cinta aislante nos permite saber cuanta longitud de cánula ha entrado en el motor.

Es importante controlar que esta permanece abajo sin salirse para arriba.

Ahora debemos conectar el otro extremo del tubo al depósito de extracción que consiste en un cilindro en el que una bomba manual hace el vacío y por tanto asegura la absorción del aceite.

 

Extraer el aceite usado

Para hacer el vacío debemos sujetar el cilindro con los pies mientras accionamos el embolo varias veces para extraer el aire del interior. Nos aseguramos de la estanqueidad del la conexión de la cánula con el depósito para que no pierda vacío.

Veremos como el aceite va remontando de forma lenta pero continua el tubo y que poco a poco el depósito de va llenado de aceite viejo y negro. El proceso de absorción puede tardar 5 ó 10 minutos.

El proceso es muy limpio ya que no se mancha nada al no ser necesario retirar ningún tapón ni utilizar bandejas que recojan el aceite usado. Todo queda en el depósito. Pero tenga cuidado para que el depósito no se caiga, en cuyo caso podría abrir, lo cual daría como resultado ¡un perfecto desaguisado!

Como es lógico el aceite usado debe ser vaciado en un depósito recolector de aceite usado y que normalmente debe estar disponible en cualquier puerto náutico.

 

Cambiar el filtro de aceite

Al cambiar el aceite, no está de más cambiar el filtro que al menos conviene sustituir cada dos o tres cambios de aceite. Una vez vaciado el carter debemos desenroscar el filtro y para ello existen algunas llaves especiales que permiten abrazarlo para su desenroscado.

Lo primero que intentaremos es aflojarlo con las manos. Para ello buscaremos una posición que nos permita hacer fuerza. Lo sujetaremos con ambas manos. El filtro debe estar limpio y nuestras manos muy secas para que no se nos escurra. En muchas ocasiones este cederá a nuestra fuerza y así podremos terminar de sacarlo sin recurrir a ninguna llave especial.

Si fuera imposible debemos pensar en las herramientas diseñadas para desenroscar los filtros. Unas tienen forma de plato y otras están formadas por una abrazadera o cadena que se tensa y estrangula al filtro para así poder desenroscar. En caso extremos podemos pinchar y perforar el filtro con un par de desatornilladores, para hacerlo girar, ya que una vez extraído va a ser sustituido por uno nuevo. Pero recuerde apuntar la referencia del filtro y buscar uno nuevo idéntico al anterior, ¡antes de estropear el viejo!

 

 Nada más sacar el filtro, debemos poner una bandejita para recoger el fino goteo que saldrá de aceite viejo. En nuestro caso nos vale a la perfección un envoltorio de un "Donuts".

Media hora más tarde ya se habrá vaciado hasta la última gota de aceite quemado.

Una vez sacado el filtro, lo meteremos en una bolsa de plástico pues en su interior queda mucho aceite sucio. Deje que el motor escupa el resto del aceite usado por la rosca del filtro esperando una ello media hora.

El nuevo filtro ofrece una junta de goma que debe ser untada de aceite limpio antes de ser roscado al motor. Apriete el filtro con la mano de forma fuerte pero sin ayuda de ninguna herramienta. No es bueno apretarlo hasta hasta límites extremos.

Por último, nos valdremos de un embudo para meter los litros de aceite que el fabricante aconseje para su motor. Esté pendiente del nivel de llenado con la varilla y procure no pasarse del nivel medio pues meter demasiado aceite en el carter no es nada aconsejable.

 

    Artículos relacionados:

      - Puntos básicos de revisión en el motor

      - Conocimientos esenciales de su motor diesel: los filtros

      - Los secretos del aceite

      - Fueraborda o Intraborda; una decisión importante

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2011     Fondear, S.L.