e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
     
     
   

2016

   Volver Menú Infonautic
 
 

 
 

     
 

Cómo fabricar mosquiteras

 

 

 

En muchos puertos, amarres o fondeos, podemos toparnos con la desagradable sorpresa de tener que luchar contra los molestos mosquitos. La cosa puede convertirse en una pesadilla nocturna que nos impida pegar ojo. Pero existen diferentes soluciones para ganar la molesta batalla.

 

También podremos montarnos nuestra propia solución a la  medida de nuestro barco o de nuestras necesidades, como veremos a continuación.

Lo importante es conseguir que los mosquitos no lleguen a entrar en el barco y para ello el método más eficaz es la instalación de mosquiteras. Pero las hay de diferentes tipos y dependiendo de cada caso habremos de buscar una solución diferente que se adapte a nuestro barco.

Por ello sugerimos en este artículo diferentes soluciones que van desde las mosquiteras integradas en el marco de las escotillas o de los portillos y que pueden adquirirse directamente a los fabricantes de acastillaje, hasta fabricar nuestras propias mosquiteras adaptadas a nuestro barco, para lo cual también existen diferentes caminos y aproximaciones al problema.

Debemos recordar que si estamos en puerto y tenemos 220 voltios, la posibilidad de enchufar ahuyentadores de moquitos con depósito de perfume, como los que se adquirieren en los centros comerciales, es una solución eficaz, cómoda y más saludable a la de embadurnarse con lociones repelentes que dejan un desagradable olor en nuestra piel. Sea como fuere cualquier cosa mejor que dejarse picar, especialmente si usted tiene ese tipo de sangre que tanto atrae a estos diminutos monstruos.

El asunto toma mayor relevancia si nos encontramos en aguas extranjeras de remotos países en donde la molestia de los mosquitos puede convertirse en un importante asunto de salud, pues por ejemplo la Malaria es transmitida por la picadura de un tipo de mosquito concreto.

 

Defender el barco de los mosquitos

Hay quienes además de proteger el interior del barco también desean aislar la bañera de forma integral. ¿Y por qué no?, aunque como puede comprobar en las fotos, este tipo de montaje llegue a resultar un poco excéntrico al emplear metros y metros cuadrados de tejido de mosquiteras, que convierten medio barco en una verdadera carpa.

El resultado es ciertamente antiestético y poco práctico para andar entrando y saliendo a tomar algún baño por la popa. Algo más "curiosas" quedan las mosquiteras de gran tamaño que se pueden conseguir en los centros comerciales de deportes de montaje rápido, pero tendremos que adaptarlos para cerrar todos los huecos, aunque son una buena base de partida para proteger zonas exteriores del barco.

 

 

Proteger las escotillas y portillos

La mayoría de aficionados con proteger ventadas y portillos dan por solucionado el asunto. Para ello podemos comprar marcos con mosquitera adaptados perfectamente a cada marca de escotilla. Suele ser una solución cara pero cómoda y también delicada pues acaban fallando al estropearse el muelle de recogida o alguna parte del mecanismo. A cambio también suelen ofrecer cierres de oscurecimiento para proteger el interior del solazo del mediodía.

Por ello muchos elegimos o bien mosquiteras que se adaptan por fuera o fabricar algún "‘invento" especifico para nuestro barco.

Entre las distintas soluciones adaptables, existen unas mosquiteras en cuyo centro existe un cabo que acaba en una ventosa que pegaremos al metacrilato de la escotilla para que tense y selle la entrada. Lógicamente la superficie de la mosquitera es un poco mayor a la de la ventana y aún con todo, si no las apretamos bien, alguna que otra "bestia" podría colarse hasta el interior para darnos la “lata”.

 

Más seguras, pero molestas de instalar, son las que cierran toda la escotilla desde fuera a modo de pequeña tienda de campaña que tapa el hueco y la propia escotilla de forma integral. Pero no todas cierran bien por la parte de abajo y por ello si hay algo de brisa puede ocurrir que el borde inferior se desencaje y... nuestro gozo en un pozo, pues los pequeños “monstruitos” acechan y aprovechan el mínimo hueco para encontrar el camino y saciar su sed de sangre contra nosotros.

Como mostramos en la foto, una variante a este tipo de escotilla es la construcción de la mosquitera cuya parte superior está realizada con loneta del mismo material y color a la empleada en el bimini y lazy, es mucho más estética, además de proteger el interior del solazo y proteger toda la escotilla. Los faldones de la parte inferior ayudan a conseguir un buen cierre por el que lo tendrán muy difícil los mosquitos para acceder al interior del barco.

 

Soluciones a medida

En muchas ocasiones lo que nos fabriquemos nosotros mismos es bueno por partida triple. En primer lugar porque suele ser por goleada la solución más económica, aunque nos lleve algunas horas de trabajo. Pero también conseguiremos resultados perfectos al poder adaptar la solución a nuestro problema concreto. Por último nos ayudará a desarrollar nuestro ingenio y a ser totalmente independientes, pues podremos reparar o modificar a nuestro antojo.

Hemos visto barcos que cierran puertas enteras en la entrada del barco con mosquiteras que se pegan con velcro o marcos que encajan perfectamente. Para ello debemos contar con cinta adhesiva de velcro, tela de mosquitera, lona, y quizás alguna madera o plástico con los que poder enmarcar la tela de mosquitera.

Estas telas pueden adquirirse en mercerías o tiendas de tejidos (ver también tienda Fondear.com) y van desde redes muy tupidas a mascaras de finos filos de plástico con retículas algo mayores y mayor sección, lo cual confiere a la superficie una mayor rigidez estructural, perfecta para hacer cierres de puertas en la entrada del barco.

Con retículas de 1,5 milímetros conseguiremos evitar la entrada de la mayoría de mosquitos, aunque si queremos evitar la entrada de pequeñísimos invasores de menor tamaño habremos de utilizar retículas menores y más tupidas de hasta 0,6 mm.

 

Fabricar nuestra propia mosquitera

La cinta de velcro de dos caras se puede adquirir en color blanco o negro y con ella podemos fabricar cierres de “quita-y-pon” sin demasiados esfuerzos. Especialmente indicada para la zona de la entrada en donde podemos hacer dos láminas mosquiteras en material semirrígido que pueden unirse entre sí y despegarse fácilmente para entrar o salir al salón interior. La malla semirrígida permite pegar la cinta de velcro de forma directa y así con poco esfuerzo podremos fabricar las mosquiteras de forma rápida y adaptadas a las formas de las ventanas de nuestro barco.

En lo que toca a nuestro barco y para lograr algo más "elegante", fácil de montar, rápido y eficaz contra la entrada de mosquitos de todo tipo, diseñamos unos marcos rígidos de madera de sapelli de color muy parecido a las maderas interiores del salón. Para ello compramos un listón de 20 x10 mm que cortamos en varias piezas y lijamos previa fabricación de plantillas en cartón, hasta dar con la forma exacta del marco interior de las "Lewmar" de nuestro salón.

Las distintas piezas de cada marco están encoladas con epoxi, y para dar más rigidez a las uniones perforamos con una broca de 2 mm e introducido varilla de acero maciza pegada con epoxi en cada unión. Esta modificación fue adoptada tras comprobar cómo, tras alguna caída, el marco se fracturaba en la zona de pegado a pesar de la fortaleza del epoxi. Tras la varilla nunca más y problema resuelto….

El marco, una vez barnizado, lleva grapado y pegado la tela de mosquitera de menor tamaño de retícula para evitar la entrada de cualquier enemigo por pequeño que este sea. Además hemos montado dos pequeños tiradores de madera para poderlas poner y retirar tirando de ellas.

Aunque encajan muy justo y para evitar que caigan al estar posicionadas en posición invertida y se mantengan en una "postura" que trabaja contra la gravedad, la solución consistió en pegar en toda su borde exterior una fina tira de espuma de neopreno de 1 mm de espesor (puede conseguirse en tiendas de fontanería y aire acondicionado). Como la moldura blanca de las escotillas en donde va atornillada la Lewmar es ligeramente "cónica" el marco puede apretarse hacia arriba, hasta que el neopreno ligeramente apretado se “agarra” presionando por los 4 laterales para mantenerse colgadas desde dentro y sin necesidad de salir al exterior para instalarlas o retirarlas.

 

Preparar nuestra propia loción repelente

Y para estar en la bañera cenando y evitar ser picoteados por los infernales mosquitos, una buena idea es la de oler bien pero de forma desagradable para los mosquitos.

La solución se fabrica de forma muy rápida y casi gratis. Y es muy efectiva y parecida al contenido de los frascos de citronela que encontramos en los centros comerciales vendidos como repelentes. Para ello basta cocer durante 10 minutos en el volumen de un vaso de agua la cáscara de un limón (solo la cáscara cortada en cachitos), a la que añadimos 3 ó 4 gotas de aceite esencial de cedro y otras 3 ó 4 gotas de aceite de lavanda cuyo olor es también aborrecido por los mosquitos. El cocinado resultante es un liquido de color amarillo limón que podemos aplicarnos directamente o con ayuda de un pulverizador y que huele agradablemente a limón. ¡Funciona!

En los países tropicales, la población local come muchas sopas y platos cocinados con plantas de olor a limón; Melisa, Toronfil, Citronela, Abejera, Apiastro, Cedrón, Lima, Lalangal, Cilantro y otras plantas locales de este estilo. Una cocina exquisita dicho sea de paso, como por ejemplo la riquísima sopa aromatizada "Tom Yam Kung” que encontramos en Indonesia, Thailandia y otros países del indo-pacífico. Tras dos o tres días de alimentación con comida local, nuestra piel emana un agradable olor a limón a través de los poros. El resultado es muy efectivo y aleja a los mosquitos de nuestro cuerpo con gran efectividad. Totalmente cierto.

 

 

      Artículos relacionados:

         - Funda para tu barco

         - Lonas de hibernaje


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2016     Fondear, S.L.