e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

     
   

 

2014

   Volver Menú Infonautic
 
 

     
 

El problema de los barcos abandonados

 

 

Por desgracia es muy normal localizar en todos los puertos deportivos barcos abandonados por sus dueños por falta de recursos económicos para ponerlos al día, revisarlos y tenerlos correctamente mantenidos. A todos esto se le suman al armador el valor de las deudas que genera el barco en concepto de amarre impagado y otras tasas portuarias.

¿Qué hacer con los barcos abandonados en los puertos? Cada vez son más, aproximadamente unos 15.000 en toda EspañaAl final, el armador decide desentenderse de su barco y desaparecer para siempre, pues en muchos casos el valor del barco es inferior al de las deudas contraídas. 

 

En ese deplorable estado, con las colas y motores destrozados por falta de mantenimiento, con el casco horriblemente envejecido, y muchos sistemas estropeados, el valor del barco es muy inferior a lo que se le debe a la Marina deportiva o al club náutico.  Además en este estado el barco es virtualmente invendible dada la actual situación del sector, la oferta del mercado y de la crisis económica.

Pero el barco sigue registrado a su nombre y aunque con deudas cada vez mayores, seguirá siendo legalmente suyo “persecula seculorum”. El puerto deportivo no puede disponer de un bien que no es suyo por muchas deudas que tenga este armador, siendo necesario pleitear en los tribunales para que finalmente pasados los años se procediera a un embargo en la mayoría de los casos, inabordable por los costes judiciales y las enormes demoras que todo ello genera en el tiempo.

Mientras tanto el barco se sigue destruyendo inexorablemente y lo que es peor…. Ocupando una plaza de amarre que, en algunos casos, llega a ser muy costosa para el puerto deportivo o para aquellas marinas que tienen demanda de plazas durante los meses estivales como ocurre por ejemplo en las Islas Baleares.

 

Respuesta de ANEN y FEADPT

Son muchos los que reclaman a la administración soluciones que permitan agilizar estas situaciones. Con los coches abandonados en las grandes ciudades ya se solucionó el problema desde hace años. El ayuntamiento pone una pegatina de colores fosforitos en el parabrisas, y si pasados un par de meses no la retira el dueño y este sigue sin moverse…. Llega la grúa que se lo lleva al desguace. El propietario pierde automáticamente todos sus derechos sobre el vehículo. Una solución lógica, eficaz, correctamente legislada y muy ágil…

Resolver el creciente problema que acarrea el abandono de embarcaciones de recreo en puertos y otras instalaciones náutico-deportivas es una de las necesidades urgentes para el sector náutico. Las medidas han de venir tanto por la vía estratégica, con soluciones técnicas, como por la vía legislativa, con la actualización del marco normativo que regule esta práctica y a la vez impulse la renovación de la flota nacional de embarcaciones de recreo.

 

¿Por qué no se hace algo parecido con los barcos abandonados?

Los equipos técnicos y la gerencia de los puertos se encuentran sin medios y sin respaldo administrativo y legislativo para hacer frente a esta situación que, además de ofrecer una deplorable imagen de cara a los usuarios y al turista náutico, puede suponer un peligro para la seguridad del puerto.

La realidad actual es que no existe un marco legislativo que regule de forma eficiente y ágil la retirada y reciclaje de las embarcaciones de recreo en desuso u obsoletas, pues los procedimientos vigentes son tediosos y no ofrecen soluciones eficaces.

En la mayoría de los casos el propietario de la embarcación sin recursos para deshacerse de su viejo barco, opta por el abandono. En este sentido, la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) y la Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos (FEAPDT) han sumado sus esfuerzos para solicitar a la  Administración una actuación urgente que solvente esta preocupante situación.

Por una parte, ambas entidades reclamarán al Ministerio de Industria planes paralelos a los que se han adoptado para el sector del automóvil, como el plan PIVE, cuyos resultados en ventas y dinamización del mercado ya se han dejado sentir con datos fehacientes.

Por otra, en lo que se refiere a la regulación de las embarcaciones abandonadas, se ha propuesto tanto al Ministerio de Justicia como a la DGMM un procedimiento extrajudicial (de jurisdicción voluntaria) que permita, con la sola intervención notarial, proceder a la subasta pública de las embarcaciones abandonadas o morosas sin tener que acudir a nuestros tribunales de justicia. Esta propuesta cuenta también con el respaldo del Consejo Notarial a nivel estatal.

De esta forma, los depositarios de embarcaciones abandonadas podrían recuperar directamente los gastos y deudas originados a través de la venta en pública subasta de la embarcación, o bien proceder a su desguace y baja registral, pudiendo repercutir estos costes al armador y agilizando el proceso.

Otra de las cuestiones en las que trabajarán ambas patronales consistirá en la elaboración de un control de la flota de embarcaciones de recreo actualmente en activo en nuestras costas, e inscritas en el Registro Marítimo Español. Para ello, se contará con la estrecha colaboración de la  DGMM.

 

   Artículos relacionados:

      - Reciclar los barcos

      - Deshacerse de los barcos obsoletos


 

 

 

 

 

 

Tel: +34 91-6319190        info@fondear.com 


© Copyright 2014    Fondear, S.L.