e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Los Hidrofoils

o como "volar" sobre las aguas

 

El mayor problema para alcanzar velocidades muy altas sobre las aguas es la propia resistencia del casco al tener que desplazarse sobre el agua y sobre todo la velocidad límite del casco que depende de su eslora. Un barco moviéndose en desplazamiento no puede superar una velocidad llamada límite, y que depende se su eslora. Por ejemplo para un casco de unos 12 metros de eslora, la velocidad máxima a la que se puede desplazar es de unos 8,4 nudos; Su velocidad límite.

Si conseguimos hacer planear el casco, desaparece la ola de proa y la ola de popa, y por tanto el barco puede ir más rápido que esta velocidad límite. Pero si quiere de verdad alcanzar velocidades de vértigo, lo mejor es sacar el casco totalmente fuera del agua para que desaparezcan también las resistencias por fricción. ¿Es esto posible?

Sí. Para ello se utilizan unas pequeñas ‘alas’ llamadas ‘foils’ que producen un fuerte empuje como en las alas de los aviones y que sacan literalmente el casco fuera del agua.

 

Un casco en planeo produce empuje por su cara inferior por presión hidrodinámica. Un foil por el contrario, produce empuje por sus dos caras como lo hace el ala de un avión y por tanto consigue una gran fuerza de sustentación capaz de sacar el barco del agua.

 

 

Al entrar en ángulo en el agua formando una ‘V’ invertida, se consigue sustentación y también un cierto efecto de orza antideriva que no existiría en caso de utilizar un foil plano. Además se consigue mejorar la estabilidad pues si el viento aumenta y por tanto también el ángulo de escora, el foil de sotavento se introduce más en el agua y trabajará de forma más plana y horizontal. Esto disminuye el efecto de orza pero aumentando su sustentación y por tanto reacciona frente a esta escora adrizando el barco.

El hydroptére de Eric Tabarly consiguió alcanzar la velocidad de 40 nudos, aunque las velocidades más altas a vela se consiguen ahora en planeo como el de las tablas de windsurf.

El Francés Finian Maynard ha batido en abril de 2005 el record logrando 48,7 nudos durante una distancia de 500 metros.

 

 

  

   Artículos relacionados:

      - Green Bird; 202 km/h a vela


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2009    Fondear, S.L.