e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
   

 

2013

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

La bellísima Clase J

 

 

Veleros bellos, estilizados, rápidos y con un característico diseño que los hizo famosos para siempre. La Clase J nace con los primeros barcos de carreras de la Copa América hace ya 70 años.

Inicialmente conocida como la copa de las 100 guineas, la regata tenía lugar alrededor de la isla de Wight en Inglaterra. En 1851 se autoriza a un primer barco extranjero a participar en la regata. Se trataba del "America" y

fue construido con un innovador diseño que le condujo a la victoria de la regata que a la postre cambió de nombre para finalmente llamarse la “Copa América” como ahora la conocemos. Había nacido la “Clase J”.

Antes de la Clase-J los veleros tenían la tendencia en hacerse cada vez más largos y afinados. El porte de veleros como el “Britania” o el “Lulworth” empequeñecían al resto de la flota de muy dispar tamaño. En 1920 la heterogeneidad era tal, que los jueces diseñaron una serie de normas para evitar estas descomunales diferencias.

La nueva fórmula ideada por el famoso diseñador “Herreshoff” controlaba la eslora y el desplazamiento para compensar las diferentes prestaciones de cada yate. Los veleros comenzaron a diseñarse sin baupress y con un casco y aparejo de tipo Bermudas para permitir el descomunal plano vélico que portaban.

 

La época dorada de los Clase-J

En 1929 el famoso Sir Thomas Lipton, que ha pasado a la historia como un importante importador de té indio, participó en la Copa América con un diseño tipo Clase-J. Un año más tarde la fórmula es aplicada a raja tabla a todos aquellos barcos que quisieran participar en la regata.

En el documento de normas de la regata, escrito por Herreshoff y justamente en el apartado "J", es donde se tienen en cuenta la eslora de flotación y no la eslora total del barco. En el apartado "J" que finalmente dio nombre a estos bellísimos veleros figuraban los barcos comprendidos entre los 75 y 87 pies de eslora.

En los desafíos entre los armadores británicos y americanos van apareciendo cambios revolucionarios. Herreshoff experimenta con diseños fuera de los convencional hacia cascos que someten la fórmula al extremo. Por ejemplo el “Whirlwind” combinaba muchas nuevas ideas tanto en la forma del casco como en el aparejo con una doble vela en proa que fue finalmente adoptada por todos los barcos de la clase.

Otros barcos como el “J.Yankee” diseñado por Frank Paine con 83 pies en flotación pero con una eslora total de 125 pies de líneas suaves y armoniosas fue construido en bronce y resultó ser un barco potente y bien equilibrado. El “Weetamoe” era el cuarto Clase-J de los americanos, con el casco más estrecho y resultó ser muy competitivo frente al “Enterprise” defensor de la copa. Para Nicholson era sin duda el mejor de todos estos 4 Clase-J.

En 1933 se construye en acero un nuevo Clase-J en tierras británicas con el nombre de “Velsheda”. El barco fue un excelente regatero con buen palmarés a pesar de lo cual fue modificado en profundidad en 1935.

Al año siguiente se bota el “Sopwith” para competir en la Copa América, con un diseño que no introducía formas innovadoras y respondía a unas líneas armoniosas y sencillas pero con una nueva jarcia más potente. Posiblemente fuera el Clase-J más bonito. El backstay era ajustable para permitir alterar la flexión del palo e introdujo los primeros equipos electrónicos de navegación con válvulas que permitía indicar la fuerza y dirección del viento.

Pero en 1935 el “Britania” se hunde. Poco después el Js Yankee es vendido y trasladado a los Estados Unidos en donde es desguazado en 1941. El “Enterprise” y el “Whirlwind” también son desguazados en Norte América. 1937 es el año en el que se construyen los dos últimos Clase-J, que aprovechan la máxima eslora de flotación permitida por las normas. Son el “Ranger” y el “Endeavour II” diseñados respectivamente por Starling Burgess  y por Olin Stephens y construidos en acero. Rápidamente son conocidos como los Super Clase-J. El Ranger era el mejor de todos ganando en 35 de las 37 regatas en las que participó.

A pesar de haber sido considerados como los yates a vela más bellos, sólo se construyeron en total 10 Clase-J en toda la historia, 6 en Norte América y 4 en Inglaterra. El 1937 marca el fin de los Clase-J y de los grandes veleros de regatas, pues durante los siguientes 21 años desaparece la Copa América debido a la segunda guerra mundial y la depresión. Ese mismo año es desguazado el “Weetamoe” y el “Ranger” sufre la misma suerte en 1941 tras permanecer unos pocos años abandonado en un varadero.

 

La Guerra Mundial y el final de los Clase-J

En 1938 se comienza a fabricar un nuevo velero tipo Clase-J diseñado por el sueco Tore Holm, pero que no llega nunca a ser finalizado a pesar de su innovador diseño. En 1940 se desguaza el “Rainbow”, el "Yankee" y el "Ranger" se funden para sacar metal para la industria bélica. En 1947 el Endeavour II fue vendido para desguace aunque el casco aguanta entero hasta 1960. El Endeavour y el Velsheda se convierten en casas flotantes amarrados en el río Hamble en donde permanecen más de 30 años hasta que se hunden en el fango. Solo el Shamrock V navega aún en nuestros días.

En 1968 se desguaza el Endeavour II mientras que en 1974 el casco del primer Endeavour es vendido por 10 libras esterlinas para su restauración. En 1975 el Shamrock V con el nuevo nombre de “Quadrifolio” es reconstruido en los astilleros de Camper & Nicholson, y en 1986 es adquirido por la Thomas Lipton Company con la que retoma su nombre original. Durante 1984 se rescata el Velsheda del amarre embarrado para ser restaurado como yate para chárter. En 1997 es de nuevo rescatado de la bancarrota por el Yacht Service de Southampton para comenzar un programa de cruceros alrededor del mundo. Tras una larga restauración el Endeavour llega a competir de nuevo en una regata de clásicos contra el Shamrock V en Newport.

 

Renace la Clase-J

En el año 2000 se crea la J Class Association, y se instaura unas nuevas reglas con las que construir nuevos Clases-J réplica de los de antaño. En 2001 tiene lugar la primera nueva regata Clase-J. En 2003 es botado tras un año de construcción un nuevo “Ranger” a imagen y semejanza del original pero construido en aluminio. En 2007 se encarga la construcción de réplicas del Endeavour II bautizado como en el nuevo modelo como “Hanuman” y también del Ranger que toma el nombre de “Lionheart”.

Desde 2007 estos nuevos Clase-J son utilizados como barcos para charter muy exclusivo y en competición en aguas de Cerdeña o en la Antigua Classic Regatta. También se ha encargado la réplica de los famosos “Rainbow”.

 

   Artículos relacionados:

      - Un Copa América frente a un VOR70 ¿Con cuál se queda?

      - Los barcos más rápidos del mundo

      - Casco perfecto; regata ganada

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2013    Fondear, S.L.