e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
   

2014

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

El ocaso de las cartas de papel

 

 

La pantalla multifunción o "Chart-Plotter" es el instrumento perfecto para pilotar cualquier barco. Se dice que no deberían sustituir a las cartas de papel. Se dice que habremos de llevar el papel siempre a mano....,

 

Pero la realidad podría ser muy diferente.

 

Una larga navegación de más de 2.000 millas, desde la Bretaña francesa, cruzando el Golfo de Vizcaya, y por la costa hasta Galicia, para doblar Finisterre y bajar hacia Lisboa, continuar hasta San Vicente, bordeando el litoral del Algarve, y entrar por

Gibraltar hasta subir costeando hacia las Baleares.. ¿Y tras tantas millas cuántas veces sacamos y utilizamos  las cartas en papel? Lo pueden adivinar..… Ninguna.

Si llevamos a bordo una buena instrumentación electrónica, seguramente no utilicemos jamás las nostálgicas cartas de papel. Es probable que más de uno se rasgue las vestiduras ante tan taxativa afirmación, pero esta es la única realidad actual

 

Condenadas a desaparecer

Tan real como la vida misma. La NOAA; National Oceanic and Atmospheric Administration, agencia encargada de la cartografía en Estados Unidos ha decidido NO volver imprimira más cartas, lo cual ha generado un buen “revuelo”. Hasta ahora las imprimían y mantenían actualizadas con rigurosa periodicidad y exactitud, renovando la declinación magnética, los nuevos detalles batimétricos y demás datos propios de cualquier cartografía. Desde este año 2014 las cosas cambian radicalmente y sólo podrán comprarse actualizadas en formato…. ¡Digital! Tanto en formato de carta electrónica como en PDF.

Siempre podremos acudir a una tienda de reprografía y mandar imprimir la que queramos llevar en el barco en formato “papel”. La noticia dejará estupefactos a los más tradicionalistas patrones y amantes del compás de puntas, de la regla de ángulos y del tiralíneas, pero lo cierto es que si esto está ocurriendo ya en Estados Unidos ¿Cuánto tiempo transcurrirá hasta que ocurra en otros países?

 

Acaba la era del papel

A los institutos geográficos, la necesidad de mantener actualizadas las cartas les cuesta un dineral en imprentas. Además, no permite tener actualizados e impresos más que una pequeña fracción de la cartografía de nuestros mares. Sin embargo, la información digital es instantánea, y si pedimos una carta de una zona en formato digital estaremos consiguiendo la información completamente actualizada y de forma instantánea por correo electrónico.

Si hace unos años la mayoría de los expertos opinaban que las cartas en papel eran del todo fundamentales, en estos momentos es posible que la respuesta no sea tan radical. Por inercia muchos seguirán diciendo que llevar cartas en papel, al margen de lo que dicte la ley siempre desfasada, es absolutamente necesario, cuando debería quizás leerse ”muy conveniente”.

La argumentación a favor de las cartas en papel versa sobre la redundancia, la necesidad de ver “toda” la zona de un solo vistazo, y la seguridad frente a un “apagón” digital dentro del barco debido a la caída de un rayo o una avería total eléctrica.

Navegar con cartografía digital es mucho más cómodo al integrar todos los dispositivos del barco, incluido el necesario piloto automático, y permite disponer de cartas de última actualización.

Sobre la redundancia de datos y la seguridad frente a una avería general de tipo eléctrica, se puede llevar a bordo un equipo electrónico redundante desconectado del equipo principal para evitar la dependencia de esa supuesta avería general. Y esa redundancia puede ser tan barata, sino más, que la compra de unas cuantas cartas en papel. Basta para ello, por ejemplo, una tablet o un Ipad al cual descarguemos una aplicación de cartografía digital, algunas de ellas gratuitas.

Quizás la virtud se encuentre en el término medio, y por ello es bueno llevar una carta en papel por ejemplo de gran escala que cubra una amplia extensión, lo cual hace innecesario llevar múltiples cartografías de zonas detalladas, asegurando una visión global de toda la derrota y que haga de “backup” en papel por si todo lo demás fallara.

Personalmente me gusta llevar algo de papel aunque no sea necesario y no las use nunca, de la misma forma que es muy conveniente llevar un derrotero que nos cuente todos los detalles de cada rincón del litoral, los trucos de cada zona por la que vayamos a navegar o la mejor manera para arribar a un puerto o acercarnos a una costa.

Por otro lado, una carta de papel a gran escala es perfecta para poder hacer un plan general de un viaje y hacer una puesta con común con amigos, con independencia de lo actualizada que esta esté. Además en el papel es posible anotar y marcar cosas, encuentros, zonas o cualquier detalle que merezca la pena recordar.

 

El papel está en nosotros

De la misma forma en la que no tendría sentido exigir a los estudiantes de ingeniería y en los tiempos que corren, a modo de "backup" y por si fallara la calculadora electrónica, el manejo de la famosa y totalmente olvidada regla de cálculo para resolver complicadas ecuaciones, queda en entredicho la necesidad de las cartas en papel.

 

La regla de cálculo: Genial, ingeniosa y maravillosa, pero absolutamente innecesaria en los tiempo actuales.

 

Por la misma razón es posible que no debiéramos obligar a llevar cartas de papel, cuando es evidente que la forma más práctica, segura y cómoda de navegar es con una pantalla chartplotter.

El mayor problema de dejar de utilizar las cartas en papel, es que se acaben por perder en las futuras generaciones las habilidades de pilotaje, para saber realizar una navegación por estima, saber situarse mediante enfilaciones, conocer una demora, o simplemente estimar una distancia o un tiempo para llegar a destino. Habilidades gracias a las cuales ahora nos resulta evidente la interpretación de los que vemos en nuestras avanzadas pantallas multifunción a todo color.

 

 

 

La navegación aerea

 

 

El fabricante de aviones Boeing insiste en conseguir que los pilotos abandonen el uso de cartas en papel en favor del iPad en el Cockpit. Algunas compañías ya lo han hecho, como por ejemplo Alaska Airlines, que ha sustituido de forma oficial los manuales de vuelo por una aplicación para iPad. También Asian Airline hace lo mismo y United Continental ha comprado 11.000 iPad para sus pilotos, con lo cual las compañías ahorran en la actualización de la cartografía en papel y en manuales que rápidamente quedan obsoletos.

 

 

La empresa Jeppesen, una division de Boeing, ha fabricado varias Apps para iPad, tanto para manuales técnicos de vuelo como para cartografía de vuelo o planos de pistas de los aeropuertos. Es solo cuestión de tiempo que aparezcan sistemas cada vez más avanzados y depurados para la náutica, tanto de recreo como profesional, con los cuales tener una completa cartografía “viva” que deje sencillamente obsoletas a las buenas y queridas cartas de papel. Las de toda la vida.

 

La Federal Aviation Administration está tan interesada como Boeing en lograr que las cartas de navegación rea sean utilizadas exclusivamente en formato digital, pues es la encargada por la NOAA para imprimir también las 60.000 cartas marinas de los Estados Unidos.

 

 

 

 

      Artículos relacionados:

         - ¿Puede fallar el GPS?

         - ¿Navegar con ChartPlotter o con cartas?

         - Aplicaciones móviles para la náutica

         - MaxSea TimeZero ¿gratis y en iPad?

           - Navegar con iPhone; el milagro ya está aquí

         - ChartPlotter ¿Para cuando el futuro?

         - MaxSea; todo el poder de la cartografía

         - ChartPlotter a fondo

         - Cartografía en el PC

         - ¿Cómo mide las distancias y las posiciones un GPS?


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2014     Fondear, S.L.