e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Radiobalizas personales

 

Una caída al agua puede significar una anécdota divertida o por el contrario convertirse en la peor de las pesadillas. La seguridad siempre es bienvenida y si bien, nunca debemos perder la buenas costumbres marineras para evitar el hombre al agua, podemos aprovecharnos de la tecnología para aumentar en muchos enteros el margen de seguridad.

Los últimos años han visto aparecer nuevos sistemas electrónicos destinados a mejorar nuestra seguridad cuando navegamos y corremos el peligro de irnos al agua. El problema de irse al agua es el de no poder ser localizados en la inmensidad del mar, ya que una persona caída al mar deja de ser rápidamente visible y por tanto localizable. Por la noche la cosa es aún peor, un hombre que no posea una luz es imposible de localizar incluso a pocos metros.

Los sistemas electrónicos pueden ayudarnos mucho tanto en la localización de la persona caída al mar, como en la detección de tal caída. Han aparecido en los últimos tiempos diversos sistemas de detección del hombre al agua, algunos de los cuales no están homologados, pero no por ello son menos eficaces.

 

Sistemas de lazo cerrado

Unos cuantos funcionan según el sistema de “lazo cerrado” como el Raymarine modelo Lifetag, el NKE, o el Crew Save de Mobilarm. Cada persona lleva un pequeño dispositivo que emite una señal de radio de muy poca potencia. La señal emitida es escuchada por un receptor fijo en el barco, que permanece tranquilo mientras “escuche” la señal de radio emitida por cada dispositivo. Pero si nos alejamos del barco por cualquier razón, la señal se debilitará en cuanto nos separemos unos pocos metros. El lazo se rompe. Entonces el receptor no escuchará la señal disparando la alarma.

 

Algunos sistemas como el Raymarine generan un aviso de MOB (Man Over Board) y marcan el punto en la pantalla Chart plotter. La alarma ha sido dada y en la pantalla vemos el punto en donde hemos perdido a alguien. Lo malo es que si es de noche o hace muy mal tiempo y no logramos rescatar a la persona, sabremos el punto donde esta cayó pero no donde se encuentra ahora, y con corriente las cosas se pueden complicar mucho!

 

 

El modelo NKE tiene una salida eléctrica de “relay” de tal modo que si se dispara la alarma, podemos hacer que se apague el encendido del motor y que el barco se detenga, o conectar el relay al piloto automático para que este ponga todo el timón a una banda.

                    

 

 

Localizadores autónomos

El sistema Kannad “wave-finder” no funciona por lazo cerrado y va un poco más lejos ya que además de alertar de la caída por la borda gracias a un detector de humedad, nos indicará la dirección en la que se encuentra la persona caída. El receptor localizado en el barco, en vez de dejar de “oir” el dispositivo de la persona que ha caído al agua, lo que hace es escucharlo y “oir” la dirección de donde proceden las señales radioeléctricas. A bordo veremos en una especie de indicador circular el rumbo de donde procede la emisión de alarma y la distancia desde 0 a 10 millas a nuestro objetivo.

Las radiobaliza de los barcos van provistas de un dispositivo automático para que se liberen del barco en caso de hundimiento. Si la radiobaliza queda sumergida, el disparador libera un muelle para expulsarla. Al flotar, alcanzará rápidamente la superficie en donde comenzará a emitir las señales de Mayday.

 

Radiobalizas VHF. Nuestra radio vale para mucho más

Más ingenioso aún es el novedoso Mobilarm V100. Se trata de una pequeña baliza que debemos llevar encima y que se disparará al caernos al agua o de forma manual por nosotros mismos. Cuando se pone en marcha emite un pitido sonoro para que tengamos una referencia auditiva. Además emite disparos de flash gracias a su bombilla estroboscópica.

 

 

 

Y ahora viene lo mejor, ya que emite una señal de radio VHF por el canal DSC 70 disparando la alarma DSC de todos los barcos de la zona. Al cabo de 30 segundos el Mobilarm ya habrá captado la posición exacta con una aproximación de 5 ó 10 metros gracias a su receptor GPS. Entonces genera un mensaje de voz gracias a su sintetizador vocal, y este mensaje de voz sintetizada es es emitido por el canal 16 bajo forma de Mayday. El mensaje de voz radiado por la VHF es emitido cada cinco minutos durante la primera media hora y luego cada 10 minutos hasta que se agoten las baterías lo cual sucederá al cabo de unas 10 horas.

 

 

Las radiobalizas SARSAT

Funcionan de forma idéntica a como lo hace la radiobaliza que llevamos obligatoriamente en el barco (a partir de zona 2). Cuando se ponen en marcha emiten una señal al satélite en la frecuencia de 406 Mhz que a su vez desencadena una alarma a nivel mundial. Se las conoce como PLB (Personal Location Beacon) y como ya hemos indicado actúan de la misma forma a como lo hacen las EPIRB de nuestro barco, y por tanto debemos registrar el código personal MMSI para que emitan por radiofrecuencia y codificado de forma digital, un identificar diferente cada una de ellas. Cuestan entre 600€ y 800€ dependiendo del fabricante y algunos modelos pesan solo 300 gramos. Otros incluyen también flash estroboscópico.

 

 

Radiobalizas por canal satelitar de voz

El fabricante Sport ha sacado al mercado su "Satellite Tracker" que utiliza la red de satélites GlobalStar para difundir un mensaje de alarma. Es pequeño y estanco y en su interior lleva un GPS y teléfono satelitar. Por ello al disparar su alarma, el dispositivo capta la posición y la emite por telefonía satelitar a una central de alarmas. Si pulsamos la tecla "help", se genera una llamada de alerta No oficial que recibirán por email todos los amigos o familiares que se hayan suscrito a la recepción de mensajes "help" para esta concreta radiobaliza. En este caso las autoridades NO recibirán ningún aviso de Mayday. Pero si pulsamos el botón 911, el mensaje será enviado a la central de emergencias situada en Houston  (USA) que a su vez contactará y desencadenará con los procedimientos de emergencia oficiales. Al pulsar el botón 911, se emitirá un mensaje de emergencia cada cinco minutos y con una autonomía de hasta 7 días en emisión. El único problema es que la red de satélites GlobarStar tiene algunas sombras de cobertura en algunas regiones del mundo. Por lo demás el sistema es perfecto. ¿Podría el fabricante contratarlo con Iridium?

 

Ojo con las baterías de las radiobalizas

En los dispositivos de emergencia, nada de baterías recargables. Estas pilas aunque pueden valer para muchas recargas tienen el problema de la autodescarga. Se vacían por sí solas con cierta rapidez, lo cual no las hace muy inapropiadas para el uso en estos dispositivos de seguridad. Las mejores pilas son las de litio que prácticamente no se descargan nada y por esta razón son las utilizadas en todas las radiobalizas y dispositivos homologados. Tan baja es la descarga de una pila de litio, que las radiobalizas por ley sólo necesitan cambiar su pila cada 5 años y por seguridad, ya que siguen en buen estado al ser sustituidas.

 

Artículos relacionados:

   - ¿Cómo funcionan las Radiobalizas?

         - Cambiar la pila a una radiobaliza

         - Radiobalizas personales, navegar seguro

   - Kit de supervivencia; la bolsa o la vida

   - Navegue seguro

   - Hombre al agua

   - Mobilarm Baliza de emergencia personal

           - Teléfono satelital versus Radiobaliza


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190    info@fondear.com 


© Copyright 2009    Fondear, S.L.