e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
     
     
   

2016

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Montarse la bolsa de supervivencia perfecta

 

bolsas impermeables

 

Al margen de las obligaciones y contenidos homologados que podemos encontrar en el interior de las balsas salvavidas, lo suyo es contar con una bolsa de supervivencia que de verdad contenga lo que debemos llevar para sobrevivir en caso de ocurrir lo peor.

Si nos planteamos la navegación en alta mar, debemos tener presente que el contenido homologado en el interior de las balsas salvavidas es muy escaso y sigue un criterio tan particular

como caprichoso. Por ello creemos que la seguridad en la mar es un tema tan importante como para no dejarlo en manos de una institución, llámese como se llame. Es un tema esencial que debemos encarar y resolver por nosotros mismos al margen de lo que cuente la ley.

Lo suyo es que llevemos un "Grab bag" o bolsa de emergencia con todo lo necesario y que podamos arramplar de un manotazo en caso de ocurrir un desastre que nunca ofrece tiempo para pensar en lo necesario e imprescindible. Y tan importante es que podamos agarrar de forma inmediata, como que todo el mundo a bordo sepa dónde se guarda. 

 

 

 

Bolsas Impermeables

 

bolsa tubo impermeable

 

 

Capacidad: 1 litros:            Precio:  12 €      -    Precio Socios:   9 €

Capacidad: 5 litros:            Precio:  30 €      -    Precio Socios: 24 €

Capacidad: 12 litros:          Precio:  39 €      -    Precio Socios: 29 €

Capacidad: 20 litros:          Precio:  47 €      -    Precio Socios: 35 €

Capacidad: 30 litros:          Precio:  53 €      -    Precio Socios: 39 €

Capacidad: 40 litros:          Precio:  57 €      -    Precio Socios: 41 €

 

 

 

 

 

 

El contenido de la bolsa del "Pánico"

Se trata de eso, de tener todo agrupado en una única bolsa hermética e impermeable todo lo necesario y que puede significar la diferencia entre la vida o la muerte en caso de tener que salir "por piernas" de un barco que se hunde, al saltar a la balsa salvavidas.

 

Una colección de objetos y elementos que ciertamente brillan por su ausencia en el interior de las balsas salvavidas y que el sentido común grita por llevar. Me explico; no tiene ni pies ni cabeza que en las revisiones de las balsas se cobre un dineral por cambiar una bombilla LED que nunca se puede fundir, máxime si con ese presupuesto se puede comprar una VHF portátiles para meter en nuestra bolsa de supervivencia. Y esto es sólo un simple ejemplo de lo mucho que podemos hacer por nosotros mismos y por nuestra seguridad sin depender de inspecciones y demás reglamentaciones encorsetadas.

 

productos emergencia

 

Una buena bolsa de supervivencia debe ser una de las responsabilidades más importantes a tener en cuenta en nuestra lista de tareas si decidimos emprender una navegación de miles de millas. Y naturalmente, es infinitamente más sencillo revisar por nosotros mismos de forma anual el contenido de un "Grab Bag" a tener que desmontar flejes y abrir contenedores para sacar y sustituir las bolsitas de agua y las 3 bengalas que se esconden en el interior en la balsa salvavidas, por lo cual habremos de pagar un injustificado ojo de la cara.

 

El contenido de la bolsa de supervivencia debe ser acorde al tipo de navegación que hagamos, pues en una singladura de miles de millas, la ayuda puede demorarse muchos días, si no por semanas... Son conocidos muchos casos de naufragios que han tenido que soportar una deriva de varios meses hasta ser rescatados vivos. El contenido debe tener elementos para la supervivencia y atraer la atención de otros barcos, para ayudarnos en la navegación de la balsa en vez de permanecer ociosos y a la deriva, elementos de primeros auxilios y naturalmente víveres. Pero también, por qué no, otros elementos que nos permitan pasar el tiempo, pues la estancia puede hacerse muy muy larga en el peor de los casos.

 

 

Sobrevivir en la Balsa; Lo más básico

Agua, agua… Mucha agua y también el alimento claro. Muchos sabios navegantes montan dos Bolsas de Supervivencia dejando la segunda dedicada exclusivamente a las garrafas de agua y alimentos liofilizados y latas imperecederas con sardinas y contenidos similares. Naturalmente con sistema ¡abre-fácil!

 

latas comida

 

Si el naufragio lo permite, al margen de esta segunda Bolsa de víveres, debemos arramplar con cuantas botellas de agua dulce podamos, pues nunca se sabe lo largo que puede llegar a ser nuestra estancia en la balsa. A este respecto debemos comentar que existen algunos sistemas de condensación de agua de mar para balsas salvavidas, y también pistones de osmosis inversa de reducido tamaño para "fabricar" nuestro propio agua dulce.

 

Llevar el juego de parches de reparación y pinchazos es necesario, pero casi siempre vienen incluidos en el interior de la balsa salvavidas que debemos revisar y conocer.

 

litros agua

 

Un juego de anzuelos de pesca es fundamental, a demás de ser barato y de poco peso. Tengamos en cuenta que durante su utilización perderemos más de uno y por ello llevar algunas líneas de pesca preparadas de reserva es más que aconsejable, siendo algunas de ellas de acero inox trenzado y fino, pues las dentelladas de marrajos o grandes túnidos cortarían el nylon sin problemas. Una pequeña tabla de madera o nylon y una pequeña navaja plegable en inox nos ayudará enormemente en caso de tener que "sobrevivir" de la pesca en nuestras balsa salvavidas. Más de un náufrago ha sobrevivido gracias a la pesca y ayudados por un arpón de gomas que pudieron coger en el último momento antes de abandonar su velero.

 

anzuelos pesca

 

También una manta de plástico aluminizado que a penas pesa, crema de protección solar y algún sombrero para protegernos del sol. El traje de supervivencia es otro elemento que más de uno se plantea pero son voluminosos al tratarse de trajes de neopreno.

 

Ser rescatado; nuestro objetivo básico

Las lista que describimos es ciertamente ambiciosa pero no necesariamente cara si lo hacemos con lógica. Al margen de la radiobaliza del barco, es interesante contar con otra radiobaliza personal de pequeño tamaño y cuyas baterías puedan ser sustituidas por nosotros mismos. El objetivo es no tener que depender de nadie para hacer las revisiones anuales por nosotros mismos sin tener que pagar nada a cambio (¡salvo las pilas del Carrefour claro!)

 

Así contar con una EPIRB registrada como radiobaliza secundaria de nuestro barco es perfectamente posible y no excesivamente caro. Como segundo elemento, este del todo aconsejable, es llevar una VHF portátil acuática, económica y con un juego de pilas de repuesto. Nada de pilas caras de litio que cuestan un dineral. Mejor un juego de baterías de repuesto selladas al vacío en una bolsa retractilada e impermeable como las de las lonchas del jamón del supermercado. También podemos llevar una cajita estanca con bengalas y botes colorantes. El espejo de señales no ocupa lugar y tiene un coste despreciable.

 

Consideramos también interesante llevar una linterna de tipo estroboscópica que cuesta sólo pocas decenas de euros y otra de tipo LED de alto rendimiento muy baratas y que duran un tiempo mucho más largo comparado con el de las linternas normales.

 

radiobaliza personal

 

Y lo mejor para el final…. Si  tiene presupuesto adicional a partir de unos 550€, llévese un teléfono satelital con pilas de repuesto, capaz de soportar el agua de mar y las salpicaduras y de darnos la vida en caso de naufragio.  

 

Un GPS portátil y con una cartografía básica (o una fotocopia de una carta náutica y un lápiz) cuesta verdaderamente poco y además a ayudarnos a saber por dónde nos encontramos nos puede valer de "backup" en caso de romperse el GPS principal del barco por ejemplo, por culpa de una tormenta eléctrica.

 

Llevar unas fotocopias de los documentos del barco y pasaportes en una bolsa hermética en la cual también podemos poner unos billetes o una tarjeta de crédito, no ocupa a penas lugar, ni peso... Además de hacernos de copia en caso de perderse los originales o necesitar una emergencia, puede hacernos la vida infinitamente más fácil al ser rescatados o alcanzar una costa perdida. Son muchos los relatos de náufragos que han tenido que soportar también lo suyo una vez alcanzado una costa lejana hasta convencer a las autoridades de su desgracia.

 

bolsa emergencia

 

 

Algunas medicinas
Casi todo el mundo lleva unas biodraminas para el mareo y está bien… pero complementarlo con otras contra el dolor de cabeza, antibióticos, cacao de labio, o vaselina contra las quemaduras será bienvenido.

 

La bolsa en sí y otra segunda bolsa para navegación de altura

Muchos aficionados utilizan bolsas estancas que son fáciles de agarrar y flotarán, siempre y cuando no las carguemos excesivamente. Si este fuera el caso, es buena idea contar con dos bolsas de supervivencia la primera de las cuales tenga el material necesario para una navegación cerca de la costa, y la segunda con lo que vayamos a echar en falta en caso de naufragio oceánico. Otros navegantes incluso separan la bolsa del agua de la que tiene las latas de comida pues el agua no hay que revisarla nunca, como si ocurre con las bolsa de comida de supervivencia. Y en caso de utilizar más de una bolsa de supervivencia, lo suyo es utilizar de varios colores para rápidamente identificar la que vayamos a coger primero.

 

bolsa estanca

 

Al margen de lo estandarizado como material de supervivencia incluido en las ISO 9650, nuestra bolsa de supervivencia contendrá lo que nosotros consideremos más adecuado con la facilidad de poder ser revisado por nosotros mismos cuando queramos o ser utilizado como elementos de emergencia sin necesidad de sufrir un naufragio para ello.

 

Algunos incluirán en su "Grab Bag" elementos que para otros puede no ser necesario. Una persona a la que le dañe el sol por tener ojos claros puede considerar fundamental llevar unas gafas de sol, otras, unas medicinas personales, una caja de preservativos para almacenar agua de lluvia, una desaladora de palanca manual, o un transpondedor de radar en AIS.

 

 

Cosas muy económicas que pueden ayudar

Cuando pasamos semanas perdidos en una balsa, acabaremos por necesitar un poco de todo, y sólo el ingenio puede ayudarnos si contamos con una pequeña bolsa que incluya un rollo de cinta americana, una bridas de nylon, algunos cabitos y coordinos ligeros, un par de linternas LED, bolsas impermeables con cierre rápido, una esponja, unos guantes de goma, unas gafas de buceo de tipo de piscina, o incluso una baraja de cartas para pasar el rato.

 

No es broma. Algunos náufragos perdidos durante meses comentaron que gracias a los pasatiempos y a los juegos de cartas pudieron mantenerse con la moral alta y mantenerse vivos cuando no tenían nada que echarse a la boca al borde de la inanición.

 

bolsa impermeable

 

 

      Artículos relacionados:

         - Club de Socios Fondear

         - Linternas y fotos led

         - Radiobalizas Personales

     


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright    Fondear, S.L.