e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Olas Gigantes

 ¡Monstruos de más de 30 metros!

 

Las olas gigantes son la posible causa de la súbita e inexplicable desaparición de muchos barcos transoceánicos. Un buque inglés de investigación oceanográfica navegando al oeste de Escocia halló las mayores olas jamás medidas por instrumentos científicos en mar abierto...

Estas olas solitarias tienen la misma longitud de onda que sus vecinas pero el doble de altura. Los supervivientes que las han visto las describen como auténticos muros de agua que vienen a chocar contra el barco. No se parecen a las olas vecinas ya que tienen una altura muy superior y son de forma diferente, con pendientes muy escarpadas y piramidales. La altura desde el seno a su cresta es al menos dos veces mayor a las

circundantes y parecen surgir de la nada, sin previo aviso, sin corrientes y en mitad de una mar normal.

En ocasiones llegan a tener 30 metros de altura, que es lo que mide un edificio de 9 plantas… No se sabe muy bien el proceso de formación de estas olas, aunque podrían originarse durante las fuertes tormentas, como superposición de varias que coincidan en periodo y dirección. Se han detectado tres categorías de super olas y conocidas respectivamente como “Olas Muros de Agua”, las “Tres Hermanas” y “Solitarias Gigantes”.

Las terribles "Olas Muros", suelen viajar del orden de 10 kilómetros por el océano antes de fragmentarse estrepitosamente debido a su colosal tamaño. A veces estas ocurren inexplicablemente en grupos de tres y por ello debemos estar prevenidos si nos las tuviéramos que ver con una de ellas, pues aún podrían llegar otros dos monstruos.

Las "Solitarias Gigantes" son el mismo demonio personificado pues cuadriplican la altura de la ola más grande de una tormenta, pero suelen colapsarse al cabo de pocos segundos pues no se pueden sostener por más tiempo a sí mismas.

Pero todos estos tipos de olas no tienen nada que ver con las olas de los tsunamis generadas por desplazamientos de tierra en el lecho marino. Los tsunamis producen olas que se propagan a unos 1.000 kilómetros por hora y son relativamente fáciles de detectar por los sistemas de alertas. Las olas de tsunamis mientras se desplazan tienen sólo algunos centímetros de altura y únicamente muestran su poder destructor al alcanzar la costa y convertir su velocidad en altura.

 

Quienes han visto las olas solitarias...

En 1.942 el Queen Mary, con 15.000 soldados a bordo, estuvo a punto de volcar al chocar con unas olas excepcionalmente altas y verticales en el Atlántico Norte cerca de las costas europeas. Un año más tarde el Queen Elizabeth se clavó en el seno de una ola gigante en la latitud de Groenlandia con efectos muy severos. Todos los cristales de la pasarela situada a 27 metros sobre la línea de flotación estallaron por el fuerte impacto contra el muro de agua, y los forros del puente de mando se doblaron y se aplastaron 15 centímetros hacia popa por el fuerte golpazo de la pared de agua.

Hace sólo unos años en el Golfo de Vizcaya y con viento fuerza 6-7, la mar se mostraba fuerte pero perfectamente asumible. La tripulación de un mercante navegaba a gusto bajo un cielo nuboso y con luna llena sobre el horizonte al Oeste. A las 5 y 20 de la mañana la luna desapareció repentinamente del horizonte dejando perplejos a los tripulantes de guardia. Al cabo de unas decenas de segundos se dieron cuenta que quien tapaba la luna no era una nube sino una pared de agua que avanzaba a gran velocidad contra ellos y por el través de babor!

La pared corría a toda velocidad y de Norte a Sur sin rompiente ni espuma, pero como un frente casi vertical. A menos de 100 metros del barco comenzó a romper. La escorada atenuó el impacto y no se creo ninguna vía de agua, pero los daños fueron tan importantes como sorprendentes. El castillo de proa se aplastó 8 centímetros y las vigas en acero de 35 centímetros de diámetro que lo soportaban se fisuraron en toda su longitud. Un fragmento de la proa desapareció. Los proyectores fijados con remaches de acero en cubierta desaparecieron arrastrados por el agua. En el puesto de vigilancia a 21 metros de altura sobre la línea de flotación, diversos elementos acabaron destrozados.

 

¿De donde proceden las olas gigantes?

Las Olas Gigantes, también conocidas como Olas Vagabundas u Olas Monstruo, surgen de forma espontánea y no se corresponden con el estado de la mar ni tampoco son consecuencia de terremotos submarinos, pues estos se registran con claridad en los sensores y radioboyas. Las olas gigantes no se pueden crear como consecuencia del viento por muy fuerte que este sea, y por tanto deben responder a otros fenómenos naturales para su formación.

Pero constituyen una amenaza para el tráfico marítimo incluso para los grandes buques. Se trata de un fenómeno natural de los océanos que aunque poco testimoniado, no resulta tan raro e infrecuente. En 1.995 en una plataforma petrolífera del Mar del Norte, se confirmó científicamente la existencia de tales monstruos, al tomarse una medición de altura de ola mayor de 30 metros.... Pero esta medida es muy excepcional y si, por ejemplo, en un temporal en el Cantábrico las olas alcanzan los 7 metros, bajo condiciones extremas estas pueden alcanzar los 15 metros de altura.

Durante siglos las leyendas de marinos hablaban de la existencia de olas mucho mayores, auténticos monstruos de hasta 30 m de altura que aparecían sin previo aviso en mitad del océano, y a menudo en perfectas condiciones atmosféricas. Se decía que eran muros casi vertical precedido de un profundo agujero en donde el barco se precipitaba antes de tener que afrontar tan enorme muro de agua.

Los científicos calculan que en estas condiciones la tremenda presión del impacto alcanza las 100 toneladas por metro cuadrado lo cual destrozaría sin problemas cualquier barco, al estar diseñados para soportar un máximo de 15 Tn/m2. Los estudios negaban la existencia de tales monstruos, imposibles según determinados modelos matemáticos…

 

No obstante imágenes satelitales recientes demuestran que las olas de más de 30 metros de altura son mucho más comunes de lo que cabría esperar ¡según las ecuaciones de probabilidad!

Durante el huracán Katrina, las radioboyas del golfo de México registraron numerosas olas de más de 30 metros de altura. El hecho es ¡que se producen en todos los océanos del mundo y muchas veces al año! Incluso se dan en los grandes lagos interiores como los de Canadá y mares cerrados como el Mar Caspio.

 

 

La Odisea del "Stolt Surf"

 

 

Karsten Petersen cuenta la tormenta que vivió a bordo del "Stolt Surf" en 1.977 en el Pacífico Norte.

 

Durante la tormenta se vieron golpeados por olas enormes. Estas no eran las conocidas olas de tormenta de "sólo" 10 metros de altura, sino que por el contrario para ver las crestas teníamos que mirar hacia arriba girando el cuello, ¡estando en la cubierta de mando a 22 metros por encima del agua!. ¡22 metros y todavía había que mirar hacia arriba!....

 

Durante bastantes minutos que nos parecieron una eternidad, lo único que podíamos ver era una gigantesca masa de agua rodeándonos, no podíamos saber si seguíamos a flote o ya nos habíamos hundido. Poco después volvíamos a ver el cielo y sabíamos que continuábamos en la batalla.

 

Con el ruido ensordecedor del viento y el mar, rodeados de una neblina blanca de gotas de agua, Karsten Petersen logró tomar unas fotografías.

 

La embarcación sufrió bastantes daños, 4 marineros estaban heridos, pero sólo tuvieron que hospitalizar a uno de ellos. La tripulación del Stolt Surf tuvo mucha suerte, los motores funcionaron todo el rato por lo que el capitán pudo controlar la nave y evitar ser volcado por las olas.

 

 

 

El proyecto MaxWave

Hace unos pocos años, en 2.001, se estudió la superficie del océano mediante imágenes de radar y durante un periodo de 3 semanas. Se tomaron 30.000 imágenes de secciones de océano de un tamaño de 10×5 km, resultando un área total de 1,5 millones de km². Se detectaron olas gigantes en 10 de esas secciones, o una por cada 150.000 km².

Los modelos matemáticos aún no explican razonablemente su existencia pero lo cierto es que ocurren y por todas partes. Las zonas de mayor riesgo coinciden con fuertes corrientes en contra de la dirección primaria de las olas, como por ejemplo ocurre en el Cabo de Anguilas frente a las costa del sur de Africa en el océano Indico.

Pero la explicación seguramente es mucho más compleja y en ella se den fenómenos físicos relacionados con la difracción debida a la forma de la costa y del fondo marino. Según esta teoría varios trenes de olas se pondrían en fase para combina la altura de sus crestas y crear una ola gigante.

Otra explicación que podría combinarse con la anterior, propone un fenómeno de “enfoque” debido a las corrientes marinas, y según la cual una tormenta podría obligar a los frentes de olas a dirigirse en contra de la corriente, lo cual se traduciría en una disminución de la longitud de onda, que desembocaría en un incremento de la altura de las olas. Las series de olas se comprimirían juntas para formar una ola gigante.

 

 

 

 

Algunas Olas Gigantes

 

* 1.993: El petrolero "USS Ramapo" navegaba en el Pacífico Norte y tuvo un encuentro con una ola gigante. La tripulación trianguló su altura en 34 metros. ¡Miren la foto...¡Qué espanto!

 

 

* 1.942: El "Queen Mary" navegaba en mitad de la tormenta transportando una tropa estadounidense de 15.000 hombres a 700 millas de Escocia. El buque fue impactado de lleno por el costado por una ola de 28 m. de altura que casi le hizo zozobrar. El "Queen Mary" escoró brevemente unos 50 grados antes de que el barco volviera a su posición normal por si mismo.

 

* 1.966: El crucero italiano "Michelangelo" se dirigía a Nueva York cuando una ola gigante impactó contra su estructura con fuerza suficiente para romper gruesos cristales a 24m de la superficie, matando a un tripulante y a dos pasajeros.

 

 

* 1.975: El "Edmund Fitzegerald" era un carguero que se hundió súbitamente durante una tormenta mientras navegaba en el Lago Superior de Canadá cerca de la frontera con USA. El barco se hundió sin signos de alarma en aguas canadienses a unos 15 km de la entrada a la bahía de Whitefish Bay. En ese punto, la profundidad es de 162m. y los 29 miembros de la tripulación perecieron. Un barco que se hallaba cerca fue alcanzado casi al mismo tiempo por dos olas gigantes, lo cual parece coincidir con el hundimiento del "Edmund Fitzgerald" apenas 10 minutos después.

 

* 1.977: El petrolero "Stolt Surf" encontró una ola gigante en un viaje por el Pacífico entre Singapur y Portland. El ingeniero tomó desde el punte fotos de una ola que superaba los 22 metros de altura.

 

 

* 1.978: El carguero "Munchen" de 6 años de antigüedad desapareció en el mar a las 3 de la madrugada del 12 de diciembre tras enviar una señal de socorro en medio del Atlántico. Sólo apareció un bote salvavidas sin lanzar, originalmente situado a unos 20 metros por encima de la superficie, que tenía sus enganches retorcidos como si hubiera sido golpedo por una enorme fuerza.

 

* 1.995: El "Queen Elizabeth 2" registró una ola de 29 metros de altura en el Atlántico Norte. El capitán dijo que "surgió en mitad de la oscuridad" y que debido a lo escarpada que era, "parecía los acantilados blancos de Dover en Inglaterra".

 

* 2.001: "Bremen" y "Caledonian Star". Las ventanas del puente de los dos barco situadas a 30 m. por encima del nivel del mar, quedaron destrozadas y todo el sistema eléctrico y de instrumentación perdido. No existen en esa parte del globo corrientes adversas que pudieran explicar parcialmente semejante ola. El primer oficial del "Caledonian Star" dijo que era "como una montaña, un muro de agua que venía contra nosotros".

 

* 2.004: Una radio-boya equipada con sensores de presión, detectó una ola gigante de 27,7 metros causada por el Huracán Ivan, en el Golfo de México.

 

 

* 2.006: El "Norwegian Dawn" sufrió el impacto de tres olas gigantes seguidas, cerca de las costas de Georgia. "El mar se hallaba totalmente en calma cuando una ola de 21 metros pareció salir de la nada.... Nuestro capitán, que lleva 20 años en este oficio, dijo que nunca había visto nada igual".

 

* 2.009: El 24 de enero la radio-boya Augusto Gonzáles de Linares, situada a 22 millas al norte de Santander registró durante un temporal del Cantábrico, una ola de 26,13 metros, equivalente a un edificio de 8 plantas de altura.

 

 

 

 

   Artículos relacionados:

       - ¿A qué velocidad se mueven las olas?

   - Los Tsunamis

   - ¿Dónde nacen las olas?

   - Meteo 4; El estado de la mar

   - Meteo 5; Leer mapas del estado de la mar

       - Cabo de Hornos: un infierno de vientos, corrientes y hielos

     

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2010     Fondear, S.L.