e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

.

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

La Radio VHF a fondo

La radio VHF está pensada para comunicaciones de hasta un radio de 25 millas y representan sin lugar a dudas el elemento de seguridad más importante a llevar a bordo.  En aguas costeras representa el equipo más importante para conectar con un rescate o servicio de remolque o simplemente para comunicar con el puerto de destino u otro barco. A través de la VHF podremos escuchar de información meteo, o pedir datos a estaciones costeras para cualquier necesidad.

Las emisiones en VHF se establecen sólo en línea de señales a la vista, es decir, cualquier obstáculo como montañas o masas de tierra imposibilitan la conexión. Si varios barcos emiten simultáneamente en una misma frecuencia solo oiremos la que nos llegue con más potencia. Para una buena recepción debemos prestar atención a la instalación de la antena. Debemos montarla lo más alta posible, y naturalmente en un velero en el tope del palo. El cable de antena tiene también su importancia pues con un cable de poca calidad tendremos perdidas de señal entre la antena y el equipo VHF.

En los equipos VHF se han preestablecido diverso canales, cada uno de los cuales corresponde a una frecuencia distinta en la gama de las (Very Hight Frecuencies) que está en torno a los 150 Megahercios. Es decir, la onda electromagnética vibra a una frecuencia de unos 150 millones de ciclos por segundo. Todas las radios deben tener un botón para pasar inmediatamente al canal 16 que es el internacional de emergencia. Los buscadores de las radios permiten escuchar las comunicaciones que se puedan producir en varios canales mediante una sucesión rápida en la escucha sobre ellos.  En casi todas las radios existe un botón llamado ‘Squelch’ que permite eliminar el ruido de la recepción cuando nadie está emitiendo. De este modo no oiremos el molesto ruido cuando el canal está vació, y solo escucharemos las conversaciones. Pero el nivel de Squelch debe ser ajustado correctamente para no tapar una posible emisión que sea muy débil. Respecto al altavoz, a veces es aconsejable y cómodo conectar un altavoz auxiliar en la bañera para no tener que estar atento a la radio en el interior del barco.

Muchas VHF permiten ajustar el nivel de potencia de emisión y no solo por cuestiones de consumo. Si emitimos con demasiada potencia a otro barco que esté cerca, además de ser innecesario, es posible que tapemos la posibilidad de comunicación de otros barcos alejados sin ningún beneficio para nuestra comunicación.

Dependiendo del barco para el que equipemos la VHF, es posible que debamos instalar una con botón DTS. Se trata de un botón de emergencia que al ser pulsado conmuta directamente al canal de emergencia 16 y emite el solito nuestra posición en latitud y longitud a todos los barcos que se encuentren a nuestro alcance. Para ello las VHF con botón DTS necesitan estar conectadas con el GPS del barco que se encarga de actualizar en la radio las coordenadas para pocos segundos.

Las VHF pueden ser de sobremesa o panelables o también portátiles del tamaño de un Walki-talki. Las portátiles deben ser impermeables y soportar los golpes pues tendrán una vida más dura que sus hermanas mayores. Son ideales en embarcaciones auxiliares o en grandes barcos para comunicarse entre distintas personas, o simplemente como radio de respaldo por si fallara la VHF principal.

 

Al instalar una antena debemos utilizar el cable coaxial de mayor diámetro permitido por el fabricante y siempre que este sea compatible con el tendido por el interior de nuestro mástil o por los entresijos de nuestro barco. El más normal es el denominado RG-58 con el que se consiguen niveles de perdida bajos. El cable denominado GR-8U consigue mejores resultados pero además de ser mucho más caro es el doble de grueso y a veces se hace muy difícil su cableado. Naturalmente no debemos utilizar grandes longitudes de cable pues la señal se va debilitando. Esta pérdida se mide en decibelios (dB), y en el resultado final la calidad de la antena tiene mucha importancia. Tenga mucho cuidado con los empalmes. Uno mal hecho puede dar al traste con nuestra instalación. Para unir dos coaxiales existen conectores que permiten hacerlo sin apenas pérdidas, aunque también se pueden unir sin ellos y un poco de pericia. En todo caso debe impermeabilizar la unión para que la humedad marina no oxide la malla y deje de funcionar la instalación. En este aspecto le aconsejo utilizar en vez de la típica cinta aislante que se acaba despegando con la humedad una cinta llamada vulcanizante, que tiene aspecto de goma y podrá encontrar en tiendas de suministro eléctrico especializadas. Se corta un cachito, se estira un poco bruscamente y se utiliza como si fuese una cinta aislante normal. El resultado es una unión de goma que vulcaniza (se funde) y queda como una funda original. En el barco merece la pena utilizarlas.

Sorprendentemente, la potencia en vatios de la radio es mucho menos importante que la altura de la antena en el momento de determinar el rango de alcance de la transmisión. Pero la ganancia de la antena es un elemento muy a tener en cuenta.  A más ganancia, más enfocada queda la energía en el plano horizontal de transmisión (estamos emitiendo para la gente que está en el nivel del horizonte y no para los aviones o para los marcianos!) Si no emitimos hacia los cielos es lógico pensar que esta energía se emite hacia el horizonte que es lo que nos interesa.

Las antenas de mayor ganancia en torno a los 9 dB transmiten la energía en una banda estrecha perpendicular a la antena. Concentran la energía de forma horizontal. Como una  embarcación a motor no escora igual que un barco a vela, puede beneficiarse usando una antena con  6 o 9 dB de ganancia. La energía radiada por la antena se concentrará por el agua y llegará con más fuerza a un receptor de VHF. Por el contrario un velero suele escorar (navegando a vela) por lo que conviene utilizar una antena de menor ganancia que no pierda la comunicación en caso de una navegación escorada, gracias a la normalmente no deseada dispersión de la señal fuera del plano horizontal.

 

Artículos relacionados:

   - El alcance de las VHF

   - VHF con llamada selectiva digital

   - Elegir la frecuencia en una radio BLU

   - Instrumentación básica


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190    info@fondear.com 


© Copyright 2007   Fondear, S.L.