e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

Nautico

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Instalar unos Flaps

 

 

 

La mayoría de los barcos a motor mejoran notablemente la navegación con el montaje de flaps. Están pensados para todos los barcos, y no sólo para los grandes cruceros. Son especialmente recomendables en bajos ritmos de crucero o por debajo de la velocidad de planeo, en donde la mejora del rendimiento es espectacular. ¿Pero cuál debemos escoger?

La efectividad de los flaps dependerá en cada situación, de la superficie de ellos, del angulo de deflexión, y de la velocidad a la que estemos navegando. Cuando pulsamos el botón que los baja, el agua empuja la superficie del flap hacia arriba elevando la popa y bajando la proa.

 

 

Determinar la posición de los flaps en el espejo de popa

Debemos medir la distancia que tenemos libre para la instalación. A veces la plataforma de baño o la escalera pueden dificultar esta instalación. Como mínimo necesitaremos unos 30 centímetros a lo largo del borde del casco y otros 30 centímetros de altura en el espejo de popa, para poder montar el pistón accionador.

La instalación: Es una labor sencilla que no requiere mucha experiencia. Aunque se puede solicitar a un profesional, también la puede hacer usted mismo. Normalmente se puede hacer en una tarde de trabajo si le gusta el bricolaje y se siente cómodo trabajando con herramientas.


 

Elegir el tamaño de los Flaps: Con frecuencia se instalan flaps demasiado pequeños. Un flap demasiado pequeño necesita luego mucho ángulo de deflexión. Cuanto más grande sea el flap, menor será el angulo de deflexión y conseguiremos mayor efectividad para crear la misma fuerza de sustentación.

No solo cuenta la superficie total de los flaps. A misma superficie de flaps, es mejor utilizar flaps más anchos que largos pues se consigue más empuje y menor resistencia hidrodinámica. En el caso ideal los flap debería ocupar casi toda la popa a cambio de tener muy poca longitud.

 

Tenga presente que cuanto más rápida sea la embarcación, los flaps deberán ser más anchos que largos. Por el contrario en barcos de semidesplazamiento y más lentos podemos necesitar flaps de mayor superficie y por tanto de mayor longitud a mismo ancho utilizado en popa. La siguiente tabla muestra para cada rango es esloras el tamaño de los flaps aconsejados.

Eslora

Tipo de Motor

Flaps (Ancho x largo)

4.5-5.8 m

Una sola cola o fuera borda o eje.

 30 x 23 cm

 5.2-5.8 m

Un solo fueraborda

 20 x 25 cm

 5.8-7.3 m

Una sola cola o fuera borda o eje.

 46 x 23 cm

 5.8-7.3 m

Popa pequeña o crear mayor sustentación

 30 x 30 cm

 6.0-7.0 m

Una sola cola o fuera borda

 25 x 30 cm

 6.7-8.3 m

Una sola cola o fuera borda

 61 x 23 cm

 6.7-8.3 m

Dos colas o dos fuerabordas

 46 x 30 cm

 7.6-9.1 m

Una sola cola o fuera borda

 76 x 23 cm

 7.6-9.1 m

Popa pequeña o crear mayor sustentación

 76 x 30 cm

 7.6-9.1 m

Una sola cola o fuera borda

 61 x 30 cm

 8.5-10.4 m

Intraborda

 91 x 23 cm

 8.5-10.4 m

Popa pequeña o crear mayor sustentación

 91 x 30 cm

 8.5-10.4 m

Dos colas o dos fuerabordas

 61 x 30 cm

 9.7-11.6 m

Intraborda

 107 x 23 cm

 9.7-11.6 m

Popa pequeña o crear mayor sustentación

 107 x 30 cm

 11.0-13.4 m

Intraborda

 122 x 20 cm

 11.0-13.4 m

Popa pequeña o crear mayor sustentación

 122 x 30 cm

 12.8-15.2 m

Intraborda

 137 x 23 cm

 15.2-18.3 m

Intraborda

 137 x 30 cm

 18.3-19.8 m

Intraborda

 153 x 30 cm

 19.8-21.3 m

Intraborda

 168 x 30 cm

 21.3-24.4 m

Intraborda

 183 x 30 cm

 

Hace años era normal ver flaps instalados únicamente en barcos por encima de los 8 metros de eslora, y especialmente en barcos de semidesplazamiento tipo pesca paseo, pero su efectividad ha hecho que ahora los veamos en barcos más pequeños incluso en pequeñas embarcaciones neumáticas o en lanchas de 5 metros de eslora y de todo tipo, cabinadas, bañera central, walk-around…

 

 

Aunque son muchos los que aún piensan que los flaps no son tan importantes para pequeñas embarcaciones lo cierto es que la mejora es espectacular también en este tipo de barcos. Aún con más razón, pues en los barcos pequeños la tripulación puede alterar con mayor facilidad el equilibrio del barco con su posición y distribución de pesos.

 

Pesca-Paseo: Los barcos de pesca-paseo están diseñados para navegar en aguas someras y a buena velocidad. Por ello sus cascos son con frecuencia bastante planos y por ello incómodos en aguas agitadas y de ola corta. Sus armadores conseguirán con los flaps bajar netamente la proa y conseguir una navegación más tranquila. También se beneficiarán de alcanzar un planeo más rápido y evitar clavar la bañera dentro del agua. Al bajar los flaps el barco literalmente eleva notablemente su popa y consigue una navegación más equilibrada.

Lanchas:
Lo importante es la carena y el peso. Da igual si son cabinadas, hard-top, walk-around o day-cruiser. Las carenas tienen una profunda “V” y por tanto son más susceptibles de escorar y desequilibrarse con los frentes de olas, el viento lateral o la mala distribución de pesos y tripulantes. Los flaps logran en todos los casos una navegación más estable especialmente en mala mar, cuando pasar a un planeo de 20 nudos se hace inviable. A menor velocidad los flaps logran una navegación mucho más tranquila y asentada lo que redunda en una disminución de consumo y mejora del rendimiento de hasta un 30%. El manejo individual de ambos flaps logra el perfecto equilibrio del barco en escora o alabeo. 

Barcos deportivos run-about: Pensados para hacer esquí acuático y deportes náuticos de arrastre. Los flaps permiten tirar con más fuerza de los esquiadores y descender la velocidad de planeo, bajando la proa para tener mayor visibilidad.
 
Cruceros: Ya habrá comprobado como cualquier gran yate de crucero viene equipado con flaps de serie. Pero incluso los pequeños cruceros de menos de 10 metros y que no equipan de serie este accesorio se benefician mucho de ellos. Por su desplazamiento y tipo de navegación deberían llevarlos todos instalados… Otra cosa es que los astilleros no lo hagan por política de precios y costes de producción. Lo único cierto es que los flaps evitaran esas molestas navegaciones que mas bien parecen arar la superficie de mar en una lucha sin sentido por mantener el casco mal asentado.

 

¿Eléctricos o hidráulicos?

En el mercado se pueden encontrar flaps que trabajan mediante un actuador eléctrico o con pistones hidráulicos activados por bombas eléctricas. Los más famosos flaps eléctricos son de marca Lenco y para los hidráulicos, Bennet es una de las marcas más reconocidas. Por muchas razones los aficionados prefieren cada vez más los flaps hidráulicos pues son más duraderos y funcionan mejor.

Duración y vejez: En los flaps hidráulicos la unidad de potencia consiste en una pequeña bomba de aceite que se instala dentro del barco en un entorno seco y protegido de la intemperie. El pistón hidráulico no sufre al exterior pues carece de piezas delicadas. Por el contrario, los actuadores eléctricos están siempre a la intemperie y en muchas ocasiones bajo el agua salada lo cual los expone a fallos con mayor probabilidad. Cuando crecen las lapas, crustáceos y demás incrustaciones, estas pueden estropear las juntas tóricas, lo que conduce a una rotura del mecanismo.

Instalación: Sin lugar a dudas es más fácil montar un sistema eléctrico que uno hidráulico, aunque estos también se montan con facilidad. Es cierto que la instalación de la bomba de presión requiere unos minutos más en el montaje, pero esto nos garantizará un uso más seguro durante años. Además toda la parte eléctrica de la instalación queda dentro del barco sin cables eléctricos a la intemperie.

Precisión: De nuevo los flaps hidráulicos son más precisos que los eléctricos. El tornillo sin fin de un actuador eléctrico tiene cierta inercia en ponerse en marcha y en detenerse, lo que hace más complicado el ajuste preciso del dispositivo. Con los flaps eléctricos es demasiado fácil meter o quitar demasiado flap al pulsar el mando. Por el contrario, en un flap hidráulico es posible “dosificar” con mayor precisión la cantidad de flap que metemos o sacamos, lo cual no tiene nada que ver con la rapidez con la que se despliega todo el flap, que en los eléctricos es tan buena o mejor que en los flaps hidráulicos.

 

Mantenimiento o fallo: El mantenimiento en un equipo hidráulico se limita prácticamente a revisar la bomba hidráulica que está en el interior del barco bien protegida. En un flap eléctrico tendremos que sacar el barco del agua para trabajar en el actuador. Si fallara un flap eléctrico este permanecerá clavado en la posición en la que estaba cuando se rompió. Si tenemos el flap totalmente bajado y tenemos que regresar a puerto desde 15 millas mar adentro, esto nos obligará a navegar despacio sin poder planear. Por el contrario, con un flap hidráulico, bastaría con liberar la presión en la bomba desatornillando un tornillo para poder dejar el flap en posición neutra.

 

     

    Artículos relacionados: 

         - Flaps descubra sus secretos

         - Flaps; ¿Cómo utilizarlos?

         - Usar los flaps junto con el power trim del fueraborda

         - Hélices Marinas

         - Potencia y Empuje ¿Es lo mismo?

         - ¿Por qué la máxima velocidad está limitada por la eslora?

         - Reducir la factura de la gasolina

         - Flaps automáticos

         - Interceptores

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2011     Fondear, S.L.