e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

 
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Cómo reparar su neumática

 

Está claro que cuanto más cuide de su neumática, más tiempo podrá disfrutar de ella. Pero a veces ocurre lo inevitable, y al subirla a bordo se engancha con algún herraje u otro objeto punzante. ¡Que desastre, hemos hecho un desgarrón!  Mucho más normal es el típico pinchazo del que nunca sabremos su procedencia. Conozca la forma más eficaz de reparar su neumática.

Es muy sencillo reparar los pequeños pinchazos de su embarcación auxiliar, ya sean en tejido Neopreno Hipalón o PVC. Al comprar una neumática nueva se suministra un kit de reparación con algunos parches de diferentes tamaños junto con un pequeño papel de lija y un tubito de disolvente. Si la neumática ya tiene algunos años, es posible que no disponga del famoso kit de reparación, pero afortunadamente puede ser adquirido en cualquier tienda especializada de náutica.

Debemos tener en cuenta que el material con el que está fabricada nuestra neumática puede ser de diferentes tipos, de  los cuales el más usual es el tejido de PVC en sus diferentes variedades a base de poliuretano y una malla de poliéster, o bien ser de tejido que combina el  Neopreno y el Hipalón. Para saber el tejido con el que está fabricado su neumática debe comprobar las costuras verticales del flotador.

 

Las "costuras" de la neumática

 

 

 

 

 

 

Llamadas incorrectamente "costuras" pues nada va cosido tal como se entiende por aguja e hilo. Las uniones de los tejidos se realizan en fabrica de forma manual con disolvente, mal llamado a veces pegamento, o mediante un sellado térmico que consiste en fundir de forma controlada las dos capas de plástico que de esta manera quedan totalmente soldadas. Con el Hypalon se utiliza la unión con disolvente, mientras que los tejidos de PVC se suelen unir mediante soldadura por calor.

Las "costuras" de hypalon se realizan montando un tejido sobre el otro, de modo que lo único que vemos es una línea de unión resultado de la primera capa del tejido que monta sobre la segunda. La unión térmica del PVC se realiza soldando una banda sobre las dos piezas de tejido a unir, reforzadas en la otra cara por otra banda interior hermética. Por esta razón veremos los dos bordes de la banda exterior.

 

 

 

 

El truco perfecto: Reparación inmediata

 

Cuando el pinchazo es verdaderamente eso, un pequeño pinchazo como el que se puede haber hecho por un estúpido alfiler, un anzuelo descontrolado o los pinchos de un erizo, existe un truco tan eficaz como rápido.

Una vez localizado el poro por donde se pierde el aire, pondremos una o varias gotitas de pegamento instantáneo del tipo “Super-glue” o cualquier otra marca que ofrezca pegamento del tipo cyanocrilato. Eso si, procure que el punto a pegar esté lo más horizontal posible para evitar ver gotear la gotita de pegamento instantáneo. El producto hará burbujitas mientras penetra un poco por el pinchazo, a la vez que disuelve y tapona el poro. El aire que cada vez escapa con menor facilidad irá secando el pegamento hasta que quede totalmente sellado. Si fuera necesario, ponga una segunda gotita de pegamento.

 

 

La limpieza de la neumática

No debemos utilizar detergentes agresivos, ácidos o disolventes del tipo alcohol, con base de silicona o mucho menos la acetona que se comerá sencillamente el tejido. Lo mejor es utilizar un jabón neutro y mucho agua dulce para arrastrar el polvo y las partículas de arena. Luego deje secar al aire libre.

A veces quedan manchas por culpa de la gasolina del depósito o grasa del fuebaborda. A veces el tejido de blanco toma una coloración amarillenta. No tenga demasiadas esperanzas en conseguir el color inicial, ya que la coloración se debe a la pigmentación que ha penetrado en el mismo material. Existen diversos productos limpiadores especializados para la neumática que desde luego limpian, pero no debe esperar milagros. No es como el gelcoat del casco de un barco que puede ser pulido y repulido hasta lograr el blanco brillante inmaculado del primer día. Sencillamente esto es imposible con el tejido flexible de una neumática. Sin embargo hemos visto algunos tratamientos a base de pinturas flexibles en algunas ferias en USA que no hemos tenido ocasión de probar y parecen prometedoras.

  

Cómo reparar los desgarrones y pinchazos

Lo primero que debemos tener claro es que no se puede arreglar en cualquier momento y de cualquier forma. Si llueve o el día es muy húmedo, si hace demasiado frío o demasiado calor, deberá esperar a tener unas buenas condiciones entre 18º y 25º y sin excesiva humedad en el ambiente, humedad por debajo del 60%.

Si estamos frente a un desgarrón el problema estará claro, pero los pinchazos, sobre todo si son pequeños, son más puñeteros de localizar. Para descubrir la fuga de aire debemos utilizar agua con un poco de jabón. Pasaremos la mano con esta solución por todas partes para ver rápidamente como se forman burbujas que delatan el pinchazo. Un bote de spray como los utilizados para pulverizar las plantas va fenomenal. En muchos casos la pérdida de presión proviene de la válvula y en este caso deberemos desmontarla y cambiar la junta tórica o toda la válvula.

Una vez localizado el problema, debemos limpiar a fondo la zona de trabajo y si es necesario, y sólo en esta zona, utilice el alcohol. Si se trata de un pinchazo marque con un bolígrafo o rotulador la zona, por ejemplo con un moneda que haga las veces de compás. Si se trata de un desgarrón, delimite la zona teniendo cuidado de rodear al menos por dos centímetros los bordes del roto. El tubito de disolvente contiene un producto que literalmente reblandece y llega a disolver la capa superficial del PVC. Al unirse el parche reblandecido a la superficie a reparar también reblandecida, se produce una unión de materiales muy parecida a la soldadura. Al evaporarse el disolvente, las dos piezas quedarán totalmente unidas. Esta es la razón por la que en algunos sitios hablan de soldadura en frío. Es una soldadura porque los materiales a unir se sueldan en uno solo. No ocurre lo mismo con los pegamentos y colas que depositan una capa de un nuevo material que hace las veces de “puente” de unión entre las piezas a unir, como por ejemplo ocurre con el pegamento de contacto.

Hemos dicho que al menos debemos tener 2 centímetros de parche alrededor del pinchazo, esto significa que como mínimo el parche debe ser de 4 centímetros de diámetro. Mejor recorte una pieza de 5 centímetros para más seguridad.

Antes de dar el disolvente, debemos lijar un poco la zona de unión dando unas pasadas con el papel de lija para conseguir eliminar cualquier resto de material envejecido o cristalizado y dejar al vivo el nuevo material de PCV situado bajo la superficie. Una vez aplicado el disolvente a la superficie del parche y también al tejido pinchado dejaremos que se evapore durante 5 minutos para que se reblandezcan ambas superficies.

Volveremos a aplicar disolvente y a dejarlo evaporar otros pocos minutos y entonces uniremos las piezas depositando primero cuidadosamente el parche y luego presionando con fuerza.

Finalmente lo apretaremos con una superficie dura, como por ejemplo la parte convexa de una cucharilla, haciendo giros en espiral desde el centro hacia fuera.

No deje el disolvente al sol ya que además de evaporarse, desprende vapores nada recomendables para el ser humano.

Deje que se seque y evapore el disolvente durante al menos 6 ó 12 horas. Mejor espere al día siguiente o deje pasar un día entero. No ponga la reparación al sol con la esperaza de acelerar el proceso de secado ya que podría estropearla. Tampoco deje que se moje, aunque esto sería menos grave.

 

 

Artículos relacionados:

   - Mantenimiento de la neumática

   - La auxiliar puede ser muy peligrosa

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2008    Fondear, S.L.