e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 
   Volver Menú Infonautic

2.012

 

 
 
 

     
 

Seguros para megayates; de la A.... a la Z

 

Al crecer la eslora aumentan las necesidades de cobertura. Los grandes yates tienen asignados tripulación con capitán y marineros sujetos a contratos laborales y a seguros médicos que deben dar cobertura a la tripulación en los distintos países en donde naveguen.

Este tipo de barcos suele navegar en diferentes rincones del mundo en donde rigen leyes distintas con diferentes responsabilidades civiles. En muchas ocasiones las embarcaciones auxiliares de estos lujosos barcos superan el precio normal de un barco normal de recreo, y la casuística para estar bien cubiertos se hace

más compleja. El valor de un yate de 20 metros de eslora puede ser de 1 a 3 millones de Euros, y crece rápidamente al aumentar la eslora. Por ejemplo un gran yate de 45  a 50 metros de eslora puede costar del orden de 20 millones de euros.

El valor de un gran yate es tremendamente alto y por ello hay que prestar mucha atención al seguro náutico para que cubra el costo del yate así como todos los riesgos asociados a su navegación. Si en una póliza normal el broker náutico es una figura aconsejable, pues por volumen contratado de pólizas, suele conseguir precios más atractivos, en la contratación del seguro para un megayate, la figura de un broker experto en seguros náuticos para grandes esloras es casi imprescindible pues nos conseguirá adaptar una póliza específica a nuestras necesidades.

Un broker experto en megayates es mucho más que un especialista para este tipo de seguros. Será nuestra persona de confianza en la que podremos apoyarnos el día que tengamos que recurrir a la indemnización de un siniestro, que en bastante ocasiones conlleva toda una casuística en como presentar la indemnización.

La póliza global de un seguro para un gran yate debe cubrir naturalmente el valor de barco y sus elementos complementarios, como pueden ser una moto de agua o una lancha auxiliar. Pero además deberá cubrir la responsabilidad civil derivadas de las acciones de la tripulación. Imagine que durante un atraque, su marinero lanza una eslinga que golpea con fuerza contra un aficionado que por allí paseaba. El daño debe estar cubierto, como también debe estar cubierto que su capitán caiga enfermo y necesite atención sanitaria urgente mientras navega por las Antillas o las Islas Griegas.

Debemos estar también cubiertos frente a los riesgos derivados de practicar esquí acuático o de arrastrar un juguete con la motora, o para por ejemplo, participar con un gran velero en una regata en Baleares. Pero existen muchos riesgos en los que no pensamos con un pequeño barco y que ciertamente existen cuando viajamos en un gran yate, como son los que podríamos ocasionar por polución, daño ecológico, choque contra instalaciones, o remoción de restos en el caso de un gran siniestro que diera por perdida nuestra embarcación.

 

Protección e Indemnización

Conocidas comúnmente como  P&I, permiten cubrir las necesidades derivadas de la contratación de nuestra tripulación. Las pólizas de seguros, con independencia de la compañía contratada pueden ser suscritos por dos caminos bien diferentes.

Las pólizas de los barcos de recreo que contrata cualquier compañía, son a su vez cubiertas por otras entidades que a su vez aseguran el riesgo en otras compañías de reaseguro. Pero también existe un segundo camino, basado en mutuas aseguradoras, cuyos dueños finales son los clientes que contratan las pólizas.

A este segundo tipo de pólizas pertenecen las P&I que son gestionadas por una red de expertos distribuidos por todo el mundo. Su filosofía es la de ofrecer un servicio eficaz capaz de dar respuesta a nuestras reclamaciones de forma rápida y eficaz. Por esta razón, cada vez más armadores de megayates contratan este tipo de pólizas de protección e indemnización pues en caso contrario tendrían muchas contingencias no cubiertas.

Cuando un yate navega por ejemplo en el Caribe durante el invierno y en el Mediterráneo durante el verano,  la cobertura tanto del barco como de su tripulación debe asegurar una eficaz respuesta con independencia del país en el que se pudiera producir el siniestro. Para ello es necesario una red de colaboradores que trabajen en los diferente países.

 

Asegurar a la tripulación

 

Cada país suele requerir un grado diferente de cobertura a los trabajadores contratados. Dependiendo del abanderamiento del barco la contratación de la tripulación regirá según diferentes contratos.

 

Los seguros médicos asociados puede hacerse notablemente caros para que tengan cobertura en diferentes zonas de navegación y los armadores necesitan una solución global y con un coste económico ajustado.

 

 

 

Contratar una póliza eficaz

Al buscar una póliza que nos deje dormir tranquilos, debemos buscar coberturas para el propio barco, adaptar las coberturas para cubrir los daños a los tender y juguetes de agua, asegurar los daños personales que puedan sufrir los miembros de tripulación profesional, con consecuencia del desarrollo de su actividad profesional, cubrir los accidentes a ocupantes y tripulación, asegurar la responsabilidad civil de las personas que trabajan a bordo y tener presente que tanto nosotros como nuestro capitán o marineros pueden ponerse enfermos en cualquier lugar.

1.       Póliza de daños sobre el Megayate.

2.       Pólizas combinada de daños para la embarcación auxiliar y los” juguetes” de agua.

3.       Póliza de Protección e Indemnización (P&I).

4.       Póliza para los Accidentes de los ocupantes invitados a bordo.

5.       Póliza que cubra a los tripulantes profesionales.

6.       Póliza de Gastos médicos mundial para los tripulantes profesionales.

 

 

Daños para el Megayate - Póliza de Casco

Dependiendo si se contrata póliza de P&I o no, estas pólizas incluirán garantías de Responsabilidad Civil (RC). Cabe reseñar que este tipo de yates demandan límites en RC superiores, por eso éstos podrán llegar a ser de 7.500.000 € que a su vez podrán complementarse con el P&I si es que el armador decide contratarlo.

Hay varios condicionados para cubrir los daños de la embarcación, ya sea su pérdida total o sus averías particulares. El más común podrían ser las Institute Yacht Clauses (IYC), pero también puede ofertarse las American Yacht Form R12.

En ambos casos los riesgos cubiertos incluyen los Riesgos de Mar en general, Colisiones con objetos fijos o flotantes, instalaciones portuarias, otras embarcaciones, Incendio, Explosión, Varada, Embarrancada, Hundimiento, Fenómenos de la naturaleza, Piratería, Actos vandálicos, Robo de la embarcación o de sus accesorios.

En la póliza del “casco” se deben incluir las garantías necesarias para los megayetes como son la Defensa jurídica, Reclamación de daños y adelanto de indemnizaciones, Reembolso de gastos de salvamento y rescate, Remoción de restos y la extensión de “Guerra y Huelgas”.

Al navegar por todo el mundo, los grandes yates necesitan ampliaciones especificas del ámbito de cobertura geográfico, ya que a sus Armadores les gusta navegar en diferentes zonas del mundo en busca de nuevas experiencias. En este caso es necesario extender la cobertura geográfica. Hay cláusulas especiales para este tema como Las Institute Warranties que dan cobertura mundial con ciertas limitaciones.

 

Daños para las embarcaciones auxiliares, tenders o dinghis

Es normal que el valor de la embarcación auxiliar de un MegaYate supere en ocasiones los 30.000 o 50.000€. Muchos llevan además una o varias motos de agua o incluso una potente motora que puede llegar a costar cifras aún mayores.

En estos casos, lo mejor es suscribir una póliza individual para este tipo de embarcaciones. Aconsejamos que la póliza esté suscrita con condiciones inglesas IYC y que cubra un importe adecuado a la eslora de la embarcación auxiliar así como las garantías de Reclamación de daños y adelanto de indemnizaciones, Reembolso de gastos de salvamento y rescate y la Remoción de restos.

En otros casos, las garantías pueden ser incluidas directamente en las propias pólizas del Megayate, eso si, acomodando las cifras de franquicias al valor de estas embarcaciones, de lo contrario las franquicias propuestas para la embarcación principal serían demasiado elevadas para cubrir alguna avería particular que pueda sufrir el tender.

 

Póliza de Protección e Indemnización (P&I)

Al igual que lo hacen los buques de transporte de mercancías, los pesqueros o los buques de pasaje o cualquier otra embarcación o navío con fines lucrativos o comerciales, algunos Yates de grandes esloras cuentan con tripulación profesional y los armadores de éstos necesitan tener contratadas coberturas de Responsabilidad Civil Patronal para cubrir posibles reclamaciones por daños personales de sus empleados..

Además de dar salida a dicha necesidad, las pólizas de P&I también dan coberturas adicionales que la mayoría de pólizas de yates no cubren, como es la RC por contaminación o el Salvamento de vidas humanas. Todo esto con límites de cobertura infinitamente superiores a los que da cualquier póliza de yates.

Lo ideal es contar con la colaboración de uno o varios Clubs de P&I del grupo Internacional como  lo son Shipowners, British Marine, Sunderland Marine, etc… Así nos aseguraremos una respuesta eficaz y rápida en caso de necesidad. Por ello es necesario que el broker con el que contratemos las coberturas y la póliza global de nuestro yate tenga experiencia en este tipo de contrataciones.

Además de las coberturas de P&I debemos asegurar diferentes coberturas que aseguren nuestro Megayate frente a posibles reclamaciones de terceros derivados del uso y de la propiedad de nuestro yate, así como las coberturas de indemnización que podamos exigir cuando alguien nos origine un daño.

Coberturas de protección:

-          Responsabilidades derivadas del abordaje.

-          En relación con los tripulantes.

-          Pasajeros.

-          Supernumerarios (familiares, técnicos reparadores, invitados a bordo).

-          Terceras personas (visitantes del buque, estibadores, transeúntes).

-          Polizones, refugiados

-          Salvamento de vidas humanas.

-          Daños a cuerpos fijos o flotantes.

-          Daños a buques sin haber existido contacto alguno.

-          Remoción de restos hundidos.

-          Remolque (tanto como remolcador/ TUG como remolcado TOW).

 

Coberturas de indemnización

-          Multas de aduana, inmigración, u otras instituciones estatales o locales.

-          Gastos incurridos por orden de la Administración.

-          Gastos de cuarentena.

-          En relación con el contrato de remolque del buque inscrito.

 

En general las P&I cubren riesgos de responsabilidad civil que no cubren las pólizas de cascos con límites que pueden llegar hasta los 500 millones de dólares.

 

 

 

Póliza de Accidentes para los ocupantes

Debemos aconsejar la contratación de una póliza complementaria de accidentes para los ocupantes del yate que no tengan ninguna vinculación contractual con el armador. Nos referimos a invitados o miembros de la familia del armador. Se podrán contactar diferentes límites de cobertura para las garantías de Fallecimiento, Invalidez o Asistencia sanitaria por accidente.

 

Póliza de Accidentes para los tripulantes profesionales

Como complemento al P&I, nuestro Broker especializado nos podrá ofrecer una póliza específica de accidentes para los tripulantes profesionales del yate (Capitán, Ingeniero, Marinería, Cocinero, Camareros, etc..).

Del mismo modo se podrán contactar diferentes límites de cobertura para las garantías de Fallecimiento, Invalidez o Asistencia sanitaria por accidente.

 

Póliza de Gastos médicos mundial para los tripulantes profesionales

Cuando el barco navega por diferentes rincones y mares del mundo es necesario contratar un seguro médico eficaz que cubra las posibles enfermedades y problemas médicos de su tripulación. Un buen Broker podrá ofrecerle la colaboración con un seguro médico mundial.

La aseguradora debe ofrecer cobertura a nivel mundial, prestando un servicio de tramitación de siniestros rápido, flexible, seguro, y en varios idiomas, las 24 horas del días. Otra ventaja es que la cobertura es válida a bordo del yate y en tierra, tanto durante el horario laboral como en el tiempo libre.

Se  puede dar de alta o de baja a los miembros de su tripulación de una manera sencilla, sin necesidad de rellenar extensos formularios de contrato.

 

   Artículos relacionados:

      - Lo que nunca le preguntó a su seguro

      - Seguros Náuticos

      - Hacer un seguro náutico en tiempos de crisis

      - Trucos para obtener el mejor seguro náutico

      - Calcule su seguro

      - Antología del disparate.... marinero

      - ¿Cómo contratar un buen Seguro Obligatorio para barcos?

      - Seguro "Póliza Express"; hazte el seguro al instante

      - Pupilaje de nuestra embarcación; el seguro

 

 


 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2012    Fondear, S.L.