e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2.012

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

El mejor equipo de música es.... el que no existe

 

No se trata de hacer meditación de silencio. Al contrario, la música la lleva usted consigo a todas partes con su iPhone, iPod, Android o lo que sea. El resto lo hace Bluetooth.

 

Desde hace ya uno o dos años, lo más cómodo y práctico para escucha la música en casa es pinchar el smartphone en el Hi-Fi del salón, o en la cocina, donde disponemos de otro equipo más pequeño con el que

escuchar las canciones preferidas mientras nos preparamos la cena. O en la cama con los casquitos, pero siempre con un dispositivo portátil capaz de reproducir MP3.

 

Al llevar la música preferida grabada en nuestro reproductor portátil, disfrutamos de ella cuando nos vamos de viaje o salimos a cualquier sitio. La capacidad de almacenamiento de estos dispositivos modernos es enorme y tendremos siempre a mano las listas preferidas, o también acceso a Spotify y otras fuentes sonoras disponibles en Internet. Toda la música a su alcance y sin restricciones... Es impresionante.

 

Y en nuestro barco no habría de ser menos. ¿Para qué  un lector de CD’s ? es ridículo a estas alturas del “partido”. Y tan innecesarios en estos momentos como las carcasas estancas y docking-stations, en las que “pinchar” el dispositivo. Todas ellas quedaran relegadas al olvido de la electrónica obsoleta. Simplemente barridas por el fulgurante avance de la tecnología. ¿Por qué?

 

A nuestro parecer tan modernas como obsoletos. Las Docking no tienen razón desde el Bluetooth

 

Bluetooth: todo ventajas

Lo único que hay que montar en el barco es un receptor de bluetooth como el “Logitech” que solo cuesta 20 ó 30 euros y lo puede encontrar en cualquier gran superficie comercial. El invento es tan genial que hasta que no lo pruebe no se dará cuenta de lo fácil, cómodo y definitivo del asunto.

 

Somos muchos los que disfrutamos de una buena música para un buen momento. Y en el barco, no debe faltar junto con un buen amplificador con altavoces, eso sí conectado al receptor bluetooth.

 

Así desde nuestro “smartphone” podremos escuchar música y manejar las reproducciones a nuestro antojo, desde la bañera, desde el camarote de proa, o incluso desde el pantalán.

 

Nuestra música siempre con nosotros a cualquier sitio, y controlada desde nuestra mano, estemos donde estemos. De esta forma, desde cualquier rincón del barco podemos controlar nuestra fuente sonora de forma práctica y cómoda.

 

Para ello, basta con montar un receptor “Bluetooth” conectado a la entrada “auxiliar” del amplificador de audio y podremos escuchar música sin necesidad de CD’s, sin “pinchos de memoria (pendrives) ni mucho menos otros soportes más antiguos como las prehistóricas cassetes. No es necesario nada más. El resto es ya historia.

 

Música a nuestro antojo

La calidad de sonido es excelente. Y es un lujo poder disfrutar nuestra música personal allá donde se vaya. Disponer de sus canciones u obras preferidas y no la del vecino. Las podemos seleccionar y crear listas de reproducción como estamos acostumbrados a hacer desde por ejemplo un iPhone.

 

Todo es comodidad y ventajas. El radio de acción del bluetooth es de algunas decenas de metros y por ello podemos estar sentados en el salón del barco, o en cualquier camarote, desde la bañera del barco, desde la proa, desde el pantalán…

 

Qué equipo utilizar

El resto consiste sencillamente en tener instalado un amplificador y unos buenos altavoces, pues estos son la clave para lograr un sonido excelente.

 

En este aspecto existen infinidad de posibilidades como la de montar un amplificador y altavoces del tipo 5+1, o un equipo de amplificador y altavoces de alta gama para el coche, con lo cual tendremos todo montado a 12 voltios sin necesidad de inversor de corriente.

 

El otro camino más “bravo” y directo consiste en adquirir y montar cualquier amplificador y altavoces de alta calidad en formato mini, de los que existen multitud en cualquier gran centro comercial. Los 220 voltios no son un temible problema, pues en muchas ocasiones disfrutamos de la música en puerto conectados a los 220 voltios del pantalán y como el consumo de estos equipos es moderadamente pequeño, podemos enlazarlo con un inversor 12volt-220volt de moderada y suficiente potencia.

 

 

Logitech Wireless Speaker Adapter

 

 

Si escucha su música desde el iPad u otros dispositivo dotado de bluetooth (son la inmensa mayoría) y si no queremos utilizar auriculares, podemos conectar el dispositivo  mediante cable a un equipo de música, amplificador, etc.

 

Logitech propone el Wireless Speaker Adapter para prescindir de los cables. El Wireless Speaker Adapter recibe el audio mediante Bluetooth clase 2 y AD2P, con un alcance de unos 10 a 20 metros desde el dispositivo emisor, y se conecta por su lado al equipo de música o altavoces mediante el típico conector RCA.

 

Se trata de una cajita negra rectangular de sólo unos 5 centímetros y escasos 90 gramos, que cuenta con un único botón para iniciar el pareado con el dispositivo Bluetooth.

 

En la parte posterior  encontramos una entrada jack de cascos de 3,5mm estéreo y un par de conectores RCA, a través de los cuales podemos sacar la salida de audio que recibe el Wireless Speaker Adapter, hacia una entrada de audio o a unos altavoces amplificados. También cuenta con una entrada para el adaptador de corriente incluído. Nada más. Su simplicidad es total.

 

En el frontal encontramos un único led que cambia de color. Rojo, si el cacharrito no está enlazado con un dispositivo Bluetooth y verde en caso contrario. Asimismo durante las tareas de sincronización la luz frontal parpadeará en verde para indicar que está disponible para que lo encuentre un nuevo dispositivo Bluetooth.

 

La sincronización es casi evidente y en menos de un minuto conseguimos establecer el vínculo. Una vez usado, se convierte en imprescindible hasta el punto de haber montado diversas unidades en casa, en el barco, en donde sea. Es genial poder escuchar música desde un dispositivo Bluetooth, con calidad Hi-Fi y de forma inalámbrica.

 

 

 

Soporte específicamente diseñado para alojar un iPad en el barco.

 

Cómo se pone en marcha

Es tan sencillo como intuitivo. Pongamos por caso el de un iPhone, o un iPor o un iPad. Basta con pulsar el icono de “Ajustes” y luego el de “General”, para llegar a la opción de Bluetooth. Al entrar en ella debemos cerciorarnos de que el interruptor de “bluetooth” del smartphone está encendido.

 

Al cabo de unos segundos nos aparece en pantalla el receptor de Bluetooth que anda por la zona y que en nuestro caso es un Logitech. Lo elegimos y punto.

 

Así toda la música que normalmente sale por el altavoz del iPhone es reenviada al equipo de música a través del canal inalámbrico bluetooth.   Buena música y mejor navegación.

 

    Artículos relacionados:

      - Música en el barco

      - Simrad SonicHub; a la vanguardia de la electrónica marina

 

 

 


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2012     Fondear, S.L.