e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
  Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Los fascinantes cenotes

 

En Yucatán, al sur de México, se encuentran los mayores y más impresionantes cenotes del mundo. Existen miles de ellos, muchos aún por descubrir. Formaciones interconectadas que crean enormes laberintos subacuáticos de silenciosa belleza e inquietante misterio.

Yucatán abarca una extensión de unos 300.000 kilómetros cuadrados de terreno calcáreo y plano, recubiertos por una densa selva tropical en donde se esconden innumerables ruinas de ciudades Mayas, muchas de ellas todavía por desvelar sus secretos a los arqueólogos.

La península del Yucatán separa al Mar Caribe del gran Golfo de México y en ella también se encuentra parte de la república de Belice. Este terreno selvático carece de ríos que puedan canalizar las agua de lluvia, salvo el río Hondo en la frontera Beliceña. 

Durante el cretácico hace millones de años se depositaron sedimentos calcáreos en forma de una extensa plataforma que posteriormente ha ido siendo horadado por el agua formando miles de pozos interconectados por canales subterráneos hasta el mar. La planicie selvática está por tanto plagada por karst en los cuales la disolución del terreno por el agua ha dado como resultado tan fabulosas formaciones.

Los mayas consideraban a los cenotes lugares sagrados, inundados de agua pura sin ser corrompida por la luz. Por ello es muy normal encontrar ruinas mayas siempre cerca de algún cenote, al ser estos fuentes de agua dulce para los poblados y lugares de veneración.

Las leyendas mayas mencionaban la existencia de un celoso guardián de los secretos y tesoros ocultos en algunos cenotes. Una temible serpiente llamada "Tzukan" se aparecía ante los que trataran de saquear estos lugares sagrados.

En una cueva sumergida a más de 25 metros de profundidad fueron localizados hace unos años evidencias de antiquísimas fogatas que indicaban que estas cuevas eran habitadas o utilizadas por estas antiguas culturas. Cuevas que ahora están inundadas y por tanto son de muy difícil exploración.

 

Los cenotes del Yucatan

Éstos se concentran en la parte norte, entre Tulum en el estado de Quintana Roo y Campeche, y disminuyen hacia el sur de la península. La roca Kárstica se disuelve muy bien en el agua, que con el paso de los años ha ido infiltrándose en el subsuelo formando una enorme capa freática. Pero el terreno también es permeable al agua del mar penetrando más de 100 kilómetros tierra adentro, y al ser esta agua algo más densa, se sitúa bajo la capa de agua dulce. Allá donde se juntan el agua dulce y la salada se forma una barrera en donde la luz de difumina haciendo borrosa la visión submarina. Se tratan de las haloclinas.

El proceso geológico conocido como karst, disolvió la piedra caliza subterránea, formando largas galerías que en algunos puntos circulaban rozando casi la superficie. En estos lugares el techo se desplomó creando un agujero a cielo abierto y colapsando estas grutas acuáticos en unos 8.000 cenotes.

El resultado final es una extensa red de drenajes naturales cavados por el agua a lo largo de los últimos miles de años. La subida del nivel del mar, al encontrarnos ahora en períodos geológicos interglaciares, ha inundado totalmente estos canales. A lo largo de la costa del sector norte del Caribe los exploradores han cartografiado más de 600 km de galerías y túneles inundados, usando técnicas de espeleobuceo.

Se han recorrido diferentes niveles y pasajes verticales, que incluyen las cinco cuevas sumergidas más grandes del mundo. Los ríos subterráneos de dimensiones inmensas drenan la lluvia que cae al interior de la península. El agua transportada llega a la costa a través de estos canales subterráneos formando lugares tan espectaculares como el que podemos encontrar en Xel Ha y Xcaret en los donde los manantiales submarinos se mezclan con las rías del mar.

La zona de Mérida y la costa norte no tiene tantos ríos subterráneos, y sin embargo ofrecen el mayor número de cenotes de la península.  Los descensos del nivel del mar durante la época del Holoceno hace unos 5.000 años obligaron a la fauna y a las poblaciones humanas a descender a las partes inferiores de las cuevas en busca de agua dulce.

 

Tipo de cenotes

La palabra cenote proviene de la lengua Maya “d’zonot”  que significa caverna con agua. Los hay con forma de lagos irregulares y complejos, cilíndricos de diferentes diámetros y con paredes muy verticales, de tipo cántaro con una apertura a la luz solar de menor diámetro a hueco interior y por tanto más o menos expuestos a la luz solar, y con diferente grado de interconexión con los canales de circulación subacuática. Los denominados “Aktun" en lengua maya son grutas en las que la apertura asemeja a una cueva al abrirse en un lateral del terreno.

 

Bucear en un cenote

Suelen ser poco profundos y la superficie del agua se encuentra a pocos metros, entre 5 y 10 metros, bajo el terreno selvático. En los cenotes no vemos vida animal, pero podemos encontrarnos con raíces de árboles en busca de agua.

 

 

 

PLAYA DIVE CENTER

 

Agradecemos a Pepe y a Vicente permitirnos publicar su excelente material gráfico.

 

   

 

Pepe y Vicente son los dueños de Playa Dive Center, centro de buceo en Playa del carmen y unos amantes del buceo y del mar. Con ellos podrás disfrutar de maravillosas inmersiones tanto en Cenotes como en la barrera de coral de Cozumel. Puedes localizarlos en:

 

 

Playa Dive Center

Calle 44 entre avenidas 15 y 20

Colonia Zazil-Ha. Playa del Carmen

México

 

Playadivecenter@yahoo.com

 

Vicente: 0052-1 984 130 7068

Pepe: 0052-1 984 132 1191

 

 

 

 

 

 

En un cenote, el agua está totalmente en calma, lo cual los hace totalmente transparentes como un cristal. En ellos la visibilidad es superior a los 100 metros. Al bucear en su interior nos sentimos levitando ingrávidos ante un paisaje tan espectacular como intrigante. Se descubren formas misteriosas decoradas con estalactitas y estalagmitas, formadas hace miles de años cuando todavía esta cueva no estaba inundada por el agua. Canales y huecos tan misteriosos como atractivamente peligrosos, pues siempre debemos retornar a la superficie por el mismo sitio por el que nos introdujimos; El cenote.

En algunos cenotes se encuentran restos de cráneos mayas y otros huesos animales indicando que estos lugares eran utilizados como altares de sacrificio.

 

  Artículos relacionados:

     - El equipo de buceo portátil

     - La nocturna perfecta

 

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2010    Fondear, S.L.