e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
   

2013

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Claves del Molinete eléctrico

 

Cómo instalarlos, manejarlos o mantenerlos en buen estado. Con estas preguntas podrá resolver muchas dudas relacionadas con estos importantes dispositivos.

 

¿Manual, eléctrico o hidráulico?

Cuando el barco tiene ya una eslora importante y el ancla y la cadena pesan lo suyo, el molinete del ancla deja de ser un lujo para convertirse en una necesidad. Sin el molinete eléctrico, levantar un fondeo puede resultar agotador y también peligroso. El molinete permite recoger la cadena y levantar el ancla sin morir en el intento.

Los que son manuales deben ser movidos con nuestros brazos y aseguran que cada palmo de cadena recuperada queda sujeta por el barboten. Para hacerlos girar existen unas palancas que mueven el tambor, para que así la fuerza de nuestras manos sea “amplificada”. La única razón de utilizar uno manual frente a uno eléctrico es el ahorro de costes ya que los eléctricos también pueden funcionar en modo manual.

Los modelos eléctricos se conectan a una batería del barco y se utilizan mediante un par de botones para subir y otro para bajar la línea del ancla. Existen modelos eléctricos desde pequeñas potencias para barcos incluso de solo 6 ó 7 metros, hasta molinetes de varios kilowatios de potencia, capaces de levantar anclas de más de 100 kilos. También existen modelos hidráulicos capaces de manejar grandes potencias y levantar cadenas y anclas muy pesadas de más de 200 kilos. Estos tipos de molinetes son como los demás salvo que el motor eléctrico es sustituido por uno hidráulico alimentado por un grupo de presión.

 

¿Molinete vertical u horizontal?

molinete de eje horizontal

Los molinetes de eje vertical tiene el eje de giro vertical y hacen girar un tambor situado encima de la caja reductora de engranajes que junto con el motor están situados bajo la cubierta.

Los de eje horizontal son muy frecuentes en potencias medias y hacen girar el barbotén que tira de la cadena o del cabo de fondeo en un eje horizontal. El conjunto con el motor y reductoras suele alojarse en un hueco previsto para ello en cubierta o simplemente atornillado sobre la cubierta.

 

molinete de eje vertical. Observar la entalladura entre cadena y cabo.

 

¿Qué tipo es el mejor?

Ambos pueden hace el mismo tipo de trabajo tanto para tirar de la cadena como cabo de amarre o fondeo. Si la cubierta tiene un hueco preparado para alojar el molinete, este suele ser de tipo horizontal, pero si la cubierta no está preparada, debemos saber que los verticales ocupan menos espacio en cubierta a cambio de ocupar más espacio en el interior. Por otro lado, tenga presente que instalar un molinete horizontal debería requerir menos esfuerzo que la instalación de uno vertical para el cual debemos perforar la cubierta para montar el motor debajo, el cual podría estorbar en el caso de coincidir con el techo de algún camarote.

Sea como fuere, lo que debemos prever es que el tiro de la línea esté en el mismo plano, que el eje del barbotén. O sea que la cadena no se vaya  ni para arriba ni para abajo al salir del molinete… De esta manera la cadena entrará limpiamente en los dientes del barbotén para que estos la puedan agarrar y tirar de ella con seguridad.

 

¿Debemos combinar cadena con cabo o utilizar sólo cadena?

Lo que debemos asegurar es un buen fondeo para que nuestro barco no garree y nos quite el sueño por la noche. A igualdad de metros lanzados en  la línea de fondeo, la utilización de sólo cadena asegurará un fondeo mucho mejor, pero esto será a costa de llevar obviamente más metros de cadena y por tanto más peso en la proa, amén del precio pagado por este incremento de cadena.

Las uniones cabo-cadenas son un punto a vigilar pues en algunos casos el desgaste podría dar un susto en ese punto. La unión de empalme cabo cadena debe ser realizada por medio de una entalladura bien hecha, y no es lo más aconsejado utilizar un mosquetón para unir ambos extremos, pues este podría llegar a encajarse en el barbotén, bloqueando toda la maniobra de fondeo.

Dependiendo de la eslora del barco debemos utilizar para la cadena como mínimo 10 ó 15 metros. En estos casos estamos imperativamente obligados a tirar también cabo en una cantidad de 2 ó 3 veces esta longitud. Incluso los 20 metros de cadena que suelen venir de serie en los barcos de astillero son insuficientes y estaremos abocados al garreo en cuando el fondo no sea demasiado  somero o haya fango o algas.

Sin lugar a dudas en un barco de 12 a 15 metros, debemos contar con unos 50 metros de cadena calibrada para  conseguir fondeos seguros. Notará la diferencia, no lo dude. Además con una buena longitud de cadena casi nunca tendremos que hacer uso del cabo, lo cual nos dará más comodidad y seguridad al no depender de un material que puede fallar por desgaste.

 

¿Dónde se instala el molinete?

Pues en proa responderemos sin dudar. Pero sea cual fuere el tipo escogido, lo suyo es montarlo en el eje de crujía bien centrado en la cubierta. O deberíamos decir que lo que debe quedar centrado a este eje de crujía es el plano de giro del barbotén para que la cadena se dirija sin ninguna tensión lateral hacia el escobén por el que se deslizará la cadena hacia el fondeo. La línea de fondeo no debe hacer ningún ángulo respecto al plano de la cubierta ni respecto a crujía.

 

Y ¿cómo debe ser el pozo de anclas?

Aunque lo normal es que estén justo en la proa, lo cierto es que la cadena puede bajar hacia un pozo de cadenas situado por debajo de los camarotes, o ubicarse en otro sitio cercano, aunque lo normal y lo lógico es encontrarlo justo en el vértice de proa, junto al molinete.

Tan importante es disponer de un pozo de anclas bien dimensionado para que quepan cadena y cabos, como la disposición del escoben por el que la cadena sale del barco hacia el fondo del mar. La dimensión del pozo debe ser la adecuada para que la parte superior de pila de cadena amontonada quede 30 centímetros por debajo de la salida del barbotén. Así conseguiremos que la salida de la cadena se desarrolle de forma suave e ininterrumpida, sin atascos debido a posibles eslabones mal colocados en la línea de la cadena.

La posición del pozo debe permitir que la cadena baje en vertical al salir del molinete una vez recogida, para que el propio peso de la cadena haga que esta se amontone y ordene sin atascos en el pozo de anclas por su propio peso.

 

¿Qué tipo de cadena debemos utilizar?

Con independencia del tipo de cadena apropiado a la eslora y desplazamiento de cada barco, lo fundamental es comprar una cadena cuyo diámetro coincida con el paso de los dientes del barbotén de nuestro molinete.

Los diámetros de las cadenas más utilizadas para barcos de recreo desde 6 a 20 metros de eslora van desde el diámetro de 6mm, 8mm, 10mm, ó 12 mm. Este diámetro se refiere al grueso de los eslabones si los cortáramos por la mitad, y no a la forma de cada eslabón.

 

¿Cadena calibrada?

Existen cadenas calibradas según el estándar europeo DIN766 o según el estándar ISO. Normalmente las cadenas calibradas de diámetros 6mm y 8mm cumplen con la norma DIN766, sin embargo, para cadenas de 10mm es posible encontrar cadena calibrada en los dos estandars. Como el ISO tiene una forma de dientes ligeramente diferente respecto a la DIN766, tenga esto presente cuando adquiera la cadena, para que esta coincida con el tipo de barbotén utilizado. Las cadenas de 12mm o mayores vienen casi todas calibradas en norma ISO. 

Si adquiere un barco de Inglaterra o países anglosajones tenga presente que es más que probable que sus cadenas estén calibradas en medidas “imperiales” o sea en 1/4 , 1/8, ó 1/2 pulgada. Osea, si ha comprado un velero en inglaterra y tiene que cambiar el molinete, deberá cambiar también toda la cadena, o hacer apaños para montar el viejo barbotén en el nuevo molinete.

Si cadena y el paso del barbotén y su calibrado no coinciden, lo más probable es que la cadena de saltos al no encajar bien en los dientes del barbotén. Asegúrese de que la cadena es la correcta para su barbotén. No solo debemos comparar un eslabón suelto para ver si encaja correctamente en el barbotén. Lo suyo es que sepamos que el paso del barbotén es el adecuado a la cadena utilizada. Tenga presente que un error acumulado de medio milímetro en varios eslabones a lo largo del paso por el barbotén puede hacer que la cadena salte y se recoja a trompicones. Si este es el caso, podríamos estropear el nuevo molinete, o dejar gripada la cadena al babotén haciéndonos imposible seguir maniobrando con nuestro molinete.

 

¿Uso manual del molinete?

Todos los molinetes tienen un botón para subir y otro para bajar el ancla sin esfuerzo gracias al motor eléctrico. Lo que muchos aficionados desconocen es que para bajar el ancla lo mejor es soltar el freno del tambor, para que el ancla baje a “cholón” por gravedad sin necesidad de bajarla con el motor eléctrico. Más rápido y menos desgaste del motor. Una vez bajado el ancla, volveremos a apretar el freno para que el molinete quede listo para la subida.

 

¿Cómo debemos recuperar el ancla?

Aunque no haya viento debemos ayudarnos un poco con el motor del barco, dando una ligera arrancada. Así quitamos catenaría y conseguiremos que la cadena baje justo a la vertical, descargando tensión en la cadena para lograr que el molinete trabaje con menor tensión. Podemos ir recogiendo y haciendo avanzar el barco poco a poco y muy despacio hacia la dirección en la que se encuentra la línea de fondeo. Si la cadena se encuentra justo en la vertical a pique obviamente no debemos dar motor y podemos subir la cadena directamente.

El último metro de subida es importante y debemos evitar que el ancla comience a dar golpes de péndulo que podrían llegar a tocar y saltar el gelcoat del casco.

Cuando el ancla esté totalmente arriba, lo suyo es asegurarla con un cabo o grillete y quitar un un pelín la tensión de la cadena para que no sufra el barbotén.

 

¿Qué NO debemos nunca hacer?

Tras fondear debemos utilizar un mosquetón con un cabo fijado entre la cadena y una cornamusa para quitar la tensión en el barbotén, pues estos no están diseñados para aguantar los golpazos que pueden aparecer en la cadena su hay mucho movimiento de mar.

Cuando vaya a recoger el fondeo, tenga en cuenta que el molinete no está pensado para que arrastremos nuestro barco hace adelante. La tensión que soportará el molinete sería muy grande y podríamos llegar a quemar el motor. La norma es clara. Si al darle al molinete escucha que el motor baja de revoluciones y trabaja con mucha carga, debemos parar inmediatamente y esperar a que el fondeo baje a pique.

Intentar desenrocar un ancla tirando del molinete es una barbaridad muy común, observada en las embarcaciones de chárter que por desconocimiento y falta de cuidados pretenden sacar el fondeo por la fuerza bruta.

Su tiene que recoger mucha cadena, dele un poco de cuartelillo al molinete. Tras unos buenos 20 ó 30 segundos de trabajo, es muy buena idea dejarle 10 ó 20 segundos de descanso para que la temperatura del motor no suba peligrosamente.

 

 

      Artículos relacionados:

         - Problemas con el molinete del ancla

         - Todo sobre el fondeo

         - Sacar la longitud de cadena adecuada

           - Técnicas de fondeo

         - Línea de fondeo

         - Fondear con seguridad

         - El ancla y la cadena

         - Cableado digital


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2013     Fondear, S.L.