e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
    Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Inodoros Marinos

Con las recientes regulaciones y Reales decretos es más necesarios que nunca disponer de una instalación sanitaria en nuestra embarcación de recreo. ¿Pero que tipo de inodoros existen en el mercado y en que se diferencian entre sí?

 

En un principio, hablar de inodoros parece algo demasiado banal como para escribir un  artículo, sin embargo nada más lejos de la realidad. Las instalaciones sanitarias han de  ser bien diseñadas para que todo funcione correctamente y no convirtamos nuestro aseo en un ‘mar’ de problemas. No solo se trata de conservar la estanqueidad de nuestra embarcación. Se trata de eliminar olores, evitar contaminaciones al medioambiente, reducir el consumo de aguas de barrido para la limpieza, y en definitiva disponer de un ‘servicio’ cómodo y funcional.

 

Muchas instalaciones sanitarias en pequeños y grandes barcos tienen que ser urgentemente reacondicionadas para poder quedar en cumplimiento de las nuevas leyes sobre regulación de vertidos, por lo que en muchas de estas instalaciones es posible que sea el momento idóneo para actualizar todo el sistema y disponer de un equipo funcional y moderno.

 

Los inodoros pueden ser básicamente de tres tipos. El más conocido sin duda es el que funciona por gravedad, con una bomba manual que tritura y expulsa directamente las aguas negras al exterior de la embarcación. Olvídese de él o adáptelo con la instalación de un depósito de aguas fecales para poder navegar sin miedo a tener problemas con las autoridades marítimas. A partir de ahora las aguas utilizadas para el enjuague del inodoro deben almacenarse y por tanto no es lo mismo utilizar un litro que cinco cada vez que utilicemos el baño.

 

Para el agua de limpieza se suele aconsejar cada vez más, el agua dulce, ya que la utilización del agua del mar deja microorganismos y algas en los tubos y válvulas del sistema  que al descomponerse producen olores desagradables. 

El segundo tipo son los conocidos como químicos que almacenan en un depósito portátil las aguas sucias mezcladas con compuestos clorados que descomponen y desodorifican los desechos. Son pequeños y más económicos, fáciles de instalar pero incómodos por su tamaño y la necesidad del posterior vaciado manual.

Los más avanzados llamados de vacío, son muy eficaces en su funcionamiento y tienen la ventaja de utilizar muy poco agua para la limpieza en cada utilización. Existen modelos que solo utilizan uno o dos litros de agua en cada uso. Para la creación del vacío de arrastre utilizan una bomba eléctrica que no consume necesariamente demasiada potencia y ya que su uso es esporádico, no requieren de instalaciones de alta capacidad de energía eléctrica.

 

Los tanques de almacenamiento son variados, resultando los de polietileno una solución muy adecuada por su estanqueidad y duración. Llevan incorporados los sistema de medición de llenado obligatorios por ley, y los modelos más avanzados avisan si están demasiado llenos para recordarnos que debemos bombearlos en puerto. Los hay que están fabricados sin costuras y con paredes de grosor muy elevado que aseguran un funcionamiento seguro y por muchos años.

 

Artículos relacionados:

   - Instalar Inodoros Marinos

   - Limpieza y Desodorización


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190     info@fondear.com 


© Copyright 2007    Fondear, S.L.