e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
     
     
   

2015

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

La "Tablet" y el entretenimiento a bordo

 

 

La navegación no está reñida con la diversión, y con relajarse en la cala fondeados mientras descansamos por la tarde con una buena lectura o escuchando nuestra música favorita.

 

Las tablets se han convertido en nuestro perfecto aliado para disfrutar del tiempo libre.

Personalmente la utilizo en el barco desde hace tiempo y sin lugar a dudas es mucho más que un simple "gadget". Al margen de las aplicaciones de navegación, son muchas las ocasiones en la

que la uso para consultar un manual técnico del barco, llevar digitalizados toda la documentación del barco por si se pierde la original o hay que enseñar algo a la Autoridad, para leer un buen libro o escuchar nuestra música preferida. 

Quizá en ello resida "la magia" de estos dispositivos, en poder ser utilizados para un montón de cosas, y entre ellas naturalmente, nuestro ocio y esparcimiento.

Las fronteras entre los diferentes dispositivos como son ordenadores, tabletas o teléfonos inteligentes, son cada vez más difusas y las diferencias se establecen sobre todo por el software. Por ello, lo que comentamos respecto a las tabletas es también trasladable a los smartphones, los cuales han ido creciendo en tamaño y resolución de pantalla hasta convertirse virtualmente en las tablets más pequeñas. Pero también las tablets han crecido de tamaño. Ahora las más grandes se codean con los ordenadores portátiles como ocurre con el iPad-Pro o la impresionante y nueva Surface-4 de Microsoft que aunque con forma de tableta es todo un ordenador de gran potencia.

Si hay algo en lo que no debemos escatimar, si queremos utilizar estos dispositivos como accesorios de ocio, es en la memoria de almacenamiento. Para disponer de una amplia y bien nutrida colección de música, o poder almacenar películas para ver durante nuestro viaje, necesitamos memoria; Mucha memoria. No escatime en ella a la hora de comprar su tablet. Cuanta más mejor...

 

Cuando hablamos de escuchar música, hablamos de tecnología. Y es que ahora es bien práctico disponer de unos altavoces auto-amplificados que funcionen a través de Bluetooth, para sin más, tener por arte de magia en el barco una flexible y estupenda solución de audio marino.

 

 

Personalmente utilizo unos altavoces autoamplificados bastante compactos pero potentes que puedo hacer funcionar con un pequeño inversor de 220 voltios a partir del parque de baterías. Y listo, esto es todo lo que necesitamos. Música en proa, música en la bañera, música en el salón o en el camarote, o incluso en la playa si desembarcamos con la auxiliar porque nos apetece.

 

Solo querría aconsejar adicionalmente unos cascos con tecnología de anulación de ruido, que a pesar de no ser muy conocidos, francamente merecen del todo el sobreprecio respecto a unos más sencillos. Verdaderamente funcionan y eliminan mucho ruido exterior, y por ello los utilizo especialmente en entornos muy ruidosos como son los aviones o aeropuertos, evitando el ensordecedor zumbido de los motores, o cuando toca poner en marcha el motor por falta de viento y soportar por tanto el cansino ronroneo del motor...

 

 

Por ejemplo los “Bose Quiet comfort” son del todo interesantes por su comodidad y calidad de audio, tanto para escuchar música como para ver películas y, porque sencillamente hacen desaparece como por arte de magia casi todo el ruido de fondo exterior.

 

 

Respecto a la calidad del vídeo, las tabletas actuales se ven como el mejor televisor de alta definición. Podremos ver películas en el salón del barco, llevarnos la tablet al camarote, o en el aeropuerto donde a veces nos toca pasar horas de espera.

 

Pero a quienes las tablets entusiasmarán aún más, es a los aficionados a la lectura. Cuando partíamos de navegación para un mes de verano, lo normal era arramplar con bastantes kilos de peso en libros de lectura, muchos de los cuales lo único que hacían era viajar para regresar posteriormente sin ser ni siquiera ojeados. Esto se acabó.

 

 

Ahora llevo conmigo doscientos o trescientos libros escogidos y que poco a poco voy leyendo según mis deseos del momento. Cero kilos. Existen diferentes tipos de programas de lectura como el famoso "Calibre",  aunque muchas veces directamente me los copio en formato PDF para ser abiertos con cualquier lector para este universal formato.

 

Respecto a la lectura no debemos olvidar la posibilidad de usar estos dispositivos como lectores de revistas que encontraremos por toneladas en la web, y muchas de las cuales son gratuitas. Para bajarlas, tendremos que disponer de conexión a Internet y por ello no es mala idea descargarlas previamente en casa. Por ello la necesidad de no escatimar en memoria cuando compre su iPad o tableta Android o Windows.

 

 

Aunque no soy aficionado a ellos, hay muchas personas que disfrutan con los juegos y las tabletas son sin lugar a dudas perfectas para jugar a cientos de ellos que van desde la acción más trepidante a otros relacionados con la estrategia o la habilidad. 

 

 

 

 

 

 

      Artículos relacionados:

         - iPad y otras "Tablets a bordo

         - Aplicaciones móviles para la náutica

         - MaxSea TimeZero ¿Gratis y en iPad?


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2015     Fondear, S.L.