e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
     
     
   

2016

   Volver Menú Infonautic
 
 

 
 

     
 

Amortiguar las amarras

 

 

 

Tan evidentes como necesarios. Los muelles en el extremo de las amarras están diseñados para absorber las cargas puntuales que se producen debido a las rachas de viento o al pequeño oleaje y chapoteos del pantalán.

 

Sin ellos, la mejor estacha se destruirá en pocos meses. Con ellos la estancia en el amarre se hará mucho más cómoda.

Aún recuerdo un velero, todo nuevecito, amarrado mediante varios cabos de importante sección y totalmente limpios a estrenar. Tras sólo unos pocos meses regresé al puerto en la Baleares y quedé muy  

sorprendido al comprobar cómo las amarras que daban al pantalán estaban casi totalmente seccionadas en la guía de aluminio. Entonces es cuando decidí, aunque demasiado tarde, que había que poner unos muelles. Y desde entonces todo perfecto, pues además de los muelles, en la sección en donde la amarra roza con la guía utilizamos un poco de manguera para proteger el cabo.

Existen muelles en inox, de goma, combinados, más silenciosos o ruidosos, trabajando en estiramiento o por compresión, de diferentes fuerzas y tamaños… La oferta es muy amplia, porque todos los barcos los necesitan, especialmente aquellos que están en la entrada del la marina nada más pasar la bocana y por tanto se encuentran algo más sometido a la actividad del mar que puede llegar a producir en casos de mala meteo, movimientos muy violentos y peligrosos en el amarre.

 

Muelles

Los más económicos son de acero galvanizado, pero son mucho más duraderos los de Inox, aunque también los hay con terminales de goma que evitan los molestos ruidos, o con tacos de goma que sustituyen totalmente al trabajo de compresión del muelle. Incluso existen algunos modelos que combinan la compresión del resorte de acero con el amortiguamiento de tacos de goma que se comprimen en el interior efectuando un doble efecto para absorber las cargas más fuertes además de reducir el ruido durante su trabajo.

Es importante saber que la unión del muelle con la cadena que va al bolardo del pantalán mediante un grillete esté asegurada por un pequeño alambre fino de inox. Con el trabajo continuado del muelle y los movimientos del barco, el grillete se podría aflojar contra todo pronóstico y  perder el pasador lo cual dejaría nuestro barco a la deriva. Me pasó y aprendí la lección… Hay que asegurar el pasador del grillete con un fino hilo de cable de inox. Problema resuelto.

 

AMORTIGUADORES DE ACERO

Acero Galvanizado Acero Inox Acero Inox paso variable
desde...  4,75 desde......  7 desde.....  33
Ficha Completa Ficha Completa Ficha Completa

 

 

El segundo punto importante que debemos tener en cuenta es que, aunque el muelle trabaje, tenemos que utilizar una pequeña cadena de seguridad por si el muelle se rompiera. Es tan sencillo de hacer como seguro por si acaso. Los muelles pueden fallar al utilizar unos de tamaño inferior al requerido para los esfuerzos de compresión que serán proporcionales al desplazamiento o tonelaje del barco que tengamos.

 

 

 

 

 

Los amortiguadores de muelle pueden trabajar a tensión constante o ser progresivos. En estos segundo, cuanto más tira la racha más "duros" se ponen. Para ellos los muelles progresivos presentan una distribución de espiras irregulares de tal forma que las centrales trabajarán primero a poca carga y según se fuerzan más la deformación del muelle se distribuye en toda su longitud.

 

AMORTIGUADORES

Muelle con Silenciador Cilíndrico de Goma Inox + Mollaflex Elastómero
desde.....  29 desde.....  62 desde.....  27
Ficha Completa Ficha Completa Ficha Completa

 

Amortiguadores de goma

Si duerme en un camarote cerca del muelle, puede escuchar en los días de viento, el ruido de los muelles. Al comprimirse estos generan pequeños chirríos que para más de uno pueden resultar molestos. La solución consiste en utilizar amortiguadores de goma en vez de muelles de acero.

Los hay de varios tipos tanto trabajando a compresión como por estiramiento; En unos, el propio cabo de amarre va zigzagueando por varios pasos en la pieza de goma, de tal forma que aunque ésta falle, el cabo seguirá sujetando la embarcación. Aunque esta solución parece ingeniosa, con el tiempo estos amortiguadores acaban dando problemas. En la gama de amortiguadores de goma trabajan mejor aquellos en los que el cabo se enrolla sobre la propia pieza elástica que es capaz de producir una elongación más amplia, o lo que es lo mismo realizar un trabajo de amortiguación más efectivo.

 

 

AMORTIGUADORES DE GOMA

amortiguador amortiguador amortiguador
desde....   19 desde... 14,50 desde...  6,50
Ficha Completa Ficha Completa Ficha Completa

 

 

Redundancia y duplicidad

Con independencia del tipo de amortiguador utilizado, usar amarras dobles es una buena idea especialmente en marinas en donde las condiciones puedan ponerse muy duras durante los temporales de invierno. En caso de utilizar una amarra de seguridad, debe dejarla algo más larga para dejar que sea el amortiguador el que trabaje, y solo en caso de fallo sería cuando entraran en carga. Naturalmente las amarras de seguridad no tienen que (o deben) llevar sistema alguno de amortiguación.

También es buena idea proteger la segunda amarra con manguera para que sea esta la que sufra y se desgaste en vez del cabo utilizado para amarrar. Cada 3 ó 5 años podremos cambiar 30 centímetros de manguera sin tener por ello que renovar toda la amarra.

 

 

 

 

      Artículos relacionados:

         - 15 trucos para una amarra perfecta

         - Amarres, lo que debe saber

         - Elegir defensas

 

Poco elegante pero barato....


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2016     Fondear, S.L.