e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
     
     
     
     
     
   

2015

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

¿Nos montamos un AIS?

 

 

Las ventajas que ofrece un AIS son indiscutibles para ver y ser visto en la mar.

 

Si antes eran equipos caros, ahora por pocos cientos de euros podremos montarlo en nuestro barco y aprovecharnos de todo lo que la tecnología más reciente pone a nuestra disposición... No lo dude, instálelo....

Estamos navegando y miramos a la pantalla del AIS para ver los barcos mercantes que tenemos a nuestro alrededor… Los mercantes tienen la obligación de llevar AIS, y poco a poco son cada vez más los barcos de recreo que también lo llevan instalado. Se trata de un 

complemento perfecto a la información que podemos ver en el radar. Por la noche o con mucha niebla y en zonas de mucho tráfico como son las cercanías de los grandes puertos, o por ejemplo en mitad de la bahía de Algeciras o en el Estrecho de Gibraltar o en las proximidades del puerto de Tarragona, Barcelona o Valencia, o atravesando las zonas de mucha densidad como son en mitad del canal entre la península y Baleares, echar un vistazo al AIS es más que clarificador respecto a la situación que nos rodea.

 

¿Qué es el AIS?

Si quiere saber algo más detallado sobre su funcionamiento, puede acceder a este otro artículo AIS (+info), pero en pocas palabras podemos explicar el revolucionario Sistema de Identificación Automático (Automatic Identification System o AIS), originalmente desarrollado como parte del Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima GMDSS, como un transpondedor en VHF que trabaja con mensajes enviados y recibidos con datos de los barcos. Osea, cada aparato AIS en cada barco se encarga de 'hablar' y 'escuchar' a los otros AIS que se encuentren en los alrededores.

El AIS permite por tanto hacer un seguimiento de los barcos y evitar colisiones, ya que emite de forma automática la posición, el estatus, el curso y la velocidad del barco en un mensaje digital,  por un canal dedicado de la VHF para los AIS.

Los datos AIS de los otros barcos situados a nuestro alrededor serán así mismo recibidos en nuestro equipo para su representación en una pantalla en tiempo real, que además podrá predecir otros datos de cinemática y por tanto poder saber la mínima distancia a la que nos quedará un barco, tiempo a mínima distancia,  además de desencadenar alarma de posible riesgo de colisión.

 

AIS: El mejor reflector de radar

Quizás aún más sentido tenga la instalación del AIS, para que además de  poder “ver” los barcos que navegan a nuestro alrededor, podamos ser vistos por los demás barcos que nos rodean. Huelga decir, como ya hemos comentado en más de un artículo en Fondear.com, que los reflectores de radar son un auténtico gasto inútil ya que  en la inmensa mayoría de los barcos no sirven absolutamente para nada, incluidos aquellos reflectores que nos son requeridos en las ITBs.

Así mismo también es bueno recordar que los abordajes y las tragedias ocurren aunque no sean publicadas en la prensa náutica por alguna extraña razón que desconozco. Son unos cuantos los siniestros en los que los barcos son abordadas por mercantes, con resultados escalofriantes... Falta de visibilidad, nula reflexión radar, despistes o nula atención en el puesto de mando de los buques… ¿Quizá un AIS hubiera saltado la alarma y evitado lo peor?

Lo que es seguro es que si llevamos un AIS con capacidad de propagar nuestra posición, aparecemos en las obligatorias pantallas AIS de los mercantes y que esto debería disparar una alarma en sus equipos.

Pero aún hay más motivos para que instalemos un AIS. Si estamos en casa, y hemos dejado el barco a un amigo, o lo tenemos en gestión de alquiler, podremos ver con toda tranquilidad accediendo a una de las webs que tráfico, por donde navega y los parámetros más importantes de esa navegación como son la posición de nuestro barco, su velocidad, el rumbo que hace.

Claro que para esto, el barco debe andar por la costa en donde la señal AIS pueda ser recibida por cualquiera de los receptores que hay instalados y que cubren gran parte de la costa española y que nutren con esta información a los sistemas webs entre otros.

 

El AIS y el  ”Hombre al agua”: McMurdo S20

Existen unos cuantos sistemas electrónicos de seguridad ya algo desfasados, para localizar a una persona caída por la borda. Raymarine ofrece por ejemplo unos brazaletes que debemos ponernos y que emiten una señal de radio al caernos al agua y cuya emisión es recibida en el equipo del barco. Pero hay otros sistemas como por ejemplo radios VHF que emiten la posición, y todos ellos desfasado frente a las posibilidades que ofrece el AIS para el “Hombre al agua”.

El S20 de McMurdo es un emisor AIS diminuto que nos puede salvar la vida. Se trata de un dispositivo más pequeño que un paquete de tabaco, y que podemos llevar montado en el chaleco salvavidas de tipo auto inflable, o atado a un bolsillo de nuestro chaquetón para que no se pierda o se hunda. Al disparase de forma automática o dispararlo manualmente al haber caído por la borda, emitirá la posición del náufrago en AIS con la referencia de “Hombre al agua” y aparecerá su posición en la pantalla del AIS con una señal de alarma actualizada cada pocos segundos.

 

No se preocupe por tanto si cae en una zona de corrientes pues la posición del naufrago es actualizada de forma constante y a diferencia de otros sistemas, la alarma AIS será recibida por cualquier barco equipado con receptor AIS.

 

El S20 lleva in GPS de alta precisión y emite esta señal de posición junto con un número de identidad del dispositivo cada pocos segundos y durante al menos 24 horas. La duración de la batería en reposo y por tanto su periodicidad de sustitución es de 7 años.

Además incluye un LED de alta potencia que emite flashes para que el naufrago pueda ser localizado visualmente durante la noche.

 

 

AIS McMurdo M10

Hay gran variedad de IAIs de clase “B” idóneos para los barcos de recreo en donde un Clase ”A” ni es obligatorio y sea necesario por cuestión de precios, pues los SOLAS son bastante más caros. Hemos hecho la prueba con este modelo, como podríamos haberla hecho con otros de otras marcas, sin embargo este fabricante sin lugar a dudas es uno de los más prestigiosos del mundo en electrónica de seguridad.

El M10 es un AIS de clase “B” transpondedor capaz de emitir los datos de nuestro barco así como recibir información AIS de los barcos en la zona. Lleva en su interior un GPS para determinar la posición del barco, la velocidad y rumbo que hagamos. Durante el proceso de instalación podremos acceder a su memoria para grabar el MMSI, el nombre de nuestro barco, la señal de llamada, el tipo de barco y las dimensiones de eslora y manga.

 

Una vez puesto en funcionamiento no hay que hacer nada, pues el M10 se encarga de enviar periódicamente la señal de posición y de lanzar por el cable USB al ordenador que llevemos a bordo, la información de  AIS de los barcos de la zona. Existe la versión M10W que incluye además un puerto WiFi con lo cual podremos ver los barcos AIS recibidos en cualquier dispositivo tipo tableta o teléfono inteligente.

Integra conectividad con NMEA-2000 y NMEA-0183 para que podamos compartir del información AIS con el resto de los sistemas electrónicos que llevemos instalados a bordo.

También tiene una ranura para poder meter una tarjeta de memoria SD que registrará toda la derrota del barco como un sistema de grabación de navegación, que capturará también todos los mensajes AIS que se reciban. Con una tarjeta de 4 Gb se puede llegar a almacenar información de navegación de más de un mes de travesía continuada. Si lo deseamos por motivos de seguridad o privacidad, podemos activar el modo “silencioso” para que el AIS reciba pero no emita información al exterior.

Todos los AIS clase “B” emiten la información tanto dinámica, como los datos propios de la embarcación según una frecuencia que variará dependiendo de la velocidad a la que se mueva el barco. Si vamos muy lentos por debajo de 2 nudos, la señal es reenviada cada 3 minutos, pero si viajamos por encima de los 2 nudos la periodicidad de reenvío se produce cada 30 segundos.

 

Comprar el Mc Murdo AIS

                    McMurdo AIS M10 .......................................................................... 435 Euros +iva

                    McMurdo AIS S20 ..........................................................................  235  Euros +iva

                   Chaleco Autoinflable + AIS S20 ........................................................  299  Euros +iva

                   McMurdo AIS M10 + 2 unidades S20.................................................  985  Euros +iva

Puedes localizarlo en Fondear.com    telf: 91 631 91 90

 

 

En la Web;  ver los barcos AIS desde cualquier lugar

De forma adicional a la pantalla de recepción AIS que tengamos instalada en el barco, la información AIS es recibida en diferentes receptores de radio VHF-AIS situados en muchos lugares de la costa, de modo que la información es ser centralizada y publicada a través de Internet para su consulta de forma abierta.

Mientras el barco esté en cobertura costera, la información de nuestro barco es recibida por los centros de recepción que a diferencia del receptor AIS de otro barco, la reenvía esta vez por Internet para que pueda ser compartida. Diferentes paginas web la publican de forma gratuita, algunas de las cuales incluso publican los AIS de todos los aviones comerciales que surcan los cielos del planeta.

Basta con acceder a estas webs para hacer zoom sobre la zona en la que queramos buscar y conocer los barcos que están emitiendo señales AIS. Disponen de un buscador en el que teclear el nombre del barco o el MMSI para que así podamos ir directamente a la ficha del barco y al lugar en el que se encuentre en este momento.

No deje de consultar estas 3:

www.localizatodo.com

www.vesselfinder.com/es

www.marinetraffic.com/es

 

AIS clase “A” o de clase “B”

Los de clase “A” son los homologados SOLAS y obligatorios en los mercantes. Se diferencian de los “B” en la potencia de emisión y la rapidez con que estos equipos actualizan la información cada minuto. Así un AIS de clase “A” emite una potencia de 12 watios y por tanto es más fácil que captemos su señal a más millas de distancia, mientras de un clase “B” emite una potencia de 2 watios, suficiente con una buena antena para ser “vistos” a unas 10 a 20 millas de distancia.

Los AIS de clase “A” emiten los datos del barco cada pocos segundos, mientras que los de tipo “B” lo hacen cada 30 segundos. Ambos tipos llevan instalados un receptor GPS que recibe la señal de posición satelital para ser enviada en el protocolo AIS a los demás receptores de la zona.

 

Instalamos un M10 en nuestro barco.

El esquema de instalación no deja lugar a dudas y es bastante sencillo. La “caja negra” del AIS se alimenta con una corriente que tomaremos del parque de baterías de servicio y que puede ser indistintamente 12 Volt o 24 Volts por lo cual es idóneo sea cual sea la tensión del sistema de servicios de nuestro barco.

Por el poco precio que tienen las tarjetas de memoria SD y que pueden ser adquiridas en cualquier centro comercial por unos pocos euros, bien merece la pena su instalación para que podamos tener un “record navigation” que podrá darnos la derrota navegada por ejemplo de todo el verano.

Los 6 indicadores Led nos permiten saber si el aparato está enchufado, cuando está recibiendo datos, cuando está emitiendo, si existe un error de transmisión debido por ejemplo a mala instalación e antena o cuando la memoria está llena.

El AIS lleva su propia antena GPS que habremos de montar en el exterior mediante el cable que vienen en el equipo.

Respecto a la antena VHF, existen dos posibilidades; o bien montamos una antena dedicada con lo cual tendremos que comprar una antena de VHF, o bien montamos un “splitter” de antena que nos permitirá hacer uso de la antena que ya lleve instalado nuestro barco para la radio VHF, lo cual es posiblemente la opción más cómoda al evitar la compra de una antena nueva y sobretodo ahorrándonos la necesidad de tener que hacer una nueva instalación de una segunda antena de tipo VHF.

Desde la toma USB montaremos un cable USB que irá conectado al ordenador portátil o PC en el que vayamos a monitorizar la recepción AIS, aunque esta también podría ser vista desde la pantalla de chartplotter si hemos configurado la salida NMEA de forma correcta y la pantalla multifunción lo permite.

En cualquier caso debemos contar con un ordenador portátil en el que ejecutaremos un software que viene en la caja y que se “entiende” con el M10 para poder grabar los datos estáticos de nuestro barco. En el disco de software también se incluye un programa que instado en el portátil nos permitirá ver la posición de los AIS que tengamos a nuestro alrededor.

 

 

 

      Artículos relacionados:

         - La navegación del futuro ya está aquí; se llama AIS

         - Transponder

         - Interpretar la imagen del radar

         - Reflectores de radar; toda la verdad

           - Reflector de radar

         - La visibilidad del radar

         - Marpa; visión total


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2015     Fondear, S.L.