e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
   

 

2014

   Volver Menú Megayates
 
 

     
 

 

La belleza del diseño (2)

 

 

La gama de los 80 metros ofrece tanta innovación e ideas, como la de los yates de más de 100 metros. Descubrimos algunos conceptos futuristas orientados a la navegación exclusivamente de placer. Otros diseños logran sacar lo mejor en "explorers" de máximo lujo. Sin duda todos ellos de gran interés.

Algunos son sorprendentes, futuristas e incluso caprichosos hasta extremos casi imposibles. Sin embargo abundan las buenas ideas, los conceptos realistas y también las propuestas elitistas. Los diseñadores no ponen límites, aunque sí los presupuestos. En algunos diseños se observan

adaptaciones de soluciones extremadamente arriesgadas, acomodadas a la demanda real de sus armadores.

Por ello, conceptos tan sorprendentes como Oculus o Infinitas, son una base perfecta para nuevas inspiraciones, para nuevas ideas algunas de las cuales finalmente saltan de la mesa de diseño al corte por láser y soldadura por plasma.

La gama de los 80 metros es de gran interés al ser una eslora aún muy significativa con la que dar rienda suelta a conceptos futuristas y singulares, pero conjugados con las soluciones más tradicionales y en tantas ocasiones comprobadas como diseños de gran eficacia. Aún siendo yates de precio disparatadamente astronómico, tienen muchas más posibilidades de llegar a ver la luz, si bien siguen siendo poquísimos los posibles futuros armadores capaces de firmar un cheque caprichoso por valor de 50 a 200 millones de Euros.

 

Stealth (100 metros)

Diseñado por Ken Freivokh Design, se trata de un yate de puro desplazamiento y de alta eficiencia con un perfil muy bajo, proa invertida que ayuda a incrementar su gran elegancia de líneas suaves y redondeadas con ventanas muy alargadas y estrechas. Destaca el hangar totalmente cerrado para el helicóptero así como su gran piscina y gimnasio convertibles en discoteca por la noche. Los espacios son espectaculares con alturas dobles en los salones principales y mucho más elevadas que en otros superyates de esloras parecidas.

En el nivel inferior y bajo el agua se halla una amplia sala cinematográfica con butacas elevadas como encontramos en los cines comerciales. Encima se ha dispuesto un amplio garaje para dos auxiliares de hasta 10 metros de eslora. Las cubiertas elevadas llegan hasta la mitad de la eslora desde popa, lo que deja un puente muy alargado y estilizado hacia la  proa. El helipuerto se encuentra lo más alejado, casi en proa, para entorpecer lo menos posible con la zona más habitable del yate. Para hacer la zona de despegue más ancha se ha previsto un sistema hidráulico que aumenta la superficie de la cubierta de proa durante las maniobras aereas.

 

Sigmund (98 metros)

Lo que realmente sorprende de este barco es su estilo minimalista llevado a los casi 100 metros de eslora. Un diseño cuando menos diferente basado en las formas de casquetes semiesféricos tallados en punta. El diseño de su cubierta hace de él un yate cómodo y silencioso con grandes espacios interiores diáfanos y de decoración muy moderna. El yate de 98 metros de eslora y 19 de manga desplaza 1.103 toneladas en cuyas dependencias pueden alojarse hasta 14 invitados. Es capaz de navegar a un crucero de 21 nudos gracias a sus dos motores MTU 8710 que impulsan sendos pods acimutales.

Destaca la enorme cubierta de proa totalmente diáfana y plana frente a los acristalamientos del salón principal y el puesto de gobierno retranqueado hacia la popa en donde se han diseñado dos terrazas que caen sobre la piscina.  Es tan curioso como interesante el diseño del espejo de popa que ofrece dos túneles utilizados como salón y comedor de exterior como si se trataran de amplios espacios acristalados capaces de enmarcar paisajes perfectos.

 

Infinitas (91 metros)

91 metros de puro espectáculo que orbitan alrededor de una piscina central de extrema originalidad. Este diseño de E. Kevin Schopfer y Sparkman Stephens está inspirado del símbolo del infinito en su doble lazo ininterrumpido recordando en gran medida a la concha de un nautilus. Las cubiertas elípticas y de curvas variables se combinan con huecos a través de los cuales se logra un yate híbrido que ofrece espacios semi-abiertos de gran atractivo. La estructura central hace de eje sobre el que se ha diseñado la piscina cubierta y abierta a la vez. Esta cubierta principal separa la zona de estancia principal del comedor situado totalmente a proa.

  

Para conectar estas dos zonas del barco, podremos atravesar la piscina a través un pasillo central o pasar por la cubierta superior que está conectada con un ascensor, o por el nivel inferior por el que veremos la piscina también gracias a sus acristalamientos. La decoración de tipo minimalista y ultramoderna queda enmarcada en un salón de techos altos con vistas panorámicas. En la segunda cubierta se encuentran las suites para invitados dejando la tercera cubierta completa para las estancias del armador, con un “sky-bridge” pilot house y una terraza superior con jacuzzi. Infinitas está pensado para alojar a 16 invitados.

 

Helios (88 metros)

 

Interesante diseño de Axis Group Yacht Design de 88 metros eslora para 12 invitados capaz de ofrecer un crucero de 18 nudos y una espléndida autonomía de 6.000 millas náuticas. Se trata de un barco de alta eficiencia y desplazamiento diseñado para Benetti por Horacio Bozzo, que ha escogido unas líneas nítidas y modernas tanto para el diseño de cubierta como en sus interiores. Se han evitado las superestructuras excesivas, empleando un eje central de equilibrio, para conseguir una superposición de terrazas en cascada que permiten una excelente habitabilidad del exterior. En total 6 alturas aterrazadas que suman una gran superficie de relax.

El yate está propulsado por dos Caterpillar 3516B con un total de 2.525 Kw de potencia que transmiten la energía a dos hélices de pasos variables. La obra viva contribuye a lograr la alta eficacia y el casco evolutivo consigue ofrecer una importante manga desde muy avanzada la proa. 

En la tercera cubierta se ha dispuesto una pequeña piscina rodeada por dos solariums sobre elevados frente a un bello balcón, todo ello delante del una zona de ocio con el bar cubierto por el techo de la superestructura superior.

 

 

Blade (88 metros)

Un diseño soberbio de Ken Freivokh Design con 5 cubiertas que ofrece ventanas panorámicas, espacios que se conectan entre sí gracias a la utilización de puertas correderas y una piscina transparente en popa que unifica dos cubiertas. Su diseño espectacular recuerda en alguna medida una nave galáctica al combinar las formas alargadas de sus pronunciados ventanales de cristales tintados. La piscina de generosa dimensiones parece extenderse al infinito al utilizarse cerramientos transparentes, en especial el que hace las veces de semi espejo de popa. Y para los grandes eventos, toda su superficie puede cubrirse para conseguir un amplio espacio en el que poder organizar fiestas.

El lujoso comedor para 20 invitados se complementa con una pequeña zona para otros 12 invitados que puede ser utilizada en otros casos como salón de reuniones. Al lado se encuentra una amplia biblioteca con conexiones a Internet. El yate ofrece también diversas oficinas para que el armador pueda gestionar sus empresas si así lo deseara. Y para el ocio no podía faltar un amplio cine así como el gimnasio de paredes de cristal con sauna, centro de masajes o sala de belleza. Incluso los miembros de la tripulación tienen su propio gimnasio dedicado. En proa encontramos el helipuerto.

En total 11 cabinas dobles, de las cuales la del armador ocupa toda una cubierta, lo cual la convierte en realidad en un inmensa apartamento de máximo lujo con diferentes estancias y jacuzzi privado. En caso de recibirse un menor número de invitados, algunas de las cabinas pueden unirse para convertirse en super suites con salones privados. Para la tripulación se han previsto 14 cabinas dobles.

Técnicamente el barco es realmente algo excepcional, con un casco verdaderamente oceánico, unas instalaciones en punta de tecnología con sistemas monitorizados y una planta de propulsión de alta eficiencia para conseguir miles de millas de autonomía.   

 

Project Wave (85 metros)

El proyecto de Stefano Natucci rezuma elegancia clásica y ofrece suaves curvas aterrazadas en 3 niveles que sirven de techo para sus niveles inferiores. En total 2300 toneladas de desplazamiento en las que se acomodan 18 invitados y una tripulación de 24 personas. 1.160 metros cuadrados de lujo y buen gusto italiano distribuidos en los tres niveles. 88 metros de eslora y una manga de 13,5 metros capaces de navegar a una velocidad crucero de 19 nudos.

En la cubierta superior de proa se ha dispuesto una piscina rodeadas por dos solariums y un bar. En un nivel inferior, pero en popa, encontramos otra piscina rodeada por una espaciosa terraza con mesas y sofás.

 

Sleeker (80 metros)

Un bello yate de perfil casi piramidal que consigue un sorprendente equilibrio de formas. El espejo de popa se abate y se despliega para lograr una enorme playa de teca en la que pueden amarrar las auxiliares, las motos de agua o desde la que disfrutar al borde del mar. Unido a ella se ha previsto un amplio salón de popa que a su vez está conectado con unas aperturas laterales en las amuras que hacen de la estancia una zona sumamente apetecible al aire libre. Dos escaleras dan acceso a la siguiente cubierta logrando un dúplex tan original como sorprendente.

Cuatro cubiertas caen sobre la popa como si se tratara de un lujoso hotel. La zona de proa ofrece una líneas puras y estilizadas con enormes ventanas oscurecidas que ofrecen un aspecto inmejorable al super yate.

 

Light (80 metros)

Se trata de un nuevo planteamiento en el que prevalece la habitabilidad, como se manifiesta en las inmensas superficies de cubierta, analíticamente distribuidas para conseguir un máximo bienestar. Encontramos extraordinarios espacios al aire libre que inspiran libertad y comodidad. Las vistas desde los salones son inmensas y perfectamente equilibradas entre el mar infinito y las fantásticas cubiertas de teka de 640 metros cuadrados.

Pero la palabra clave es “luz” como ha sido bautizado este impresionante proyecto. Luz, espacio y habitabilidad son tres conceptos que además de conjugarse, se refuerzan entre sí. Este diseño de Nauta Yachts ofrece 770 metros cuadrados cubiertos y más de 200 metros lineales de ventanales que conectan interior y exterior para un total disfrute de todo el yate.

Las instalaciones son ultramodernas y el casco ha sido diseñado para ser un yate de 80 metros verdaderamente “blue-waters”.

 

Oculus (76 metros)

Desconcertante e inquietante. Así es el diseño del Oculus creado por Schopfer Yachts en USA. La nueva empresa de diseño naval ha dedicado mucho esfuerzo y dedicación en la búsqueda de un significativo avance tanto en diseño como en estética y soluciones tecnológicas.

Este barco de 76,20 metros de eslora sorprende por su revolucionario diseño que no deja indiferente a nadie. La manga de casi 13 metros y su calado de 4 metros dan una idea de la magnitud de la embarcación.

El yate está pensado para que sus 14 invitados puedan gozar de un máximo confort en un barco de diseño futurista y de gran armonía. Oculus es un crucero de mucha autonomía capaz de navegar en modo desplazamiento a velocidades de hasta 21 nudos gracias a su propulsión diesel/eléctrica y con la máxima comodidad. La velocidad de crucero es de 17 nudos con autonomía oceánica.

Su diseño exterior está inspirado en las curvas y formas de los grandes mamíferos marinos. Su proa invertida permite una navegación muy cómoda incluso en los mares más movidos, mientras logra un balance entre la simetría de la estructura y la elegancia de sus formas. Como complemento a su proa invertida, el Oculus ofrece un perfil aerodinámico de la cubierta con proa baja y amplias superficies para el ocio. Los paneles laterales retráctiles permiten cerrar o abrir grandes ventanales para disfrutar del sol o protegerse en caso de mares revueltos.

El interior es casi tan sorprendente como sus líneas y diseños exteriores. Con techos de casi 4 metros de altura en el salón principal, un comedor cilíndrico de doble altura, escaleras centrales y ascensor tubular, o iluminaciones sensibles a la presencia en techo y suelo de muchas de las estancias del megayate.

La segunda cubierta está dedicada exclusivamente para la suite del armador. Las zonas de ocio y demás cabinas Vips están separadas por estructuras tubulares que son utilizadas para los aseos y armarios. El Oculus también tiene otra segunda escalera que permite acceder a la tercera zona en el que se encuentra el salón de proa e instalaciones acuáticas. En este tercer nivel también se encuentran el puesto de mando y un despacho separado para el capitán. El yate ofrece generosos espacios al exterior y soluciones sencillamente inimaginables. El garaje de las auxiliares está separado en dos zonas desde las que pueden botarse una gran lancha o varias motos de agua y otras pequeñas embarcaciones.

 

Aeon (75 metros)

Firmado por los holandeses Feadship es sin duda uno de los diseños recientes más futuristas con ideas desconocidas hasta la fecha que conjugan con la palabra ecología, para lo cual se ha previsto un sistema de propulsión de muy alta eficacia. Destaca la espectacular superposición de ventanales ovalados a modo de torre acristalada que alcanzan hasta el mismo techo de la última cubierta, consiguiéndose una altura y un volumen fantástico en su salón central. Una estructura dinámica con capacidad para sobre elevarse permite el acceso a la ultima terraza superior de la 3º cubierta a través de un estrecho pasillo que conduce a uno de los secretos de este yate tan espectacular. Toda su superficie puede cubrirse mediante un sistema hidráulico hasta convertirse en el necesario helipuerto.

La gran estructura acristalada contrasta con el gran número de ventanas circulares distribuidas en toda la superficie de ambas amuras y que permiten iluminar con luz natural a todos y cada uno de los rincones del yate. Incluso se ha previsto un enorme ventanal submarino desde los que poder disfrutar de la imagen del fondo del mar.

   

 

Cube (75 metros)

Su nombre indica mucho sobre la personalidad paralelepípeda de tan interesante y sugestivo diseño naval. El resultado tiene el aspecto de lujosa Villa flotante con todo lo que la exigencia más severa pudiera demandar, y que no ha hecho concesiones a la navegabilidad y capacidad para afrontar las navegaciones más duras. Las formas cúbicas se entrelazan y penetran entre sí, dando lugar a porches, terrazas, salones exterior e interior así como fantásticas estancias.

Las formas rectas y limpias imperan en todo el yate y ayudan a lograr una habitabilidad mayor a la que correspondería para un yate de 75 metros de eslora. Al acceder al barco desde popa a través de sus anchas escaleras, los invitados han de atravesar una sofisticada zona en la que se disfruta de la piscina complementada por solariums y muebles de exterior y sobre la cual cae una cortina de agua desde la cubierta superior en la que se han previsto también diversos juegos de agua. El efecto desde el bar de la cubierta inferior es de gran belleza.

En las amuras de popa se han diseñado dos grandes aperturas a cada banda que dan acceso a los garajes para las embarcaciones auxiliares. 3 ventanales verticales a cada banda y de dimensiones asombrosas permiten ofrecer una luminosidad y un volumen interior propio de una mega mansión.

 

Xtream (75 metros)

Otro diseño de Feadship sumamente interesante y atractivo que ofrece consumos reducidos gracias a sus pods de propulsión con hélices contra rotantes que permiten propulsar el yate a alta velocidad. Más comodidad, versatilidad, mucha innovación y la utilización de la última tecnología de materiales gracias a la cual se ha podido proyectar una enorme estructura transparente que sirve de cúpula aérea a toda la cubierta superior.

 

El casco y sus ventanas ofrecen una forma de “X” en la que se entrelazan los ventanales de cristal oscurecido. Encima de la cubierta acristalada se alza la torre de cristal en la que está ubicado un pequeño salón de altura y el puesto de gobierno. En proa se ha creado un salón acristalado que cubre 300º de visión a todo el horizonte. En popa la piscina con cerramiento acristalado permite nadar sin dejar de disfrutar de todo el entorno.

 

   Artículos relacionados:

      - La belleza del diseño 1

      - La belleza del diseño 3

      - Diseño de yates; grandes ventanales

      - Turquía; costa de megayates

      - Yachts Island Design

      - Megayates Top Ten

 


 

 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2014     Fondear, S.L.