e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Cabo Leeuwin

 

 

Un cabo mítico que junto con el Cabo de Buena Esperanza y el Cabo de Hornos definen la ruta de los 3 cabos que circunvalan el planeta por las latitudes australes. En Leeuwin el océano Indico cede sus aguas a los bravío y terribles mares del sur. Se encuentra justamente en el sud-oeste del continente australiano.

En el siglo XVI un navegante portugués descubría las costas australianas, territorios de los aborígenes, tierras de canguros y de desiertos inmensos. En 1.494 el tratado de Tordesillas dividía el mundo en dos, repartido entre el imperio español y el portugués. España explotaría con todo lo situado al Oeste de Cabo Verde mientras que Portugal se

quedaba con las nuevas tierras situadas al Este. El navegante portugués Cristobal de Mendoza descubre en uno de sus primeros viajes del año 1.522 la región de Victoria en el Sud-Este de Australia. Pero su aspecto desértico e inhóspito no gustó a los descubridores y así los Holandeses se lanzan en busca de especias y riquezas por esas latitudes al quedar libres de la tutela portuguesa.

 

Para evitar encontrarse con la flota portuguesa, los buques holandeses en búsqueda de las carísimas especias de canela, nuez moscada, clavo y pimienta, se batieron en la batalla de Bantan en el año 1.601 en donde 5 barcos holandeses combatieron victoriosos contra 30 galeones portugueses y marcó el comienzo de la compañía de las indias orientales holandesas. La compañía de las indias holandesas obligó a sus barcos mercantes a seguir la ruta sur desde el Cabo de Buena Esperanza hasta alcanzar las tierras australes.

 

El cabo Leeuwin que en holandés significa “La leona”, debe su nombre a uno de estos barcos holandeses que se dirigía en ruta hacia Djakarta y que al perderse en 1.622 se topó por casualidad con el famoso cabo.

En esas tierras, conocidas entonces como Nueva Holanda, naufragaron numerosos barcos. El barco Batavia encalló en el archipiélago coralino de Houtman Abrolhos dejando a 300 náufragos subsistir bajo la tiranía del sobrecargo Jeronimus Cornelisz hasta que el Sardam llegó para rescatar a 70 supervivientes.

 

Australia anglosajona

 

 

En el año 1.770 James Cook toma posesión del continente durante su famoso viaje alrededor del mundo. Por aquellos tiempos ya había pasado mucho tiempo desde el descubrimiento de América y todas las potencias europeas se lanzaban a la aventura de conquistar nuevos territorios y a recuperar el tiempo perdido desde que los españoles y portugueses se lanzaran a la conquista de los mares.

 

Francia manda expediciones por el océano pacífico y conquista en nombre de Luis XVI la práctica totalidad de las tierras que actualmente reconoce como sus territorios de ultramar (Polinesia, Micronesia, Nueva Caledonia, Islas de la Reunión…) Mucho más adelante es el francés Bruni d’Entrecasteaux quien cartografió las costas occidentales del continente australiano durante su expedición naturista y geográfica del año 1.801.

 

 

 

 

Cabo Leeuwin (34º22,27’’S  115º08,09’’E)

Cerca se encuentran algunas islas y escollos en las islas Saint-Alouarn que se extienden hacia el sur. La ciudad más cercana de Leeuwin es Augusta situada un poco más al norte del cabo que sólo muestra su mítico faro inaugurado por John Forrest en el año 1.895. 

En la actualidad sus alrededores están protegidos por el parque natural que alberga numerosas especies endémicas de plantas y aves, y en el mar numerosas especies de delfines y leones marinos. En sus alrededores y al adentrarse por el río Margaret, situado al Este, descubrimos varias comunidades de jóvenes surferos que viven la vida al estilo hippie. Poco a poco descubrimos diferentes fincas, pueblecitos y explotaciones agrarias en donde se produce un excelente vino, queso y horticultura natural. Más adelante encontraremos el magnífico bosque de Karri.

 

    Artículos relacionados:

       - Cabo de Hornos: un infierno de vientos, corrientes y hielos

       - Pasar el Cabo de Buena Esperanza

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2011     Fondear, S.L.