e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

..
   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

Vela o Motor, ¿Por cuál decidirse?

 

Para aquellos que estén pensando en la primera adquisición de un barco y aún no lo tengan claro si lo suyo es la vela o el motor, intentaremos arrojar algo de luz en tan importante decisión. Pero no sólo los que se inician en la náutica de recreo  deben tomar esta decisión. Conocemos armadores que se cambian de "bando" por diferentes motivos. ¿Cuáles son...?

La decisión es importante pero no definitiva, pues para eso está el mercado de segunda mano. Sabemos de armadores que toda la vida han tenido velero y que pasados muchos años se pasan al motor. Ya han navegado por todo el Mediterráneo y parte del mundo y ahora necesitan un barco más pequeño y más sencillo de manejar y mantener. En el caso contrario conocemos a más de un armador que tras tener un barco de motor se decide por cambiar a un velero y disfrutar de las ventajas que ofrece la navegación en silencio a vela sin límites de autonomía. Unos pasan de la vela al motor, otros de los yates a catamaranes de vela, otros aficionados a la vela deciden quitarse el monocasco definitivamente por los catas... ¡La cosa no está nada fácil!

 

Motor: Ventajas y desventajas

 

Si tuviéramos que definir la principal característica de las embarcaciones a motor en una sola palabra, esta sería “combustible”.  y cuanto más potentes y rápidos sean los barcos más tendremos que tirar de "visa". Los barcos a motor precisan de más seguimiento y mantenimiento para garantizar su perfecto estado de salud que recaerá en manos de un especialista. Por otro lado si lo que deseamos es navegar grandes distancias debemos tener muy presente la autonomía y la necesidad de repostar. Cuando navegamos a motor las distancias parecen acortarse y es que navegara vela es sobre todo para los que no tienen ninguna prisa.

La navegación a motor resulta mas sencilla pues desaparecen las complicadas maniobras y no requiere la presencia de un importante número de tripulantes, todo esto la convierte en ideal para los que no disponen de mucho tiempo libre pues permite desplazamientos de un sitio a otro a mayor velocidad y sin necesidad de complicados preparativos.

 

Vela: Ventajas y desventajas.

La vela nos ofrece una total independencia, y la capacidad de "perdernos" en el mar y en la naturaleza durante largas temporadas. Pero para ello  es necesario mayor preparación técnica –obtenida tras muchas horas de práctica- así como la ayuda de una tripulación mínima en función de la eslora. No menos importante es el factor de la meteorología pues pasa a jugar un papel importante en la navegación a vela principalmente por dos razones, el primero y fundamental es el conocimiento del viento y el segundo es debido al tiempo que se ha de invertir en cada singladura.

Por último el mantenimiento de un barco a vela suele conllevar mayor complejidad a pesar de la simplicidad de su motor por cuanto se han de revisar la jarcia, velas, acastillaje y cabullería. Pero al superar estos inconvenientes podremos disfrutar plenamente de la libertad y tranquilidad que nos proporciona el viento.

 

BARCOS A MOTOR

 

Si su elección ha sido el motor la siguiente decisión deberá ser bajo que condiciones de mar navegaremos. Hay carenas más o menos marineras y dependiendo del estado de la mar que debamos afrontar normalmente, debemos elegir el tipo de casco y la eslora mínima necesaria para que nuestra navegación sea cómoda y segura.

 

 

Para el caso de navegar en el Mediterráneo deberemos elegir una carena en V y una buena eslora. A medida que se distancian las crestas de las olas se minimiza el problema de la carena. Otro factor condicionante a la hora de elegir un barco a motor es la velocidad de navegación. También se debe tener claro si haremos navegación diurna o por el contrario realizaremos cruceros que impliquen pasar la noche a bordo.

Otro factor relevante será el número de tripulantes que nos acompañaran en la navegación por cuanto de ello dependerá la distribución interior y el número de camarotes necesarios.

Por último la zona de navegación será la clave para la elección del barco, la duración de nuestras navegaciones, los recorridos habituales de las singladuras, el estilo de navegación –rápida o tranquila-.

 

BARCOS A VELA

 

Para la elección de un velero, la eslora jugará también un papel muy importante por cuanto de ella dependerá no sólo su habitabilidad sino de forma muy directa también su comportamiento y los gastos tanto de la adquisición como del mantenimiento anual.

 

El incremento de eslora se traducirá en un menor movimiento del barco, más velocidad e indudablemente mayor comodidad. Si bien todas estas premisas se pueden volver en su contra por cuanto a mayor eslora mayor presupuesto, tanto en el barco como en el amarre y mantenimiento. Hay que refrán francés que dice "petit bateau, petit probleme" y que es muy cierto y más sabio de lo que en un principio podríamos pensar. A este respecto debemos saber que hay mucha gente que se ha cruzado el atlántico en barcos de 7 metros y por tanto no hacen falta grandes esloras para vivir la mar. Digamos que una eslora de 11 a 13 metros es perfecta para muchos armadores pues ofrece una habitabilidad muy digna sin permitir que los gastos y costes de mantenimiento se disparen.

La zona de navegación, la meteorología y número de tripulantes que normalmente irán a bordo son datos fundamentales para acertar en la elección del velero.

La vida a bordo supone la convivencia en un espacio reducido por lo que la habitabilidad juega un papel fundamental. A partir de los 30 pies los modernos diseños garantizan una perfecta distribución interior que facilitará la vida a bordo.

Pero para cada vez más aficionados, los catas son una elección perfecta por su elevada gran habitabilidad, escaso calado y facilidad de maniobra, aunque cuesten mucho más dinero que los monocascos, ciñan mucho peor y los amarren resulten prohibitivos! De nuevo hay opiniones para todos los gustos. Conocemos aficionados que tras tener 20 años monocascos se han pasado al cata de forma definitiva. Pero también sabemos de otros para quienes el cata no es nada convincente y que jamás pensarían en un catamarán como su barco de vela.

Cada uno debe hacerse con su respuesta y en nuestro caso, la pregunta de vela o motor es capciosa y molesta como preguntar a un niño a quien quiere más, si a papá o a mamá... Disfrutamos las dos tanto o más que la otra y lo mejor si puede es ¡tener uno de cada! Y aún a riesgo de ser tachados de reaccionarios e inconformistas... ¿Se ha planteado usted la moto de agua, las nuevas y perfectas motos de agua?  Lea el siguiente interesante artículo al respecto; (artículo), y si puede, sencillamente elija NO elegir.

 

Artículos relacionados:

   - Documentación en la compra de un barco

   - Impuestos en la compra de un barco

   - Gastos en la compra de un barco

   - Matrícula de embarcaciones

   - Solicitud de matrícula

   - Listas de Registro de Embarcaciones

   - Marcado CE, el DNI del barco

   - Seguros náuticos

   - Hipoteca naval

   - Hipoteca naval vs Préstamo naval

   - Monocasco o Catamarán ¿Sabría decidir?

   - Equipo de seguridad

   - Botiquín Tipo C

   - Botiquín Tipo Balsa

   - Electrónica e Instrumentación

   - Electricidad y energía

   - Equipamiento

   - Regulación de las radiocomunicaciones marítimas

   - Documentación imprescindible a bordo

   - Zonas de navegación

   - Normas de vertidos

   - Titulaciones náuticas


 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190          info@fondear.com 


© Copyright 2010.    Fondear, S.L.