e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Club Fondear

     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

 
 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Reparar el inodoro eléctrico

 

 

Cada vez vemos más Inodoros eléctricos en nuestros barcos, mucho más cómodos, pero cuyas reparaciones pueden ser bien caras...

 

Si falla la placa de control, prepare 250 ó 350 euros por el repuesto.  Si falla la bomba maceradora lo mismo... A no ser que lea este artículo en donde damos varias soluciones, en este artículo para la parte de control electrónico...

Recientemente dejó de funcionar el inodoro eléctrico de nuestro barco. En bastantes ocasiones se trata de un problema de la bomba maceradora encargada de triturar y vaciar la taza, aunque también es típica la avería del controlador.

Este tipo de inodoro suele tener también una bomba de alimentación de agua limpia que también puede fallar, pero en muchas ocasiones el problema procede de la placa electrónica que controla el tiempo de llenado y vaciado del inodoro.

Lo primero que debemos hacer es comprobar que las bombas están bien. Para ello basta con dar positivo a cada relé encargado de activar estas dos bombas y ver si funcionan. Si están bien, el problema proviene de la electrónica de control. Estas placas suelen fallar con el tiempo debido a la humedad en el ambiente y por haberse mojado debido a una filtración de la cubierta, como ocurrió en nuestro barco.

Al dar positivo a la bobina de estos relés debemos escuchar el click del contacto indicando que aunque el relé se cierra, la bomba no le sigue. Y si al dar positivo al relé, este no se activa, estará claro que el problema es simplemente del relé con lo que su sustitución, por unos pocos euros, soluciona la avería.

En nuestro caso el problema era bien patente y se ve a simple vista, pues como consecuencia de la filtración de agua del exterior, las gotas y la humedad han ido oxidando una esquina del circuito impreso (Foto a la derecha), y queda claro que el problema provenía de la placa electrónica, que controla los tiempos de llenado y vaciado del inodoro. Esta placa estaba desde hacía tiempo desprotegida de su carcasa protectora. Queda claro; hay que arreglar el controlador o cambiarlo por uno nuevo.

En la esquina derecha de la foto,  se aprecia una gran oxidación del circuito integrado y de las pistas de cobre, a pesar de la protección de la placa de circuito impreso con barniz. Cuando rascamos para retirar el cardenillo (oxido de cobre) una de las patas del circuito integrado desaparece totalmente. La avería es clara. Hay sustituir este integrado.

 

Desmontar y reparar el controlador

Una vez comprobado que las bombas funcionaban perfectamente, nos pusimos en contacto con el proveedor de “Tecma” el cual nos indicó que la pieza de recambio costaba con IVA más de 300€, lo cual nos encaminó a buscar una solución alternativa. No estamos dispuestos a gastar ese dinero, pues existen varios caminos más económicas e inteligentes.

El controlador de TECMA tiene dos botones. Uno para pulsar antes de usar. Otro para pulsar después de usar. La placa del controlador está atornillada a la parte posterior de este zócalo de plástico negro. Marcamos con un rotulador indeleble, cada una de los conectores de nylon (a la izquierda de la imagen), para luego volver a reconectar sin esfuerzo.

Lo primero que debemos comentar es que un WC eléctrico tiene dos bombas y por tantos dos circuitos o interruptores, encargados de poner en marcha estas dos bombas de forma independiente o en una secuencia de tiempos programados.

Por ejemplo cuando pulsamos el botón (Después de usar), se pone en marcha por unos segundos, el llenado del inodoro y posteriormente se pone en marcha la bomba maceradora que vacía el retrete y tras uno 10 segundos se vuelve a poner de nuevo en marcha la maceradora por un tiempo más corto, para expulsar lo poco que pueda haber quedado tras escurrir las paredes interiores de la taza.

Pero podríamos prescindir TOTALMENTE de este circuito y esta lógica de control, montando a cambio un par de pulsadores que simplemente pongan en marcha ambas bombas de forma "manual", pasando a través de un relé o si son de poca potencia, directamente dando positivo cada pulsador a cada bomba.

La reparación del controlador no está garantizada pero es muy probable que sea efectiva, pues la avería parece clara en un circuito integrado y en un par de pistas muy oxidadas.

 

Extraer el circuito integrado estropeado, es lo más delicado. Para ello hemos pasado un hilo de cobre por debajo para poder tirar de él, mientras lo desoldamos mediante una pistola de-soldadora de aire caliente. Con el soldador típico es muy difícil pues el circuito es de doble cara. En la esquina superior derecha de la foto, vemos el hueco dejado por la extracción del integrado en mal estado. Hemos repasado los agujeros con una mini broca para poder montar el nuevo integrado con facilidad.

 

¿Qué hace el controlador?

El controlador de un inodoro eléctrico se encarga de mantener abierto por unos segundos la bomba de alimentación que llena la taza para no tener que mantener pulsado manualmente el botón que indica "pulsa antes de usar". Es decir, basta con hacer un solo click, para que durante 3 ó 4 segundos se llene la taza del WC. Hemos comprobado que el potenciómetro de la placa permite ajustar el tiempo de llenado de agua y por tanto gastar más o menos agua durante el llenado.

Dependiendo de cada marca, el botón que indica “pulsar tras el uso”, hace diferentes acciones. Por ejemplo en Tecma, este comando vuelve a meter un poco de agua adicional para llenar bien la taza y así poder arrastrar mejor los que haya en el interior de la taza, y luego pone en marcha durante unos segundos la bomba maceradora de expulsión, tras lo cual espera unos pocos segundos para que escurra al fondo lo poco que pudiera quedar en la taza y vuelve a poner la bomba maceradora durante un par de segundos más.

En Vetus, por ejemplo, el panel de control tiene 3 pulsadores, un click en el primero, llenará por unos segundo, el segundo vacía durante unos segundos y luego vuelve a inyectar algo de agua para dejar el retrete siempre con un poco de líquido evitando de esta forma la salida de posibles olores y un tercer botón pone en marcha la bomba maceradora durante todo el tiempo que mantengamos pulsado este botón.

Una vez reparada la placa, hemos recortado una tapa con PVC espumado, para cerrar la caja y evitar que posibles salpicaduras o gotas de agua puedan volver a estropear el circuito.

 

Esta secuencia o programa es lo que hace justamente la placa controladora, pero conozco algunos inodoros eléctricos de bajo coste que simplemente prescinden de esta programación y sencillamente debemos montar un pulsador de llenado y otro de vaciado. Esto puede ser mejorada de forma notable mediante programadores estándar que emulen estos funcionamiento o los modifiquen según el criterio que más nos guste. Todo ello por muy poco dinero...

Al pulsar estos botones, en realidad estamos pulsando unos micro-pulsadores que están soldados directamente en la parte posterior del circuito impreso. Ojo al volver a montar, pues por equivocación se puede montar del revés, lo cual crearía mucha confusión... ¡como nos ocurrió!

 

Reparar el controlador

Antes de decidir comprar un repuesto caro, o tirar por la calle del medio montando dos pulsadores y listo, o montando una solución intermedia mediante el uso de un par de temporizadores económicos que podremos configurar a nuestro antojo, debemos comprobar si podemos arreglar el controlador sin demasiado esfuerzo, tanto económico como en tiempo.

Este fue nuestro caso, ya que se veía claramente que el problema era la oxidación de una parte concreta del circuito impreso cuya oxidación había partido un par de patas de un circuito integrado. También observamos una pista en la parte inferior del circuito en mal estado. Con el polímetro vimos que efectivamente no tenía continuidad. Basta soldar un pequeño cable de tipo "Wire-wrapping" para arreglar el circuito.

Cara posterior de la placa. Se aprecian los dos tapones negros que empujan los dos micropulsadores. el cable amarillo sustituye a la pista oxidada. El LED central indicará que el controlador está activo.

 

El circuito integrado oxidado puede ser encontrado buscando en Internet. Para ello tomamos la referencia del circuito y buscamos en Google. En nuestro caso nos lo enviaron de China por 90 céntimos y 1,5 € de gastos de envío….

Pero ahora llega el trabajo complicado. Desmontar un circuito integrado en una placa de doble circuito requiere un soldador de aire caliente o una herramienta desoldadora. Debemos tirar del circuito impreso a sustituir, mientras aplicamos calor,  y una vez extraído comprobar las pistas de la parte inferior del circuito y las de arriba. Una vez limpiada la placa y con los agujeros listos para recibir el nuevo integrado, debemos recordar que las soldaduras deben efectuarse por las DOS caras.  Con un polímetro en función de continuidad comprobar que hay continuidad entre todas las soldaduras y las pistas a donde quieran que vayan. Conviene analizar el circuito (o sacar un par de fotos) para luego comprobar continuidades.

Desoldador por aire caliente utilizado con éxito para retirar el circuito integrado deteriorado. Se puede conseguir en Internet por unos 30 euros. Si te interesa y eres Socio Club Fondear, llama para asesorarte.

Todo este procedimiento requiere un poco de experiencia en electrónica, pero aunque parezca complicado y engorroso, no lo es, y en nuestro caso nos llevó del orden de un par de horas de trabajo para toda la reparación.

Por último hemos construido con PVC una tapa con salidas para el mazo de cables y el potenciómetro, para evitar que pueda volver a mojarse la placa controladora.

Sellamos con una tiras de cinta america y ya lo tenemos listo para probar.

 

¿Y si todo falla?

Cierto, pues no tendremos garantías de éxito. Para nuestra satisfacción, una vez instalado de nuevo en el barco, todo funcionó perfectamente, aunque tuvimos de desmontar y remontar, ya que por equivocación monté la placa impresa del revés, lo cual me tuvo unos minutos desconcertado, pues cada botón parecía hacer cualquier cosa menos lo previsible.

Cómo ya hemos dicho, tenemos todavía dos alternativas muy baratas. La primera consiste en montar dos pulsadores, uno de ellos para poner en marcha la bomba de entrada de agua y el segundo para activar la bomba maceradora de expulsión. Si estas bombas consumen más de 10 amperios, lo cual puede ser bastante normal, especialmente en instalaciones a 12 Voltios, lo suyo es que estos pulsadores activen sendos relés que a su vez sean los que controlen las dos bombas. Evidente.

Si los motores de las bombas son de poca potencia por ejemplo 200W, podemos alimentarlos cerrando el circuito directamente con un interruptor directo.

 

Emular el funcionamiento del controlador

Podemos montar dos o tres temporizadores por unas pocas decenas de euros, que hagan lo mismo que hacía el controlador o una secuencia parecida diseñada por nosotros. En nuestro caso hemos también investigado como resolver esta papeleta con el temporizador del que ya hablamos en otros artículos en Fondear y que permiten muchísimas aplicaciones interesantes en cualquier barco.

Para conocer de forma detallada como trabajar con ellos, puede leer el artículo que ya redactamos en su momento. En él describimos su programación y algunas aplicaciones muy útiles, como por ejemplo la temporización del botón de la bomba de la ducha que nos evitará tener que mantener apretado el pulsador mientras nos duchamos… (como ocurre con incomodidad en muchos barcos). click para ver reportaje

En el caso que nos ocupa, hemos decidido simular el panel de mandos de un ‘Vetus’ pero a un precio muy bajo. Tienen muchas más prestaciones, puesto que los temporizadores descritos son una virguería tecnológica, lo cual es como matar pulgas a cañonazos... ( pero no importa porque son muy económicos)

Para grandes amperajes es más recomendable cerrar el circuito con un relé dedicado cuya activación pase por el interruptor de control.

En el esquema que hemos implementado, con el primer temporizador se pone en macha la bomba de llenado del inodoro durante 3 segundos. El segundo temporizador hace lo mismo sobre la bomba maceradora que hemos decidido programarla en 5 segundos. La ventaja de poder cambiar los tiempos, es que dependiendo de cada barco este ajuste puede ser algo distinto y lo podremos dejar optimizado para nuestro inodoro y el circuito de tubos y desagües de cada barco.

Cuando pulsamos el botón de “Después del uso”, en realidad activamos (si así lo diseñamos) un tercer temporizador, el cual lleva un cronograma distinto de tal forma que una vez pasado el tiempo de vaciado, se activa durante un segundo la bomba de llenado para dejar algo de agua limpia en la taza del inodoro. Lo mismo que hace Vetus pero implementado por solo unos pocos Euros. Además, y como ya hemos comentado, hemos previsto un tercer pulsador que simplemente pone en marcha el vaciado activando directamente el relé sin pasar por ningún temporizador.

En Fondear hemos publicado otros artículos que describen en detalle el funcionamiento de estos temporizadores con los que pueden montar circuitos y lógicas de control muy potentes, para distintas soluciones en los barcos, pero por solo unas pocas decenas de euros y con muy poco esfuerzo.

 

Si decidiera emular el funcionamiento de un Tecma, debemos recordar que los temporizadores descritos son muy potentes y permiten implementar cronogramas con varios ciclos, lo cual es ideal para emular el funcionamiento de doble vaciado como ya describimos en el comienzo del artículo.

El modo 02 y modo10 de programación de estos temporizadores digitales disparan un ciclo de tantos segundos como hayamos programado, quedando en reposo una vez finalizado el ciclo. La diferencia entre el modo 02 y el modo 10 es que al dar corriente al circuito, en modo 02 se dispara un primer ciclo aunque NO pulsemos el botón de disparo. En modo 10 este primer ciclo al conectar el circuito a la tensión queda inhibido.

Si eres Socio Club Fondear, puedes encontrar estos temporizadores por poco dinero, y encontrar el asesoramiento que necesites para montar tu propio diseño.

 

En conclusión

Si lo que ha fallado es el controlador de su inodoro, lo primero es comprobar si se puede reparar por poco esfuerzo. Y si esto no fuera posible, sin lugar a dudas, lo suyo es montarse una placa con dos o tres temporizadores como hemos descrito, pues con ello tendrá una solución que es;

-          Mas económica. Del orden una décima parte (un temporizador cuesta del orden de 20 euros).

-          Más potente al poderse ajustar los tiempos de las bombas a sus necesidades.

-          Más independiente. En otras averías no dependerá de proveedores o recambios a precios excesivos.

Y si la reparación de su inodoro es debida a la rotura o mal funcionamiento de una bomba, siga conectado canal Fondear, pues en breve publicaremos otro artículo dedicado a la reparación de los inodoros eléctricos, pero dedicando la atención a la fontanería y a las bombas eléctricas, tanto la de llenado como a la maceradora. En el próximo artículo volveremos a hacer hincapié en atajar los precio de estos repuestos y como encontrar soluciones económicas y eficaces.

 

 

 

 

    Artículos relacionados:

      - Reparar tu inodoro

      - Temporiza tu barco

      - WC eléctico; plan "renove" para tu baño

      - Desatascar el depósito de Aguas Negras; trucos imprescindibles

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright    Fondear, S.L.